El Sunderland manda a su eterno rival a segunda
Los jugadores del Sunderland celebran uno de los goles que permiten la permanencia del equipo (Foto: Daily Mail)

El Sunderland aseguró una victoria que puso los pelos de punta al Estadio de la Luz. El equipo de Sam Allardyce renueva su estatus de categoría Premier League una temporada más por décima vez consecutiva.

El trío atacante de los gatos negros acaparó los titulares el pasado fin de semana cuando el Chelsea se vio sorprendido en Wearside, pero la defensa tomó la batutra en una noche para recordar para Patrick van Aanholt, que abrió el marcador antes de que Lamine Kone asumiera el protagonismo del encuentro.

El holandés Van Aanholt estuvo en peligro de ser reemplazado después de recibir un golpe temprano, pero él se sacudió el polvo de las botas y recuperó el tono con un tiro libre que fue aparentemente facilmente atajado por la grada sur.

Los aficionados del Sunderland celebran el descenso del Newcastle (Foto: Daily Mail)

Una volea imparable de Kone tuvo como consecuencia que los gatos negros se adentraran en el tunel de vestuarios en el descanso con una ventaja de 2-0, y cualquiera de los nervios finales de los años anteriores se evitaron felizmente gracias a oportunistas de corto alcance como fueron los defensas en los momentos cruciales del choque.

Las ocasiones siguieron cayendo en el olvido ya que ambas partes rechazaron un final abierto y lo sustituyeron un mar de éxtasis de color rojo y blanco. Pero nada podría estropear esta ocasión para Wearside, que se vio tan exultante de júbilo que le reverberación de los tambores se escuchaba constantemente.

Sabían los de Sam Allardyce que un triunfo esta noche en el Stadium of Light los mantendría una temporada más en la Premier y mandaría a segunda división al Newcastle de Rafael Benítez y al Norwich, que hoy pudo con el Watford (4-2), pero su victoria resultó estéril.

En cuatro minutos fantásticos, del 38 al 42, el Sunderland dejó prácticamente sentenciado el choque merced a los tantos de Van Aanholt y Koné. Los locales certificaron la goleada y la permanencia con un nuevo tanto del central marfileño a los diez minutos de la reanudación. 

El Sunderland continuó presionando en busca de un cuarto tanto ante un aluvión de cambios se llevó a cabo en la segunda parte del partido. Sin embargo, los black cats se acercaron a la meta con un resorte en su paso.

Los gatos negros ya están seguros. Y su máximo rival, el Newcastle de Benítez, ya es equipo de Championship.

VAVEL Logo