Joshua Kimmich: tres años de crecimiento de la joya germana
Kimmich, la perla alemana. Foto: Bayern de Múnich

Joshua Kimmich (nacido en Rottweil en 1995) es, sin lugar a dudas, uno de los valores jóvenes más cotizados en toda Europa. Un chaval muy humilde, de carácter muy templado y de esos jugadores que, pese a la repercusión que vive entorno a su persona, prefiere escuchar y aprender, por contra de sentirse estrella. Mucha culpa de su actitud y de su trabajo incansable para convertirse entre los futbolistas más polivalentes del mundo son sus comienzos futbolísticos, que para nada fueron fáciles.

Stuttgart como punto de partida

Su carrera como futbolista iba a comenzar en el VFB Stuttgart, donde con tan solo 12 años iba a formar parte de la cantera del histórico club teutón. Albeck, coordinador de cantera del Stuttgart hasta 2012, fue quien descubrió a Joshua. El responsable de ojear jóvenes promesas, hablaba de esta forma de Kimmich cuando era un niño: "Pocas veces he visto a jugadores con tanta ambición con esa edad". 

Kimmich en las categorías inferiores del Stuttgart. Foto: DGS.es
Kimmich en las categorías inferiores del Stuttgart. Foto: ZDF.de

Su gran temporada en los filiales del conjunto del Mercedes-Benz Arena fue en el juvenil A. Se convirtió en un fijo y una de las grandes promesas para el primer equipo: una progresión espectacular, donde participó en todos los escalafones inferiores de la Selección Alemana, comenzando desde la sub-15 hasta la sub-17, todo con la camiseta del Stuttgart. Su entrenador en juveniles y asistente técnico de la selección nacional, Thomas Schneider, opinaba esto del joven canterano: "No solo tiene grandes cualidades técnicas, sino que, en las jugadas más físicas ante rivales más corpulentos, siempre acaba saliéndose con la suya".

Todo marchaba a la perfección, hasta que una vez pasada la etapa de juvenil, le comunicaron que no estaba preparado para dar el paso al primer equipo, algo que no sentó nada bien a Kimmich, ya que veía que otros compañeros sí lo daban.

Primer billete con destino a Leipzig

Por ello, durante el verano de 2013, llegó al RB Leipzig. Donde firmaría por dos temporadas, aunque el Stuttgart se guardaría una opción de recompra. El RB Leipzig, se encontraba en la 3.Bundesliga, donde Kimmich se iba a convertir en un fijo. Pero el 28 de septiembre, llegó el día, aunque quizás no fuese como esperaba. No era la Bundesliga como apuntaba ni "su" Stuttgart, donde estuvo toda una vida. Pero a veces, en la vida necesitas dar un paso hacia atrás para dar dos hacia adelante y en el RB Leipzig iba a sentirse futbolista profesional.

Aunque al principio no era la opción ideal, es cierto que el propio Kimmich tiene mucho que agradecerle al conjunto del Red Bull Arena, ya que era un equipo con un proyecto serio de crecimiento y Joshua, al fin y al cabo, era una gran promesa en pleno crecimiento; se podrá decir que tanto club como jugador crecieron de la mano. Y, como no podía ser de otra forma,  iban a conseguir el ascenso a la 2. Bundesliga. Un año impecable donde le puso el broche de oro con el logro del Europeo sub-19, cosechado en 2014.

Pese a su gran temporada, el Stuttgart decidió no ejecutar la opción para repescar al jugador, ya que gozaba de otra oportunidad de recuperar a la joven perla por una cantidad aproximada al millón y medio de euros. Llegó su oportunidad en el fútbol profesional: debutaba en la 2.Bundesliga y lo hizo el 10 de agosto y con victoria ante el 1860 Múnich por 3-0.

En su segunda campaña con el RB Leipzig, jugó un total de 29 partidos y anotó dos goles, indiscutible el pivote para el técnico Achim Beierlorzer. En esa temporada el RB Leipzig quedó quinto, quedándose a ocho puntos de la promoción de ascenso siendo un recién ascendido.

Kimmich estuvo dos campañas como toro rojo. Foto:ñhf
Kimmich estuvo dos campañas como toro rojo. Foto: Radio Leipzig

​El Stuttgart repesca a Kimmich pero Pep lo desea

Esta vez el Stuttgart no dudó, y tras observar el gran nivel de Joshua decidió traer de vuelta a su joven valor. Sin embargo, apareció la figura del todopoderoso Bayern de Múnich, petición expresa de Pep Guardiola. Todo esto se produjo gracias a su gran Europeo sub-21, donde fue sin duda una de las sensaciones del combinado germano.

Pep vio en Kimmich un jugador muy versátil que puede desenvolverse en varias posiciones del campo y rindiendo a un nivel muy alto. Por ello, el Bayern desembolsó ocho millones y medio de euros por el jugador de Rottweil. Firmó un contrato de larga duración hasta 2020, atando de esta forma a la joven promesa.

Guardiola pidió el fichaje de Kimmich. Foto: Reviersports
Guardiola pidió el fichaje de Kimmich. Foto: Reviersports

Tuvo que esperar a la jornada cuatro para realizar su debut con el conjunto bávaro, donde disputó un solo minuto ante el Augsburgo. Pero el próximo partido ante el Darmstadt iba a hacerlo de titular, confirmando una progresión increíble. 

Guardiola empezó a colocar a Kimmich como central y lateral derecho, algo impensable para Joshua ya que toda la vida ha jugado en el centro del campo. Tanto en Europa como en Alemania quedaron fascinados con el juego del joven alemán en puestos donde nunca había ejercido. El entrenador español quedó maravillado con su talento; "es un chaval muy aplicado, para mí es como un hijo", sentenciaba el virtuoso técnico catalán. 

No obstante, Pep y Joshua iban a protagonizar una de las imágenes de la temporada, donde el entrenador. gesticulando de forma brusca y en tono enfadado, le iba a reprochar después del choque una serie de acciones que debía mejorar. Por otro lado, se vio a un Kimmich pasivo, sentenciando con la cabeza y escuchando al conocido técnico, acciones que muestran que Joshua es diferente, y que, en su caso, en el aprendizaje está su éxito.

La famosa bronca de Guardiola a Kimmich. Foto: Mail
La famosa bronca de Guardiola a Kimmich. Foto: Daily Mail

Esa misma temporada iba a conseguir sus primeros títulos como profesional, concretamente el doblete de Bundesliga y la DFB Pokal, incluso la afición o la prensa lo calificaban como el "nuevo Lahm", aunque el novedoso internacional germano, siempre ha reconocido que su modelo a seguir es Bastian Schweinsteiger.

Si esto fuera poco, en esta misma campaña, Kimmich iba a ser convocado por la selección absoluta, dirigida por Joachim Löw. Debutó concretamente el 29 de mayo ante Eslovaquia en un partido donde cayeron los teutones por tres a uno. Löw fue un míster más que quedó sorprendido con el juego del jugador del Bayern y, sin ningún reparo, lo incluyó en la lista de 23 para la Eurocopa de Francia, logro que no quedó ahí, sino que fue titular con la Mannschaft hasta semifinales, donde cayeron eliminados.

Kimmich (abajo, 2º por la izq.) en un partido de la Eurocopa 2016 | Foto: DFB
Kimmich (abajo, 2º por la izq.) en un partido de la Eurocopa 2016 | Foto: DFB

Este curso afronta un año diferente, ya que no está su gran valedor, Guardiola. Ahora se encuentra al frente del club bávaro el italiano Carlo Ancelotti, que en cuya formación Kimmich es un seguro. Sigue existiendo una gran incertidumbre de como será el Bayern esta temporada, pero mientras tanto, el club alemán y el propio Joshua siguen agrandando su palmarés, con la proclamación de "supercampeones" tras ganar la Supercopa Alemana, título que por cierto se le resistía a Pep Guardiola.

En definitiva, con tan solo 21 años, tiene un currículum espectacular, y lo que es mejor: con un futuro que no tiene techo. Un ejemplo de superación, donde estará agredecido al Stuttgart, un equipo que no apostó por él y, sobre todo, por creer en sí mismo, donde se hizo jugador en un humilde RB Leipzig de tercera división. Este es Joshua Kimmich, y quién sabe si será uno de los mejores jugadores del mundo en un futuro no tan lejano.

Profesor y alumno en el Bayern|Foto: Bild
VAVEL Logo