Golpe a la historia: Perú elimina a Brasil con gol polémico en los minutos finales
Raul Ruidíaz anotó el polémico gol que le otorgó la clasificación a Perú y, de paso, dejó en el camino a Brasil. (Foto: Timothy A. Clary - AFP)

Una epopeya. Una gesta sin proporciones. Una injusticia tan grande como la mano de Diego Maradona en el Mundial de México 1986.

Hay muchas formas de caracterizar lo que sucedió en el Gillette Stadium de Boston en la madrugada del domingo, pero lo concreto es que Perú ganó por 1-0 a Brasil y lo eliminó de la Copa América Centenario.

Los de Dunga eran los favoritos para ganar el Grupo B y se quedaron fuera, mientras que nadie apostaba por el elenco alternativo de Perú y finalmente los de Ricardo Gareca acabaron ganando el grupo gracias al gol de Raúl Ruidiaz durante el segundo tiempo.

Brasil dominó el partido desde un comienzo

El conjunto conducido por Dunga tomó el control del partido desde el pitazo inicial del árbitro uruguayo Andrés Cunha. Brasil comenzó atacando por las puntas con la velocidad de Dani Alves y la creatividad de Philippe Coutinho, pero no estuvieron precisos en la puntada final. Las mejores ocasiones corrieron por parte de Willian y el mismo Coutinho, pero las impresiciones y la buena actuación del portero Pedro Gallese impideron que La Selecao marcara el primer gol.

¿Y Perú? Utilizando una actitud muy defensiva, el conjunto incaico no inquieto la puerta defendida por Alisson en todo el primer tiempo. Las mejores aproximaciones corrieron por cuenta de Paolo Guerrero y Edison Flores que sufrieron faltas que bien podrían haber sido sancionadas como penalti, pero nada más allá de eso ya que Guerrero estaba demasiado solo en ofensiva como para ganarle algún duelo a Gil o Miranda.

Párrafo aparte merece la actuación de Cunha en el partido. Al árbitro uruguayo le quedó grande el partido y tuvo un criterio bajísimo con las faltas cerca del área ya que podría haber cobrado penales para ambos equipos.

Perú aprovechó su única oportunidad en el partido

Gareca no quedó contento con la actuación de su escuadra durante el primer tiempo e introdujo un cambio que resultaría clave: envió a Yoshimar Yotún al terreno de juego en reemplazo de Adán Balbín. El lateral izquierdo del Malmö de Suecia no tuvo problemas en acomodarse como volante central y le dio una presencia valiosísima en la mitad de la cancha al conjunto albirrojo.

Brasil, por su parte, seguía atacando pero mostraba muchas impresiciones en el ataque. Gabriel Barbosa no fue la opción que esperaba Dunga por lo que el ex Campeón del Mundo en EE.UU. 1994 dispuso el ingreso de Hulk. El hombre del Zenit, desafortunadamente, no logró gravitar en el partido.

Perú intentó e intentó vía contragolpes hasta que por fin le dio resultado: una pelota profunda de Christian Cueva en la banda derecha encontró a Andy Polo y el delantero de Universitario, tras ganar la línea de fondo ante la pasiva marca de Filipe Luis, sacó un centro rasante que Raul Ruidiaz (que había ingresado por Flores en la segunda mitad) empujó para marcar el primer gol del partido.

¿Fue gol legítimo? ¿Fue gol con la mano? La verdad es que será muy difícil saber y mientras Ruidiaz clamó que "el balón lo golpeó en el muslo", las repeticiones indicaron que al menos hizo algún amago de empujarlo o acomodarlo con la mano. Sin duda que será un debate de nunca acabar, sobre todo porque ocurrió en contra de Brasil, un elenco que siempre es sospechado de recibir ayuda por parte de los colegiados.

Un final de terror

Los últimos minutos del partido fueron bastante intensos ya que Brasil intentó por todos los medios posibles mientras que Perú se dedicaba a reventar el balón fuera de su área. Brasil tuvo un par de disparos a puerta, pero su mejor opción de anotar llegó en tiempo de descuento.

En uno de los muchos descuelgues de Dani Alves por el costado derecho, el ex lateral del FC Barcelona sacó un centro que encontró a Elías absolutamente sólo en el borde del área pequeña. El volante central fue desplazado levemente por un defensor y aunque tenía suficiente tiempo para definir, su remate fue demasiado suave y Gallese se quedó con el balón. No hubo tiempo para más y el conjunto incaico dio el gran batacazo al dejar en el camino a uno de los máximos favoritos.

Perú, además, venció a La Canarinha por primera vez desde la década de 1950. Brasil sigue sin superar la barrera de los cuartos de final en la Copa América desde su título en 2007 y, para peor, no quedaban eliminados en la fase de grupos desde 1987 cuando perdieron en primera fase. Este resultado perfectamente podría acabar con el ciclo de Dunga mucho antes de lo esperado.

Lo que viene

Perú continúa con vida y se medirá ante Colombia en los cuartos de final de la Copa América. Brasil, por otro lado, volverá a tierras cariocas tras quedar eliminado de forma sorpresiva.

VAVEL Logo