Niklas Süle ve en Jerôme Boateng un espejo donde mirarse
Niklas Süle durante el partido que enfrentó al Hoffenheim y Bayern de Múnich / FOTO: bundesliga.com

Tras oficializarse el fichaje por el Bayern de Múnich, equipo al que llegará el próximo 1 de julio, Niklas Süle ha confesado en qué jugador se ha fijado durante estos años. El futbolista que le ha servido –y le sirve– de espejo es Jerome Boateng, actual central del conjunto bávaro y su futuro compañero de vestuario. Además, Süle ha repasado su trayectoria, e incluso ha asegurado que de pequeño iba para delantero: “Era un delantero muy serio”. Y es que, tal y como ha confirmado el jugador cuando era juvenil llegó a los 100 goles en una sola temporada. Pese a esto, el futuro le ha deparado que su éxito llegara desde el otro extremo del campo. Como central, Niklas Süle se ha convertido en un jugador de presente pero, sobre todo, de futuro.

Süle: “Boateng y yo somos dos jugadores muy parecidos”

Por su tamaño –1'94 Süle y 1'92 Boateng– ambos son futbolistas con un mismo estilo juego: poderosos por arriba y con gran salida de balón.

Los dos son centrales. Los dos sobrepasan el 1’90 de altura. Los dos son futbolistas poderosos en el juego aéreo y con una gran salida de balón. Niklas Süle y Jerome Boateng, ahora rivales, serán compañeros a partir de la temporada que viene. Pese a ser contrincantes, el central del Hoffenheim ya ha confesado que Boateng siempre ha sido un jugador en el que se ha fijado mucho: “Es alguien a quien he estudiado mucho porque juega en la misma posición que yo”, ha explicado. Además, tanto en el físico como en la manera de jugar, Süle ha asegurado que son dos futbolistas muy similares: “En mi opinión somos dos futbolistas muy parecidos”. Con tan solo 21 años, el central del Hoffe dará un salto de calidad en su carrera futbolista para seguir creciendo como jugador, y lo hará al lado de uno de sus maestros, Boateng, de quien ha confirmado que está deseoso de entrenar con él: “Tengo muchas ganar de poder aprender a su lado”, ha dicho el central alemán.

Niklas Süle ha mostrado sus grandes facultades en el Hoffenheim / FOTO: bundesliga.com

La llegada al club muniqués coincide con uno de sus mejores momentos como futbolista. Niklas Süle se ha convertido en uno de los pilares de la defensa del Hoffenheim, y es que hasta la fecha ha disputado 15 de las 16 jornadas de la Bundesliga, todas ellas como titular y en solo un encuentro no ha jugado los noventa minutos. En este sentido, el central alemán es, con 1.297 minutos de juego, uno de los jugadores más utilizados por Julian Naggelsman.

Joven pero con números de jugador grande

En un año pasó de 86 minutos de juego a los 1.876 que jugó la temporada 2013/14. 

Con tan solo 21 años, Niklas Süle ha ido acumulando unos registros más propios de jugadores mucho más veteranos. En sus piernas ya acumula un total de 90 partidos y casi 7.500 minutos de juego, todos ellos con la elástica del Hoffenheim. Y es que en el conjunto del sudoeste de Alemania, al que llegó la temporada 2012/13, el central se ha ido formando como futbolista y como persona. Además, en el Hoffe se convirtió en el futbolista más joven en debutar con el primer equipo con 17 años. En su primer año solo disputó dos encuentros, pero ya en su segunda temporada el alemán pasó a disputar 25 encuentros, de los cuales 20 fueron como titular, es decir, que en una campaña pasó de 86 minutos de juego (2012/13) a los 1.876, en la 2013/14. No solo eso, sino que ese segundo año fue también el mejor a nivel ofensivo, y es que acabó con 4 goles. A partir de ahí, su evolución en el Hoffenheim ha sido una realidad hasta el día de hoy, momento en el que ya es considerado uno de los centrales con más futuro del futbol alemán.

Süle se ha erigido como un muro en la defensa del Hoffe / FOTO: bundesliga.com

Süle: “De pequeño era un delantero muy serio”

Cuando era juvenil, Süle consiguió marcar 100 goles en tan solo una temporada. 

Muchos jugadores empiezan en una posición pero se acaban haciendo grandes futbolista en otra totalmente diferente. Esto es lo que le ha pasado a Niklas Süle y es que, como confirmó el propio futbolista en la web de la Bundesliga, sus inicios fueron como delantero: “Era un delantero muy serio”, confesó. Además, Süle habló de un registro que consiguió cuando era juvenil: sus 100 goles en una sola temporada. Pese a tener gran olfato goleador, con el paso de los años el jugador fue retrasando su posición: “No puedo explicar el porqué. De alguna manera los entrenadores me fueron cambiando de posición”, dijo entre risas. Niklas Süle lo asocia a su tamaño –mide 1’94– a la par que asegura que los años le han dado la razón a los técnicos y que ha conseguido rendir a gran nivel: “Creo que acertaron, lo he hecho bastante bien”. 

VAVEL Logo