Un gol en propia le da el billete para cuartos a los 'hornets'
Fuente: watfordfc.com

Tarde desapacible en el noroeste de Londres. Lluvia fina cubría el césped del Vicarage Road, un día más llenado por hinchas 'hornets' y 'whites'. La ciudad del distrito de Hertfordshire se preparaba para vivir este choque en busca del billete que les clasificaba para los cuartos de final.

Quique Sánchez Flores realizaba numerosas rotaciones en su once, con un ojo en la Premier. Pantilimon sustituía a Gomes en la portería; el charrúa Britos reemplazaba a Prödl; en el lateral izquierdo, Ake se quedaba fuera en lugar del heleno Holebas; en la sala de máquinas, Mario Suárez entraba en sustitución de Behrami; y el máximo artillero del Watford, Ighalo, se quedaba de inicio en el banquillo, entrando Abdi en el once. Mientras que, Evans, el míster del Leeds United, apostaba por un once de garantías en busca de la clasificación. 

Tostón en los primeros 45 minutos

La primera ocasión llegaría cerca de los cinco minutos. Sería por inmediación de un testarazo del uruguayo Britos, que salía por encima de la portería defendida por Silvestri. Pero ésta sería la única acción destacable de la primera mitad. Ninguno de los dos equipos fue capaz de penetrar en la defensa rival y encontrar espacios para llegar al área.

Los de Quique lo intentaban vía Capoué y Abdi, los más activos de estos primeros 45 minutos. Sin embargo, no obtendrían recompensa alguna, ya que sus disparos o eran taponados a última hora, o salían muy desviados. Los de Evans por su parte, sobresalía Diagouraga. El jugador galo ejecutó una buena jugada en campo rival que, finalmente, no acabaría en nada.

Watford, el único en levantarse de la siesta

La segunda parte empezaba con mejor ritmo por parte de los locales. Los 'hornets' se activaron y comenzaron a acosar la portería del Leeds. Deeney realizó una gran maniobra cerca de la meta de Silvestri, pero Wootton, protagonista de la siguiente jugada, acabaría despejando con el pecho. En la siguiente acción, Watson colgaba el cuero al corazón del área aunque no encontró rematador, pero Wootton despejó mal y, tras golpearle el balón en la rodilla, batía a su propio portero colocando el 1-0 en el lumino del Vicarage Road. 

Tras reanudarse el partido, Abdi recuperaba un balón en el centro del campo, y tras conducir y llegar al balcón del área, tumbaba a Bellusci con un amago, y su disparo terminó saliendo por encima del larguero. Posteriormente, Capoué empujaba un centro de Amrabat al fondo de las mallas, pero se lo invalidaban por una falta anterior, un tanto polémica, de Deeney sobre un zaguero 'white'. Hasta ese momento, sin noticias del Leeds en ataque. Sería en el 64' el primer disparo entre los tres palos de los visitantes. Bridcutt soltaba un zapatazo desde el borde del área, pero el rumano Pantilimon atrapaba el cuero sin problemas.

El partido moría y Capoué perdonaba una clara ocasión para sentenciar el partido. No sería así, ya que tras pecar de egoísta, se la jugaba individualmente y su disparo salía por encima del travesaño. Se llegaba así al final del partido, con la clasificación del Watford para los 'cuartos' de la FA Cup. Un encuentro en el que mejor no haberse levantado de la siesta. 

VAVEL Logo