Indicios de una época para la historia
Indicios de una época para la historia. Foto: VAVEL

Hasta los años 70, los neerlandeses eran una selección menor. Nunca se clasificaban para las rondas finales de una competición y recibían goleada tras goleada. Pero en 1974, la historia cambió, los Países Bajos consiguieron pasar a la fase final del Mundial de Alemania Federal, algo que no sucedía desde 1938. Para los tulipanes, esto ya era hacer historia, ya que no vivían algo así desde hace casi 40 años. Pero jugadores del nivel de Johan Cruyff, Rob Rensenbrink o Johan Neeskens, comandados por un técnico que marcó historia como Rinus Michels, no se iban a conformar con disputar el Mundial.

Perdieron la final del Mundial ante Alemana Federal

Tras eliminar a verdaderos "cocos" como Argentina (4-0), Alemania Democrática (2-0) y Brasil (2-0), llegaron a una impensable final ante la anfitriona, la Alemania federal. Un 7 de Julio, en el estadio Olímpico de Múnich ante unos 69.000 espectadores, con un ambiente en las gradas impresionante, se presentaba la final de la Copa del Mundo entre dos selecciones temibles. Los pupilos de Rinus Michels, se pusieron por delante en el minuto dos gracias a un tanto de Neeskens desde el punto de penalti. De igual forma, desde los 11 metros empataría Breitner para los germanos. Justo antes del descanso, la leyenda Müller haría realidad la remontada de Alemania Federal. Resultado que no se movería en todo el partido, siendo los teutones los que se alzarían con su segundo Mundial de fútbol. 

Holanda perdió la final ante Alemania Federal. Foto: UEFA.com
Holanda perdió la final ante Alemania Federal. Foto: UEFA.com

Pero no solo destacó Holanda por llegar a la final, sino que fue la pionera en impulsar el fútbol moderno. Ellos inventaron la presión adelantada, comenzaron con el uso de los extremos, todo el equipo atacaba y defendía al mismo tiempo, porque revolucionaron el patrón de juego existente hasta ese momento, fueron pioneros en utilizar ese término que está ahora tan de moda como es el "falso 9", en definitiva, enamoraron al mundo del fútbol en los años 70. Marcaron una era y por ello, se les conocia como la Naranja Mecánica. El siguiente síntoma de la grandeza que vivía Holanda, fue en el Mundial del 78.

Dejarían escapar su segundo Mundial consecutivo

Tras quedar en tercer lugar en la Eurocopa de 1976, llegó la Copa del mundo de 1978. Dirigidos por Ernst Happel, Holanda pasó la primera fase de grupos, pero no de la mejor manera, ya que quedó segunda de grupo. Sin embargo, en la segunda frase arrasaron, dejando fuera a Austria, Alemania Federal e Italia. En la final, se medirían a una fabulosa Argentina, encabezada por Kempes. Y cayeron, segunda final de un Mundial que perdieron los Países Bajos, ese fútbol tan atractivo no tenía premio y empezaba a minar la moral de los tulipanes. Perdieron en la prórroga por 3-1, las fuerzas del conjunto Oranje eran mínimas y les acabó costando la Copa del Mundo.

Segunda final consecutiva de un Mundial, que perdió Holanda. Foto: UEFA.com
Segunda final consecutiva de un Mundial que perdió Holanda. Foto: UEFA.com

En los años 80 tocaron fondo para volver a hacer historia

En la Eurocopa de 1980, los Países Bajos se volvieron a casa a las primeras de cambio, eliminados en la primera fase de grupos formada por Grecia, Checoslovaquia y la que se alzaría con el ansiado título, Alemania Federal. Duro varapalo para la Oranje, que se fue prolongando y el desastre fue a más. En los siguientes grandes torneos, en la Copa Mundial de Fútbol de 1982, la Eurocopa 1984 y la Copa Mundial de Fútbol de 1986 no fueron capaces ni de clasificarse para dichas competiciones. En el 84, el querido Rinus Michels volvía a los banquillos de la selección tulipán y en plena reconstrucción, aparecieron jugadores como Gullit, Van Basten, Frank Rijkaard o Ronald Koeman. En 1988, una vez más, Holanda volvió a resugir y esta vez iban a obtener su merecido premio. 

Holanda consiguió su primera Eurocopa en el 88. Foto: UEFA.com
Holanda consiguió su primera Eurocopa en el 88. Foto: UEFA.com

En 1988 ganarían su primera Eurocopa

Su andadura en la Eurocopa de Alemania Federal, no fue un camino de rosas. En la primera ronda del torneo tuvieron ciertos problemas ya que perdieron el primer partido ante la Unión Soviética. En el segundo envite vencieron a Inglaterra, gracias a tres goles de Marco van Basten, y en el último choque se jugaban la clasificación ante Irlanda, a la que ganaron con un gol de Wim Kieft en el minuto 82. Con apuros, pero la Oranje se plantó en semifinales y se enfrentaban a la anfitriona, Alemania Federal. Los federales, claros favoritos para pasar a la final, pero esto es fútbol y Holanda se impuso a los germanos por 1-2, tras remontar un choque donde se impusieron por delante los teutones. Entonces, llegó el día tan esperado, ese 25 de junio en el Olympiastadion de Múnich. Se enfrentaban Holanda y la Unión Soviética, la primera luchaba por estrenar su vitrina de trofeos, mientras que los soviéticos se presentaban con el objetivo de sumar su segunda Eurocopa. Finalmente, la Naranja Mecánica consiguió el título, a través de los goles de Van Basten y Gullit, haciendo historia para los Países Bajos. En definitiva, es una resumida introducción sobre 14 años de Holanda, donde rozó el fango y tocó el cielo. Una breve comparación con la Holanda actual, que se encuentra en ese período de reconstrucción, ya que no hay rastro de la Oranje de 2010, donde su fútbol arrasaba ante cualquier equipo. Hoy día, los tulipanes viven una situación parecida y si recuerdan su pasado, podrán a volver a vivir tiempos de gloria.

Una montaña rusa de cuatro años (2010-2014)

En la actualidad, como en los años 70 y 90, los neerlandeses están viviendo altibajos que se vienen sucediendo desde 2010. Tras el sueño roto del Mundial, no hubo tiempo para lamentaciones, ya que la fase de clasificación para la Eurocopa de Polonia y Ucrania de 2012 estaba a la vuelta de la esquina. Apenas dos meses después, la selección dirigida por Bert van Marwijk empezaba su andadura, manteniendo los pilares y fundamentos que le habían llevado al subcampeonato del mundo: ser un equipo competitivo, efectivo y generoso en las ayudas.

Holanda perdió la final del Mundial 2010. Foto: KNVB
Holanda perdió la final del Mundial 2010. Foto: UEFA.com

Con algunas caras nuevas en la lista, como la entrada de Tim Krul y Luuk de Jong o la retirada de Van Bronckhorst, la propuesta de la Oranje seguía siendo la misma, priorizar el trabajo colectivo por encima de las individualidades. La solidaridad y el esfuerzo por encima de la técnica o la excelencia futbolística. La nueva Holanda ya no se parecía a esa Naranja Mecánica que enamoró a todo el planeta en los años 70. Aun así, el grupo, que seguía contando con figuras como Robin Van Persie o Wesley Sneijder, continuó creyendo en la idea del cuerpo técnico (formado además por Frank de Boer y Cocu como ayudantes) y encaró la fase de clasificación de la mejor manera posible: fue la primera selección en clasificarse para el torneo, sin conceder un punto hasta tener la plaza asegurada.

Catástrofe en la Eurocopa de 2012

Sin embargo, el papel que ejerció durante la Eurocopa de 2012 no fue el esperado. Sin rastro del equipo bien trabajado y correoso que se vio en torneos anteriores, la selección holandesa acusó bastante la ausencia de jugadores resolutivos que salieran desde el banquillo, debido a que estrellas como Arjen Robben o Huntelaar no dieron el nivel esperado. Las derrotas frente a Dinamarca, Alemania y Portugal provocaron que los tulipanes abandonaran Polonia y Ucrania con el casillero de puntos a cero.

Desastrosa Eurocopa 2012 de Holanda. Foto: UEFA.com
Desastrosa Eurocopa 2012 de Holanda. Foto: UEFA.com

Hacía falta un nuevo reseteo. Van Marwijk dimitía y llegaba en su lugar Louis van Gaal. El holandés lograba clasificar a la Oranje de una forma casi impecable (nueve victorias y un empate) continuando la línea marcada por el anterior seleccionador. Aunque introdujo algunos aspectos tácticos diferentes a lo establecido (por ejemplo, la defensa de cinco), el guión era prácticamente el mismo: equipo trabajado, solidario en los esfuerzos y que contaba con el compromiso de las estrellas para llevar a Holanda por fin a la gloria.

La cita es en Brasil

Viniendo de un Mundial en el que se quedaron con la miel en los labios tras verse superados en la final por uno a cero frente a España, los holandeses llegaron al Mundial de Brasil con los objetivos puestos muy altos ya que si querían su primer Mundial tendrían que dejárselo todo en el campo.

Holanda quedó emparejada con Chile, España y Australia. En el mismo grupo coincidiaría la campeona y la subcampeona del pasado Mundial así como Chile, futura bicampeona de la Copa América y Australia; las cosas se saldaron al final de la fase de grupos con sorpresa en la tabla, pues Holanda se quedó como cabeza de grupo seguida de Chile y España tercera. Esto sería un detonante en la actitud positiva de la selección de cara a las fases eliminatorias.

Así, con una motivación extra fueron pasando rondas eliminatorias, consiguiendo llegar a cuartos de final, donde se midieron a Costa Rica, equipo revelación del mundial. El encuentro se saldó con victoria de los neerlandeses en la tanda de penaltis, aunque no tendrían la misma suerte en la semifinal con Argentina, ya que la Holanda de Van Gaal perdió por dos a cuatro. Eliminados ya del mundial y con los sueños de ganar su primer Mundial rotos, a Holanda solo le quedó consolarse con la tercera plaza que obtuvo frente a Brasil, la anfitriona.

Se hace todo cuesta abajo

​C​on el Mundial ya perdido, la selección entró en un pesimismo absoluto y fue necesario dar un lavado de cara a este conjunto pero manteniendo la tradición de las viejas glorias pasando así un período de transición de etapa con Hiddink como nuevo entrenador. Las alegrías no duraron mucho, en concreto un año, hasta que en la clasificatoria para la Eurocopa de Fancia 2016 volvieron a caer; esto supuso una mezcla de desconcierto y rendición por parte de algunos jugadores y aficionados, no asistir a esta cita europea supuso un mazazo importante, como para cualquier equipo, aunque más sin duda para una selección tan veterana como la holandesa.

Actualmente, intentando levantar la cabeza después de estas dos caídas en tan solo tres años, la selección neerlandesa se está constituyendo poco a poco como un equipo fuerte e inderrotable otra vez, a las órdenes del nuevo seleccionador Danny Blind que ha rotado totalmente la forma de jugar de la selección.

Desde las dos caídas que tuvo, Blind presenta un equipo totalmente renovado

El seleccionador ha apostado por las jóvenes promesas que se ocultan en los equipos de la Eredivisie, y de momento no le funciona mal, necesita un tiempo breve de experiencia pero al equipo le sobra calidad como para poder asistir al próximo Mundial de Rusia en 2018 y por qué no dar la sorpresa.

Solo un grupo la separa de Rusia

Pero para alcanzar la tan ansiada cita ha de superar el nada despreciable escollo de finalizar primero, para conseguir el billete directo, o segundo, para acceder a la repesca donde se la jugaría con el segundo de otro grupo a doble partido, su presencia en la ronda final del torneo. Con cuatro jornadas ya disputadas, y una clasificación que ya no se moverá hasta marzo, los tulipanes se sitúan en la segunda plaza a tres puntos del liderato que ostenta Francia.

Clasificación Fase de Grupos. Foto: UEFA.com
Clasificación Fase de Grupos. Foto: UEFA.com

Francia: Después de la decepción que supuso caer en la final de la última eurocopa ante Portugal, siendo los anfitriones y con Cristiano lesionándose en los primeros minutos del encuentro, Les Bleus han vuelto a la carga con Didier Deschamps ratificado en el cargo y con esperanzas de hacer algo grande en Rusia, con la fe depositada en la mejor generación de futbolistas que han tenido desde que perdieran la final del Mundial 2006 en los penaltis. Liderados por Griezmann y Pogba, y con el futuro de Benzema con los galos en el aire, se muestran como sólido líder del grupo con 10 puntos, y todo victorias, incluidos los partidos ante Holanda y Suecia, excepto un pinchazo en su debut ante Bielorrusia.

Suecia: Se abre un ciclo para los escandinavos absolutamente nuevo tras su decepcionante participación de este verano en Francia, donde acabaron últimos de grupo sin conseguir ni un solo punto. Los grandes puntales que habían estado sosteniendo al equipo los últimos años, como Ibrahimovic, Isaksson o Kallstrom anunciaron su retirada de la selección, y Erik Hamren dimitió al frente del combinado. Así pues, atraviesan una fase de regeneración con Janne Anderson como entrenador, de reconocido éxito en el ámbito doméstico sueco, y la base de jugadores que fueron los sorprendentes vencedores de la Euro sub-21 de 2015, como Guidetti o el prometedor central del Benfica Lindelöf. Por ahora ha clavado los resultados de Holanda, ganando a dos de las tres selecciones teóricamente inferiores del grupo y cayendo ante Francia, y solo la diferencia de goles la coloca como tercera. El duelo ante los neerlandeses en la segunda vuelta del grupo se antoja clave para dirimir ese segundo puesto al que ambas aspiran.

Bulgaria: El equipo dirigido por Ivaylo Petev, que sustituyó en el cargo al exjugador del Valencia Lubo Penev durante la pasada fase de clasifiación a la Eurocopa 2016, tuvo que conformarse con un cuarto puesto en dicha competición, por detrás de Italia, Croacia y Noruega. Así, alargó su racha de ausencia de las grandes competiciones internacionales que se remonta a la Eurocopa de Portugal de 2004 y al Mundial de Francia'98, sin pasar de primera ronda en ambos torneos. El complicado grupo en el que ha quedado encuadrada sumado a la retirada del conjunto de la que ha sido su máxima estrella en la última década, Dimitar Berbatov, hacen que se antoje muy complicado que Bulgaria pueda romper esa dinámica. Aun así, se encuentra un peldaño por encima de Bielorrusia y Luxemburgo y no debería peligrar su cuarto puesto del grupo; con seis puntos solo uno les separa de Suecia y Holanda, han caído en sus compromisos ante Francia y Suecia, y han cosechado sus dos victorias de manera ajustada ante Bielorrusia y Luxemburgo.

Bielorrusia: Alyaksandr Khatskevich, que logró una hazaña al conseguir sumar 10 puntos en seis jornadas en la clasificación para la Euro 2016; desde que cogió las riendas del equipo en diciembre de 2014, no está consiguiendo que el equipo arranque a pesar de que a priori estaba llamado a pelearle a Bulgaria el cuarto puesto, que le permitiría subir su coeficiente para partir desde un bombo más alto en futuros sorteos. Pero la realidad es que en las cuatro primeras jornadas solo han podido cosechar dos empates, uno muy meritorio ante Francia en la primera jornada que ilusionó a todo el país, y otro ante Luxemburgo en la tercera que les hizo darse de bruces contra la realidad; además, cayeron en el duelo directo ante Bulgaria. Una selección que nunca ha acudido a una fase final de un campeonato desde que se escindió de la URSS, y que cuenta con el grueso de jugadores de la plantilla del BATE Borisov, además de algunos que han hecho carrera en el extranjero como Filipenko, exfutbolista del Málaga. A sus 35 años, aún se puede ver al que fuera jugador de Arsenal y Barça, Hleb jugando como titular.

Luxemburgo: Esta humilde selección se presenta sin nada que perder y en una clara progresión, pues consiguió un gran hito en su última fase de clasificación al no quedar último de su grupo, consiguiendo superar a Macedonia en la tabla. Parece que ya no se puede comparar a Luxemburgo con Malta, San Marino, Gibraltar o Liechtenstein, que ha subido un peldaño, como ha ocurrido con las Islas Feroe. Y más que podrían subir si se hacen realidades algunas de las promesas de la nueva hornada de futbolistas del país, como Vincent Thill, un chico que con solo 16 años ya ha debutado en Ligue 1 con el Metz y ha marcado su primer gol oficial con la selección; o el canterano del Lyon Martins Pereira. Éstos, sumados al ya consagrado Aurélien Joachim, prácticamente el único futbolista profesional que tenía Luxemburgo hasta la fecha, podrían dar bastante de que hablar. Por ahora, han conseguido un meritorio empate en Bielorrusia, el único punto del que pueden presumir hasta ahora, y han puesto en serios apuros a Bulgaria y Suecia, ante las que cayeron por la mínima, y a Holanda, que les ganó 1-3 pero que no mostró superioridad durante el encuentro.

Danny Blind toma el mando

El 1 de julio de 2015, La Real Asociación de Fútbol de los Países Bajos (KNVB) nombró a Danny Blind como nuevo seleccionador del equipo nacional de Holanda, en sustitución de Guus Hiddink, que anunció su marcha tras los malos resultados de la selección holandesa bajo su dirección. Sin embargo, no pudo clasificarla para la Eurocopa 2016.

Blind, de 55 años, antiguo defensa central internacional (42 partidos y dos goles) se retiró del fútbol tras haber jugado 537 partidos con 45 goles. En 2005 fue nombrado entrenador del Ajax, con el que ganó una Johan Cruijff-schaal, y una KNVB Beker, en la campaña 2005/06.

En 2006 es nombrado director deportivo del Sparta Rotterdam, dejando el club en 2008 para ejercer las mismas funciones en el Ajax. Entre 2009 y 2011 pasa a ser técnico adjunto del mismo club, y entre 2012 y 2015, lo hace como asistente en la selección nacional.

Danny Blind, Ruud van Nistelrooy y Guus Hiddink | Foto: EFE
Danny Blind, Ruud van Nistelrooy y Guus Hiddink | Foto: EFE

Danny Blind prefirió volver al 4-3-3

La confianza que Danny les ha dado a los jugadores ha sido clave para recuperar su buen juego en general. Fútbol ofensivo, defensa cerrando los espacios, contragolpes y asociaciones por las bandas que harán que jueguen bien nuevamente después de unos años de infierno.

Alineaciones utilizadas en la última fecha FIFA

              Ante Luxemburgo:                                 Ante Bélgica:

Holanda depende de los jóvenes

La selección holandesa es una de las más flojas dentro de las grandes del panorama europeo. Tras no estar en la Eurocopa de Francia de 2016, Holanda se ha renovado, los jóvenes piden paso y aunque Sneijder y Robben siguen siendo las insignias de la Oranje, Danny Blind apuesta por las promesas.

Aquí se presentan los principales activos de esta Naranja Mecánica que busca remontar el vuelo. No es posible hablar de todos los jóvenes con los que cuenta la Oranje, pero si los más significativos, algunos de ellos en horas bajas o lesionados, pero que de estar a su máximo nivel serían indiscutibles en los planes de Danny Blind.

Portería

En manos de Zoet

En portería se encuentra Jeroen Zoet, 25 años, el portero del PSV es el más joven de la selección y ya es el titular, por delante de arqueros como Cillessen, Stekelenburg, Veermer o Vorm. Con una lesión en el hombro, no ha podido estar en los dos últimos encuentros disputados por Holanda ante Bélgica y Luxemburgo en noviembre.

Con seis internacionalidades desde 2015, ante Kazajistán se convirtió en el titular de la portería holandesa. Sus reflejos y velocidad bajo los palos le permiten ser uno de los grandes cancerberos el futuro.

Zoet en un entrenamiento / Foto: onsoranje.nl
Zoet en un entrenamiento / Foto: onsoranje.nl

Defensa

De Veltman a Karsdop

En defensa cabe destacar un central y un lateral. Como defensa central a Joël Veltman, aunque juega de lateral derecho en el Ajax, su posición original es la de central, habrá que esperar para ver si se acaba reconvirtiendo. Con 24 años es el dueño de la defensa de los de Bosz, en Holanda aún le falta un poco, pero si mantiene este nivel no le será difícil superar a Bruma del Wolfsburgo (25 años) o Van Dijk del Southampton (24 años). Polivalencia es lo más destacable de este joven zaguero holandés que ya acumula 14 internacionalidades. Junto a él está Stefan De Vrij, central de la Lazio de 24 años. No encuentra su hueco en Holanda, las lesiones están entorpeciendo su carrera, a pesar de que en Italia es uno de los grandes defensores. Aun así, se puede apreciar como la defensa central de Holanda está perfectamente equilibrada. Riedewald (22 años) también acabará entrando en las convocatorias, sin ser titular aún en el Ajax, de seguro acabará siendo una de las estrellas en Ámsterdam y Países Bajos.

En cuanto a los laterales, Karsdop es el principal activo en ese lateral derecho holandés. Ya lo es en un Feyenoord en el que ya fue elegido mejor jugador del mes de octubre en este 2016. 21 años de potencia, gol y polivalencia, pues al igual que Blind (26 años), central del Manchester United, puede desempeñarse en cualquier posición de la defensa, además del centro del campo. Su precisión en el pase es otra de sus armas, alcanzar la línea de fondo es algo que se puede verle hacer en cada partido.

Junto a él está Jetro Willems, con 22 años, un habitual en las convocatorias hasta este mismo año. El mal empiece de temporada del PSV le ha dejado fuera de lista en estas últimas ocasiones, pero es un lateral de futuro y todo apunta a que Holanda contará con él para el próximo Munidla de Rusia 2018. Grandes subidas por la banda izquierda, con potencia, velocidad y siempre peligro, tal vez un jugador demasiado atacante, algo que puede llegar a penalizarle mucho cuando le ganan la espalda. Kongolo con 22 años del Feyenoord es otro lateral a tener en cuenta, muy parecido a Willems aunque con menos físico.

Centrocampistas

Klaassen marca el camino

Klaassen es el jefe de la medular / Foto: onsoranje.nl
Klaassen es el jefe de la medular / Foto: onsoranje.nl

Klaassen, a sus 23 años, se ha hecho con el centro del campo tanto del Ajax como de Holanda. Un jugador que sabe dar equilibrio y pausa al juego, desplazamientos largos muy buenos, así como los pases entre líneas. Bazoer, de 19 años y compañero de Klaassen en el Ajax, debe dar un paso al frente y convertirse en el jugador que al que apunta ser.

Vilhena, con 21 años, es el principal activo del Feyenoord en la cantera, un jugador más atacante que defensivo pero que puede desempeñarse en cualquier parte de la medular. Y junto a estos tres está Ramselaar, de 20 años, imprescindible en el PSV de Cocu, más mediocentro ofensivo, pues llega con facilidad al gol.

Delantera

El despertar de Memphis Depay

Memphis Depay es uno de los jugadores más populares en Holanda. 22 años de regate y disparo, tanto potencia como precisión, así lo demostró en un partido de clasificación ante Luxemburgo, con precioso gol de libre directo. No es el principal en la delantera, ni siquiera está claro que vaya a ir convocado, pero de demostrar lo que está haciendo (al menos en la selección), puede volver a ser ese jugador que deslumbró a Europa con su juego en el PSV. Promes (24 años) del Spatak de Moscú es otro atacante con futuro en Holanda.

Vincent Janssen (22 años), exjugador del AZ y actual delantero, junto a Kane, del Tottenham inglés, es el delantero del futuro en Holanda. El único fijo en las convocatorias. Sin ser excesivamente rápido, es un delantero de área. Su capacidad goleadora es enorme y sin lugar a dudas, el gol holandés pasa por sus pies.

Memphis Depay en su primer gol con la absoluta / Foto: Onsoranje.nl
Memphis Depay en su primer gol con la absoluta / Foto: Onsoranje.nl
VAVEL Logo