Los peligros de Rusia
Dyzuba, la referencia ofensiva de los rusos. Foto: foxsports.com

La Eurocopa 2016 ya está en marcha. Y la selección inglesa va a empezar su andadura en esta competición esta noche, donde se va a enfrentar a Rusia en el Stade Velodrome, situado en la ciudad de Marsella.

Después de clasificarse como segundos de grupo en la fase previa de clasificación de esta competición –aunque vienen inmersos en una mala dinámica en los partidos amistosos, pues han perdido dos partidos consecutivos- no va a ponerle las cosas fáciles al conjunto de Hodgson, pues es un equipo muy peligroso, ya que es difícil defenderle.

Los centrales, a vigilar a Dzyuba

Artem Dzyuba es la gran referencia ofensiva de la selección rusa. Es un “9” nato, con una gran capacidad goleadora –ha anotado 23 goles esta temporada con su equipo, el Zenit de St. Petersburgo- y destaca sobre todo por su juego por arriba. Con 194 centímetros de estatura, Dyzuba es capaz de rematar todos los centros que le llegan desde las bandas.

Parar al delantero ruso no será tarea fácil, pero Cahill y Smalling, los más que probables centrales titulares en este primer partido de la Eurocopa, van a ser los encargados de vigilar al dorsal 22 de Rusia a través del juego aéreo.

La estatura no será ningún problema. El jugador del Manchester United mide 1.92, y el central blue mide 1.93. Tampoco van mal en el juego aéreo, pero deberán estar atentos en todo momento a la posición del ariete ruso para que no les gane la posición y remate a placer. Si Smalling y Cahill están bien y saben cómo parar a Dyzuba, las posibilidades de anotar gol del conjunto de Slutski quedaran altamente reducidas.

Dzyuba, un peligro de cabeza. Foto: Getty Images
Dzyuba, un peligro de cabeza. Foto: Getty Images

Los extremos

Otra forma de evitar que Rusia marque es impedir que jueguen por la banda. Los rusos van a intentar en la gran mayoría de las jugadas pasarle el balón a alguno de los dos extremos, ya sea Kokorin o Shatov, y que estos le centren el balón a Dyzuba.

Los laterales tendrán que parar a los extremos rusos, y también deberán vigilar sus internadas por banda, pues en una contra estos dos jugadores pueden ser letales. Walker, el lateral derecho, va a tener que moderar sus subidas para no dejar espacio en la banda, y tendrá la difícil tarea de valorar cuando es un buen momento para participar en el ataque de su selección.

Además de esto, la defensa inglesa deberá ser contundente, pues las segundas jugadas pueden condenar a los de Hodgson.

Kokorin celebrando un gol con Rusia. Foto:Goal
Kokorin celebrando un gol con Rusia. Foto:Goal
VAVEL Logo