Howard acaba con la era Galáctica
Howard detiene el Imperio Galáctico || Imagen: espnfc.com

Colorado Rapids decidió su pase a la final de conferencia desde la tanda de penaltis, después de un partido muy igualado en donde los locales demostraron estar mejor. La primera mitad dejó claramente visos de cómo se desarrollaría el partido, en donde los locales fueron yendo de más a menos, hasta casi desaparecer por completo. Esta situación fue aprovechada por Shkelzen Gashi, que con un zurdazo desde varios metros fuera del área, sorprendió al rival. En la segunda mitad los dos equipos se dejaron llevar, aunque los locales gozaron de las mejores ocasiones, pero no consiguieron definirlas con éxito.

'Shkelzenazo'

Buenos minutos iníciales del conjunto local, que conocedores de la necesidad de igualar la eliminatoria, trató de llevar la iniciativa desde el pitido inicial. Esto les permitió contar con algún disparo peligroso sobre la portería de su rival, en donde Rowe tuvo que despejar un balón a saque de esquina a disparo de Barry. El Galaxy no se dejó intimidar por la presión inicial de su rival, y con un fútbol muy fluido, logró generar más de un acercamiento peligroso.

Aunque con el paso de los minutos, el juego de los Rapids cambio de manera radical a uno más directo en el que en apenas un par de pases, buscaban rápidamente un cambio de orientación a la espalda de lateral. De esta manera consiguieron aprovecharse de los espacios generados en las incorporaciones de estos al ataque, pero lo que no pudieron fue generar en estas acciones ocasiones de gol.

Gashi anotó uno de los goles de la temporada (Imagen: mlssoccer.com)

Los Angeles Galaxy fueron desapareciendo poco a poco del partido, perdiendo mucho protagonismo del en el centro del campo, lo que provocaba la desconexión de los jugadores de ataque. Esta ausencia de los californianos en la zona de creación, permitió a los locales aprovecharla para igualar la eliminatoria con un golazo. Gashi controló un balón en tres cuartos de campo, y sin pensárselo disparó a puerta, sorprendiendo al guardameta y adelantando a su equipo.

Esto gol dejó bastante tocado al conjunto visitante, que en los siguientes minutos sólo pudo ser espectador de una avalancha de llegadas por parte de los Colorado Rapids, que a punto estuvieron de ampliar la ventaja en el luminoso. Un disapro de nuevo de Badji que pasó rozando el palo fue la más clara.

En los instantes finales, con más coraje que juego, los angelinos buscaron el gol a la desesperada, pero la defensa rival tuvo muy sencillo el defender estas acciones, dejando al descanso la eliminatoria igualada.

Pocas futbol, pocas ocasiones

La segunda parte comenzó con un sorprendente dominio del balón por parte del equipo visitante, que trataba generar espacios en la defensa rival con una larga circulación de balón. Su rival sin embargo, continuaba fiel a su estilo de aprovechar las recuperaciones de balón para salir al contraataque y coger mal posicionada a la defensa.

Los minutos pasaban, y el encuentro estaba completamente ‘abierto’ aunque la impresión era que el conjunto local sería capaz de llevarse la victoria, ya que en cada contraataque, ponían en peligro a la defensa californiana. A estos sin embargo les costaba llegar a las inmediaciones del área, pero cuando lo lograban ponían en auténticos apuros a Howard.

Balón dividido durante el partido (Imagen: usatoday.com)

Mediada la segunda mitad, se veía un partido diferente a los que se esperaba, con unos visitantes totalmente partidos en dos y más preocupados por defender y con el Rapids no supiendo aprovecharse de la ventaja que su rival les daba a cada minuto que pasaba. A pesar de esto, la figura del centrocampista Jermaine Jones sobresalió en el partido, siendo el dominador del centro del campo sin que ningún rival pudiese oponérsele.

Conforme el partido se acercaba a su final, la intensidad de los locales fue disminuyendo, lo que dio paso a que su rival volviera a coger protagonismo. Esto hizo que el juego se desarrolla casi en su totalidad en el centro del campo, sin apenas llegadas al área. Ninguno de los dos equipos se mostró superior y el encuentro tuvo que llegar a la prórroga.

De camino a penales

Desde el inicio del tiempo extra, fue el conjunto del Colorado Rapids el que llevó la iniciativa del partido, con un completo dominio del balón, aprovechando el planteamiento defensivo que los californianos estaban realizando. La ocasión más clara de la primera mitad llegó de nuevo por Badji, pero su cabezazo fue detenido con facilidad por el portero.

La segunda mitad de la prórroga estuvo bastante más igualada, con llegadas de peligro a ambas áreas. La cercanía de los penaltis no hizo que ninguno de los dos equipos bajara los brazos y trataran de no llegar a ellos. 

Desde el punto de penalti, los Colorado Rapids lograron el pase a la final de conferencia después de que el Galaxy errara tres de los cuatro penaltis fallados, en donde Howard detuvo dos.

VAVEL Logo