Fiesta de goles en el Veltins-Arena
El Schalke mostró su mejor face ante el Wolfsburgo / FOTO: Zimbio

Schalke y Wolfsburgo se verían las caras en el imponente Veltins-Arena el día sábado. El encuentro tendría lugar en la primera tanda de partidos, junto a otros cuatro enfrentamientos, para de tal manera dejar la mesa servida a un electrizante Bayern Múnich – Borussia Dortmund, que cerrará la jornada sabatina. La cereza del pastel.

En el encuentro, todo fue para los hombres dirigidos por Markus Weinzierl. Se notó el cambio de mentalidad tras recibir una goleada en el Weserstadion; ahora, fue el Schalke el que goleó a un rival complicado como el Wolfsburgo.

La intensidad pasó factura

El partido comenzaba con mucha energía en ambas escuadras. Tan solo iban dos minutos y ya el colegiado había mostrado la primera tarjeta amarilla del encuentro; el medio centro Arnold se condicionaba para el resto del partido, donde los lobos no lo tendrían fácil ante los azulejos.

Posteriormente, al minuto 6, llegaría la primera anotación del encuentro. Meyer, el motor del Schalke, habilitaría de gran manera a Burgstaller, quien se adentraría en el área rival y tras buscar el hueco, pondría la primera anotación para los suyos. El equipo local salía con una intensidad que en los primeros minutos ya daba resultado.

Luego del gol, el equipo de Weinzierl fue claro dominador del encuentro. Tomaron las riendas del partido y con un juego tanto efectivo como vistoso, hacían lucir a los lobos como unos cachorros. Las jugadas, en su mayoría, acaban en el sector izquierdo donde Choupo-Moting, con mucha velocidad, evadía rivales. De tal manera, llegaría la segunda anotación; Choupo penetraría por la banda y serviría atrás para la llegada de Goretzka, quien pondría el 2-0 momentáneo.

Kolasinac y Kehrer celebran con Goretzka su gol | Foto: Schalke 04
Kolasinac y Kehrer celebran con Goretzka su gol | Foto: Schalke 04

Pasada la media hora de partido, el Schalke bajó un poco el ritmo del partido. Por consiguiente, llegarían pocas ocasiones del Wolfsburgo. Entre lo más destacado del equipo visitante en la primera mitad estaría un remate de Mario Gómez, tras en descuido defensivo de Bentaleb. Sin embargo, el balón saldría por un lado de la red y el descanso llegaba sin goles para los hombres de Andries Jonker.

Un segundo tiempo calcado

Comenzaba la segunda mitad y parecía un dejà vu de lo vivido en la primera parte. El Schalke salía con la intensidad que lo caracterizó este partido y conseguían su tercer gol al 48’. Caligiuri, tras asistencia de Choupo, remataba y nada podía hacer el arquero Casteels. El camerunés repetía la fórmula, sirviendo la mesa.

El dominio azul seguía. Goretzka, avanzada la segunda mitad, estrellaba el balón en el palo y por poco no colocaba el cuarto gol en el marcador. Sin embargo, ya el Veltins era una fiesta. Lo poco que había intentado el Wolfsburgo para recuperarse, mediante Gómez, quedó ensombrecido cuando Guido Burgstaller apareció con el 4-0 y el segundo en su cuenta personal.

Burgstaller en su segundo gol / FOTO: Zimbio
Burgstaller en su segundo gol / FOTO: Zimbio

El descuento llegaría instantes después. Mario Gómez anotaba por la vía del penal y convertía “el del honor”. A partir de ahí, el Schalke retomó las riendas del partido para evitar cualquier sorpresa alocada que pudiera suceder y asegurar el marcador.

Finalmente, el partido acabaría 4-1. Una auténtica fiesta de goles se viviría en el Veltins-Arena. Los azulejos se recuperaban de su caída la fecha pasada, cuando el Bremen los derrotó 3-0. Por otro lado, los lobos volvían a caer y ya son cuatro los partidos donde el Wolfsburgo no conoce la victoria.

Burgstsaller celebrando uno de sus goles | Foto: Schalke 04
Burgstsaller celebrando uno de sus goles | Foto: Schalke 04

Situaciones tras el encuentro

Con la victoria, el Schalke se ubica en la décima posición con 37 unidades, un punto por debajo del Eintracht Frankfurt y un punto por encima del Werder Bremen. Su próximo partido será ante el Ajax en la ida de los cuartos por Europa League.

Por otro lado, el Wolfsburgo se ubica en la casilla 14 de la Bundesliga con 30 puntos, en lo que es una temporada para el olvido, estando cerca de la zona roja. Su próximo partido será ante el Ingolstadt en el Volkswagen Arena.

VAVEL Logo