Manchester United postergó otro paso decisivo en su búsqueda por reconquistar Europa
Paul Pogba disputando el balón en el choque ante Rostov (Fotografía: Manchester United)

Manchester United anhelaba seguir creciendo con nuevas certezas en la presente temporada, la última vez que estuvo cerca de gloria fue en Liga de Campeones 2010/2011. Los diablos rojos son conscientes que afrontarán un partido decisivo en su sueño por reconquistar Europa. Mientras que el Rostov buscaba dar el batacazo ante un gigante histórico.

Un error temporal ilusionó a los diablos rojos

El partido inició dubitativo por parte de los diablos rojos, les costaba plasmar su mejor versión colectiva y estaba muy impreciso.  Mientras que el conjunto ruso apenas tuvo algunos chispazos futbolísticos sin mayor transcendencia.

A los dos minutos, Paul Pogba se las ingenió y estuvo cerca de anotar el primero. Manchester United comenzó de pocos a manejar  el desarrollo del partido. El Rostov apenas tuvo un par de llegadas sin mayor profundidad ofensiva. Los diablos rojos rotaban mucho el balón, generaron las más claras y siempre tomaron el protagonismo de algún modo.

Los rusos se vieron muy relegados cada vez que el Manchester United, le ganaban las espaldas y nunca se sintieron cómodos.  Los diablos rojos buscaban ratificar con argumentos su crecimiento futbolístico. El partido entro en un limbo de imprecisiones desde el mediocampo, los locales nunca tiraron la toalla y de alguna forma le complicaban el panorama a su rival.

Ander Herrera e Zlatan Ibrahimovic fueron los más participativos,  los diablos rojos se asentaban mejor y demostraban su superioridad a través de contragolpes. Manchester United era consciente que afrontaba un reto crucial con aspiraciones de conquistar un nuevo título en la presente temporada.

Paul Pogba buscaba a sus compañeros,  el conjunto inglés estaba imparable y no pudo con la muralla defensiva de los rusos. Los diablos rojos acechaban el área local y dejaban expuestos a los defensores rivales.  Rostov cambió su estrategia, replanteó sus algunos aspectos y ahora apostaba por capitalizar algún error puntual. Daley Blind ejecutó un tiro desde equina, aunque la acción quedó anulada por falta en ataque de Chris Smalling.

A los 35 minutos, en el momento más inesperado Zlatan Ibrahimovic asistió a Henrikh Mkhitaryan  y  el partido cambió por completo.  Manchester United se sintió más motivado y desde que comenzó el presente año demostró solidez en todas sus líneas.  La ausencia de Wayne Rooney se sintió puesto que algunos tramos el equipo quedó descompensado. Los diablos rojos estaban muy ilusionados y no podían dejar pasar esta magnífica oportunidad. Un primer tiempo discreto, muy dinámico e intenso en ambas áreas,  de cara al segundo tiempo ambos deberán corregir pequeños detalles para evitar complicaciones a mediano plazo.

Foto: UEFA
Foto: UEFA

Un error defensivo influyó en el resultado final

En el complemento, Rostov cambió su actitud y acechaba el área de los diablos rojos. Manchester United insistió  a través de su jerarquía colectiva y anhelaba dar otro paso contundente en la búsqueda por conquistar otro título europeo.

Paul Pogba intentó sorprender a los defensores rusos y tampoco tuvo fortuna. El conjunto ruso salió más decidido y lo tuvo contra las cuerdas. Los diablos rojos buscaban la forma de retomar la intensidad del primer tiempo y sus intentos fueron nulos.

A falta de 40 minutos para que finalice el encuentro, el conjunto inglés entró un limbo de dudas y tomó decisiones erróneas. Juan Mata también quiso inspirar a sus compañeros y no tuvo opciones de pase. Manchester United recibió un durísimo golpe anímico, Aleksandr Bukharov anotó el empate y el partido dio otro giro inesperado.

Un error defensivo puntual le costó muy caro a los diablos rojos, cuyas aspiraciones de conquista europea quedaban temporalmente en suspenso. El delantero ruso fue astuto y definió de forma categórica. José Mourinho estaba pensativo, mando toda su artillería ofensiva para cambiar el desenlace. Daley Blind se proyectó, ninguno de sus compañeros lo acompañó en el área rusa.   

Manchester United murió con su ley, nunca dejó de presionar e insistió por todos las vías. Los diablos rojos tuvieron una noche para el olvido, no exhibieron su mejor rendimiento colectivo y aún estaban a tiempo.

Foto: UEFA
Foto: UEFA

Rostov se ilusionaba con el empate transitorio, hasta fue más atrevido en algunos mano a mano. Fue un partido intenso, parejo y muy luchado por ambos conjuntos. Manchester United tendrá que corregir algunos aspectos, afrontará tres retos muy exigentes , el lunes 13 de marzo visitará a Chelsea en Stamford Bridge por los cuartos de final de la Copa FA, tres días más tarde ante el Rostov por la Liga Europea de la UEFA y el domingo 19 de marzo al Middlesbrough en Riverside Stadium.

VAVEL Logo