Los potros encarrilan la clasificación
Raffael anotó un doblete || Imagen: uefa.com

El conjunto alemán del Borussia Mönchengladbach logró imponerse como visitante en la ida de la fase previa de la UEFA Champions League. Estos mostraron ser superiores desde un primer momento, aunque poco a poco fueron dando paso a unos Young Boys que trataron de igualar el equipo. Finalmente, dos goles en el ecuador de la segunda mitad decantaron el encuentro.

Una ocasión no basta

Buen inicio del conjunto alemán que desde el pitido inicial tuvo claro que quería demostrar su superioridad para que no se le complicara la eliminatoria. Comenzaron llevando la iniciativa de la pelota, buscando sobre todo acciones por banda derecha, en donde Traoré estaba siendo un dolor de cabeza para su marcador. En la enésima jugada por esa banda, el carrilero francés colocó un centro al segundo palo en donde Raffael controló el balón, y tras recortar hacia el interior, disparó a puerta para anotar el primero para su equipo.

Tras este tanto, el Young Boys buscó dominar en los siguientes minutos en los que buscar un gol que sorprendiera a su rival. Pero poco a poco, el equipo visitante volvió hacerse con el control del juego. Esto fue haciendo que con el paso de los minutos los suizos fueran ‘encerrados’ en su propio campo, sin apenas capacidad de salir a la contra.

Hazard se zafa de un rival (Imagen: uefa.com)

Según se acercaba el final de la primera mitad, el conjunto local empezó a crear acciones combinadas, logrando salir con el balón jugado desde su propia área. Este juego se vio facilitado por una disminución de la intensidad del conjunto del Borussia que estaba más preocupado por la llegada del descanso que por buscar un gol con el que aumentar la ventaja.

Esta situación ocasionó que en los últimos minutos, el equipo local gozara con la mejor oportunidad hasta el momento, un libre directo de Sutter que se marchó fuera por poco. Tras esta acción, el árbitro señaló el camino de les vestuarios, en donde los dos entrenadores deberían buscar soluciones para cambiar la dinámica del partido

Con lo justo

La segunda parte hubo un lavado de cara por parte de los dos equipos. Ambos parecieron volcarse en el ataque, en donde sorprendió el equipo visitante, que volvió a imprimirle a su juego la intensidad necesaria para llegar a portería.

Sulejmani igualó le partido (Imagen: uefa.com)

Pero como ocurre en muchos encuentros, sino ‘cierras’ el resultado, tu rival puede sorprenderte. Y esto es lo que ocurrió. En una gran acción combinada del Young Boys, consiguió finalizar la acción por banda derecha con la enésima incorporación de Sutter, que puso un balón al interior del área pequeña para que Sulejmani sólo tuviera que empujarlo a gol.

Este gol dejó muy tocado al conjunto alemán, que vio empatada la eliminatoria y a su rival dominando el juego en todas sus facetas. Pero pronto cambiaría esa circunstancia, y cerca del minuto 20 de la segunda mitad, el recién incorporado al terreno de juego Hahn, se aprovechó de un balón en un una posición más que dudosa para volver a poner a su equipo por delante en el marcador.

Pero el castigo para el equipo suizo fue mayor.  Con estos totalmente descolocados en defensa, Raffael recibió un balón en el interior del área, y con una magnífica volea logró anotar el tercero para su equipo, y dejar la eliminatoria muy de cara para los alemanes.

Hahn anotó un gol en le primer balón que tocó (Imagen: uefa.com)

Esta situación dejó muy tocado a los locales, que en ningún momento perdieron la cara al partido, buscando a la desesperada un gol que les acercara en el marcador, dándoles posibilidades para el pase. A partir de este momento, el equipo visitante se dedicó a mantenerse bien posicionado en defensa, tratando de no conceder ninguna ocasión a su rival.

Y el final del partido llegó, y el conjunto del Borussia Mönchengladbach logró un importantísimo resultado como visitante, que le ayuda a encarrilar la eliminatoria, que se decidirá en las próximas semanas.

VAVEL Logo