Portugal muestra sus talentosas piezas de cara al futuro
La selección Sub-20 le costó al inicio pero dejó gratas sensaciones en el Mundial / www.fpf.pt

La selección portuguesa de fútbol dijo adiós al Mundial de Corea del Sur Sub-20 en la fase de Cuartos de Final, luego de dominar en buena parte del partido ante Uruguay y de caer solo desde los doce pasos. Los dirigidos por Emílio Peixe, uno de los grandes referentes de la “Generación de Oro” campeona de la categoría en 1991, dejaron gratas sensaciones en la competición pese a tener un arranque lento en el torneo.

Con una selección en su mayoría conformada por jugadores que hacen vida en las divisiones inferiores de los equipos profesionales, del FC Porto, SL Benfica, Sporting CP, SC Braga, entre otros, y pese a que ninguno había disputado minutos en el máximo nivel del fútbol luso, Portugal comenzaba su décima participación en el torneo de naciones más importante del planeta en la categoría Sub-20.

Tras caer en el debut en el Grupo “C” ante la potente selección de Zambia dos goles por uno, Portugal mostró poco, aunque cabe destacar que el equipo pese a ser semifinalista del europeo Sub- 19, debía compactarse y engranar un poco mejor. En su segunda presentación empataron a un gol ante la selección costarricense, en un partido donde mereció más pero donde sufrió la expulsión del sólido defensor y capitán del cuadro luso Ruben Días, lo que les hizo cambiar el libreto para amarrar el punto.

Ya en su último compromiso debía salir con todo si quería seguir en la competición y tendría por delante a una selección iraní que buscaba dar la campanada. Pese a comenzar por debajo en el marcador Portugal pudo darle vuelta a un encuentro en el que también dominó y que culminó ganando dos goles por uno. Pese a no deslumbrar y con fortuna, Portugal daba señales de mejoría en su juego y ahora tendría un duro reto por delante en la fase de Octavos de final: el anfitrión.

En la segunda fase ya con el cuadro adaptado a la sede, compactado entre sus líneas y por sobre todas las cosas bien engranado, se vería la mejor versión de Portugal. Por delante, tendría al anfitrión del torneo, Corea del Sur, una selección que desplegó un futbol muy vistoso y que estaba llamado a ser uno de los favoritos del torneo. Sin complejos, se enfrentó a la poderosa selección asiática y lo venció con un contundente marcador de tres goles por uno donde los lusitanos dieron claras muestras de ese fútbol que todos esperan siempre ellos.

Pero no todo fue color de rosa en los cuartos de final, y cuando todo apuntaba a que Portugal sellaba su pasaporte a la Semifinal ante la selección más completa de la competición hasta el momento Venezuela, se interpuso en su camino Uruguay, un rival que mostró buenas maneras en su camino a los cuartos de final pero que contó con mucha fortuna, para acceder a las semifinales. Luego de empatar a dos goles en los 120 minutos, los charrúas sacaron la casta para vencer a los portugueses en la tanda de penales cuatro goles por tres.

Pese a la derrota la selección lusitana dejó gratas sensaciones y realzó el talento de nombres propios como el guardameta de 18 años Diogo Costa del FC Porto, los defensores Ruben Días y Yuri Ribeiro del SL Benfica, el lateral derecho Diogo Dalot del FC Porto, el talentoso mediocampista ofensivo Bruno Almeida “Xadas” del SC Braga, y el explosivo extremo Diogo Gonçalves, goleador del equipo en el torneo con tres tantos llevando el “siete“ en su espalda y que hace vida también en el cuadro encarnado.

Diogo Gonçalves marcó uno de los mejores goles del torneo/ www.fpf.pt
Diogo Gonçalves marcó uno de los mejores goles del torneo/ www.fpf.pt

Ellos forman parte de una gran camada de futbolistas que apuntan en un futuro próximo a ser los máximos referentes de la selección portuguesa Sub-21 y de mayores. De seguir con esa gran proyección habrá muchos equipos interesados en el mercado de verano para hacerse con sus servicios, de no ser así, en la Primeira Liga portuguesa recibirán la oportunidad de demostrar su gran talento.

VAVEL Logo