La Atalanta consigue una clasificación histórica
El tifo de los aficionados bergamascos previo al partido | Foto: Atalanta

El conjunto de Bérgamo, los nerazzurri de Gasperini, encaraban ayer el encuentro con un objetivo, ante su gente, y tras una temporada soñada: conseguir el cuarto puesto en Serie A, una posición jamás antes alcanzada por la Atalanta Bergamasca. El quinto puesto estaba asegurado, que igualaba la mejor posición conseguida por la escuadra nerazzurra en 1947. El cuarto puesto dependía de su victoria a expensas del resultado del Crotone-Lazio.

La Atalanta, la revelación del fútbol italiano

Los de Gasperini hicieron los deberes y derrotaron 1-0 al Chievo. La Atalanta a la espera de lo que haga la Lazio es cuarta, con 72 puntos, dos por encima del conjunto romano, que tiene una cita contra un conjunto que todavía tiene que pelear por la permanencia en la Serie A, el Crotone, que ha realizado un gran final de temporada y que probablemente no se deje llevar ante su gente en su posible última cita en la máxima categoría del fútbol italiano.

El Presidente Percassi con el rótulo que representa los 72 puntos en Serie A (Foto: Atalanta)
El Presidente Percassi con el rótulo que representa los 72 puntos en Serie A (Foto: Atalanta)

Independientemente de la posición final del equipo en la tabla de la Serie A, tanto cuartos como quintos, son ya oficialmente equipo de fase de grupos de la UEFA Europa League, competición que no disputan desde que cayeran eliminados en cuartos de final en 1991. En aquella ocasión, un empate a cero en el Stadio Atleti Azzurri de Bérgamo -el mismo en el que se jugó este partido- y una derrota por 2-0 en el feudo del Inter, acabaron con el sueño europeo bergamasco.

Pero, más de 26 años después, el equipo del área metropolitana de Milán está de vuelta en competiciones europeas tras una temporada prácticamente impecable. Gasperini ha conseguido organizar tácticamente un equipo joven y prometedor que, por desgracia, no podrá retener a gran parte de sus jugadores de cara a la siguiente temporada. Caldara será de la Juve, al igual que Spinazzola; Conti y Kessié parecen condenados a marchar -posiblemente al Milan- y el Papu Gómez es requerido por media Europa.

Migliaccio y Raimondi protagonizaron la fiesta con sus despedidas (Foto: Atalanta)
Migliaccio y Raimondi protagonizaron la fiesta con sus despedidas (Foto: Atalanta)

El Papu Gómez celebró la lista de Sampaoli

Precisamente el Papu Gómez, buque insignia de esta Atalanta, celebró la convocatoria de Sampaoli para la albiceleste con un tremendo partido en el que su solitario gol decidió el encuentro. El partido no ofreció ningún espectáculo futbolístico de alto nivel, pero las dos acciones más relevantes de la primera mitad vinieron a cargo del menudo jugador argentino.

Massiello envió vertical y por el suelo rompiendo líneas para que el Papu recibiera de espaldas en tres cuartos, se deshizo a la media vuelta de uno, encaró superando a Izco y provocando la salida de zona en ayuda del central Spolli, aquien también superó plantándose sin oposición en el balcón del área. Gómez optó entonces por un disparo potente que no tomó demasiada dirección pero que obligó al meta Seculin a intervenir de mérito.

El Papu Gómez, ídolo y estrella de la Atalanta (Foto: Atalanta)
El Papu Gómez, ídolo y estrella de la Atalanta (Foto: Atalanta)

También en la primera mitad, un tiro libre indirecto lo puso en movimiento el Papu, a tan solo un metro Freuler la paró para que el argentino ensayase el disparo a puerta. El golpeo acabó perdiéndose por línea de fondo, pasando muy cerca de la escuadra derecha de Seculin, que nada hubiera podido hacer en el caso de que hubiera ido dentro. De esa manera se llegaba al descanso, con dominio de la Atalanta aunque sin demasiado peligro.

La segunda parte ofreció alternativas

Fue ya en el inicio de la segunda mitad cuando Cristante, al mando de las operaciones, recibió un balón centrado en tres cuartos y al levantar la cabeza se inventó un magistral pase rompiendo líneas que dejó tras el desmarque a Papu Gómez ante Seculin, en el interior del área. El argentino definió raso y a la derecha del meta, que nada pudo hacer ante la genialidad del ex del Benfica culminada por el ex de Metalist, Catania, San Lorenzo y Arsenal.

Dieciséis goles ha marcado el Papu en la ya agonizante temporada. Petagna tuvo posteriormente una ocasión para sentenciar el partido, pero eligió mal al intentar definir con la puntera de la bota izquierda desde el interior derecho del área ante la salida de Seculin, no pudo el potente delantero aprovechar el fantástico pase al hueco de Kurtic. El joven delantero de Trieste no ha conseguido ver puerta desde finales de Enero.

Petagna, cinco goles en Serie A en la presente temporada (Foto: Atalanta)
Petagna, cinco goles en Serie A en la presente temporada (Foto: Atalanta)

La única ocasión de peligro por parte del Chievo vino de los pies de Kiyine, un joven centrocampista belga de 19 años que tan solo ha disputado 65 minutos este año, repartidos en seis encuentros en Serie A. Sofian, su nombre de pila, robó un balón al lateral izquierdo Gobbi consiguiendo conducir hacia el centro paralelo a la frontal, a la altura del balcón del área, caracoleo y se orientó hacia su perfil derecho sacándose un buen disparo sin carrerilla que obligó a Gollini a sacar una buena mano en las cercanías de su cepa izquierda.

El partido se puso algo más de ida y vuelta, y en una contra, Cristante, tras una buen conducción hasta tres cuartos, decidió probar con un disparo raso buscando el palo derecho de Seculin. Allí sacó una buena mano el meta italiano que desvió lo suficiente como para que el remate pegara en el poste y repeliera el balón fuera de peligro. Menuda temporada de Cristante, habrá que ver también si finalmente decide quedarse en la Atalanta.

El marcador ya no se movería

La ida y vuelta continuó, pero ni Petagna, que la volvió a tener para la Atalanta, ni Pellissier, que tuvo un mano a mano para empatar el partido, acertaron en sus intentos. El resultado, 1-0, y la Atalanta que espera el resultado de la Lazio para saber si será cuarta, que a efectos clasificatorios no supone ninguna diferencia, pero a efectos históricos permitiría verse a los bergamascos más altos que nunca en el fútbol italiano. La puntuación, 72 puntos, ya es absolutamente histórica y quedará para los anales de la Atalanta.

Raimondi le cede el brazalete de capitán al Papu (Foto: Atalanta)
Raimondi le cede el brazalete de capitán al Papu (Foto: Atalanta)

La nota emotiva la puso la despedida de Raimondi, que jugó su octavo partido de la temporada y el último de su carrera futbolística. Con solo 330 minutos en esta temporada, el jugador de la Atalanta desde hace ya siete años, ha decidido colgar las botas. El italiano eligió el día idóneo, el día en el que la fiesta fue completa en Bérgamo. Miglaccio, de 35 años, también dijo adiós a su afición al disputar sus únicos nueve minutos de la temporada. 

VAVEL Logo