El Rotherham se convierte en el primer equipo en sellar su descenso
Foto: Rotherham United

Se terminó la peor temporada de la historia del Roterham United. A la tercera fue la vencida y tras los milagros cosechados por Steve Evans y Neil Warnock en los dos últimos cursos se acabó la suerte para los del New York Stadium. 

La derrota ante el Fulham en la tarde del sábado por la mínima puso el último clavo en el ataud de un conjunto sin entrenador permanente desde la marcha de Kenny Jacket a los 39 días de hacerse cargo del equipo. 

El Rotherham ha concedido 88 goles esta temporada17 puntos de 117 posibles, cuatro victorias en 39 partidos y una diferencia de goles de -55 (88 tantos en contra) son los pésimos números de los Millers, donde el descenso era cuestión de tiempo, y ha sido la octava derrota consecutiva con un tanto de Sone Aluko en la segunda mitad la que certificó el esperado desenlace.

Los jugadores del Rotherham se lamentan tras una derrota esta temporada. Foto: Rotherham
Los jugadores del Rotherham se lamentan tras una derrota esta temporada. Foto: Rotherham

Paul Warne, mánager interino del club declaró que era un día triste para todos los implicados en el Rotherham United. "Llevamos varias semanas sin conseguir una victoria y aunque hemos mejorado mucho defensivamente, sabíamos que el Fulham nos exigiría mucho y tendrían mucho más el balón que nosotros, así que ahí no ha habido sorpresa alguna. No supimos mantener la posesión cuando nos tocaba y aunque tuvimos muchas ocasiones no pudimos aprovecharlas", analizó tras el duelo.

"Es un día triste para todos en el club""Los chicos están lamiéndose las heridas tras certificar el descenso y todos sabemos que es un día muy triste para los jugadores, empleados y para el club en general. Hemos ganado muy pocos partidos en una liga muy complicada como esta y conseguir ocho derrotas consecutivas a estas alturas era tan probable como que me volviese a crecer el pelo. Estábamos motivados pero hemos hecho lo mejor que podíamos dadas las circunstancias", dijo el preparador de los Millers.

Tres temporadas en Championship ha durado el sueño del Rotherham United, que ahora deberá recomponerse, deshacerse de veteranos con un suelo demasiado elevado para League One y tratar de recuperar la ilusión cuanto antes en busca del regreso a la categoría de plata del fútbol inglés.

Odemwingie tras su expulsión ante el Leeds. Foto: Rotherham
Odemwingie tras su expulsión ante el Leeds. Foto: Rotherham
VAVEL Logo