El Tottenham dice adiós al White Heart Lane con una victoria
Foto: Premier League

White Hart Lane cerrará sus puertas tras 118 años y este lunes será demolido y el Tottenham consiguió una victoria en su honor. Los londinenses de desplazaron en masa para vivir el último partido en su estadio antes de ver al Tottenham en Wembley el año que viene. El equipo de Pochettino cierra la temporada como subcampeón y dejó a su rival, Manchester United, sin posibilidad matemática de acceder a la Champions League vía Premier League. 

El Manchester United llegaba al White Heart Lane con la característica resaca europea y pensando más en Estocolmo que en la cita que tenía ante sí. Esto influyó de manera determinada en el choque para que los pupilos de Pochettino venciesen en todas las facetas del juego. 

Los locales se impusieron

El cuadro de Mourinho salió con un once lleno de rotaciones tras el partido de semifinales de la Europa League. Este aspecto fue aprovechado por el Tottenham, que se adelantó pronto en el marcador. A los seis minutos, los aficionados locales pudieron celebrar el primero de los dos goles de su equipo. Wanyama abrió la lata al comienzo de la partida. Davies envió un centro desde la izquierda y Victor Wanyama saltó más que todos para batir a David De Gea. El mediocentro adelantaba a su equipo ante los Red Devils. 

Antes del descanso, los Spurs dejarían encarrilado el choque pese a marcharse al descanso por 1-0. El Tottenham quería despedirse por todo lo alto de su estadio, y el Manchester United hacía la cita inmejorable. El que no pudo faltar en el marcador fue Harry Kane. 

Esta vez, en una falta lateral botada por Eriksen que Harry Kane se encargaba de transformar en el segundo gol. El delantero inglés remató dentro del área pequeña para batir a De Gea y hacer el segundo de la tarde. El británico firmó su gol número 22 en la Premier League. El partido estaba siendo eufórico para los aficionados del White Heart Lane. Los Spurs llegaban con facilidad y ponían a De Gea en más de un apuro.

El capitán apareció

Mourinho introdujo cambios para buscar un empate que nunca llegaría. Ander Herrera y Mkhitaryan fueron los elegidos por el lado visitante. A ellos se le sumaría la entrada de Rashford, pero ni el hombre que ayudo a meter a la final al Manchester United pudo cambiar el rumbo del partido. 

Rooney dio esperanzas a los suyos en el minuto 71. El inglés anotó el único tanto del Manchester United. Con esto, el inglés puede presumir de ser el último futbolista en anotar en el White Heart Lane, pese a la derrota del Manchester United. 

Por parte local, el encuentro supone una victoria más en su casillero esta temporada que les confirma la segunda plaza, su mejor resultado en 54 años. La dinámica que arrastran los Spurs es inmejorable y tras perder el segundo puesto la temporada pasada, esta vez no dieron lugar a los errores. Se espera mucho de los de la capital de Inglaterra para la campaña siguiente, donde podrían plantarle cara al Chelsea. El último compromiso será en el KCOM Stadium ante ya descendido Hull City. 

Con este partido, los Red Devils acumulan su tercer partido consecutivo sin ganar con lo que se despiden de sus opciones de hacerse con un puesto que le de acceso a jugar la Liga de Campeones. Los de Old Trafford deberán ganar la final de la Europa League ante el Ajax si quieren disputar la próxima edición de la Champions League. La cita que cerrará la temporada liguera será en Old Trafford ante otro club de Londres, el Crystal Palace.

VAVEL Logo