0-1, min. 86, Villalba.
Villalba conquista Orlando
usatoday.com

Villalba conquista Orlando

Un golazo del delantero argentino en los últimos minutos le dio la victoria a Atlanta United, después de un partido en el que los porteros tuvieron un protagonismo inusual. Ambos realizaron paradas de mérito que a punto estuvieron de haber dejado el partido con empate a cero.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez
Orlando City SCBendik; Sutter, Aja, Spector, Toia; Higuita (Gil, min. 90), Johnson, Nocerino (Laryea, min. 89), Kaka; Barnes (Larin, min. 72), Rivas.
Atlanta United FCGuzan; Walkes, Parkhurst, González Pirez, Garza; Larentowicz, Carmona; Gressel (Vazquez, min. 67), Almirón, Asad (McCann, min. 78); Villalba (Ambrose, min. 89).
ÁRBITROJose Carlos Rivero (USA). Amonestó a Kaka (min. 6), González Pírez (min. 36), Johnson (min. 60), Gressel (min. 67), Parkhurst (min. 80).
INCIDENCIASMajor League Soccer 2017. Este encuentro se disputó en el Orlando City Stadium (Orlando, FL). 25.527 espectadores.

El conjunto del ‘Tata’ Martino se llevó una victoria inesperada para todos, ya que los porteros cobraron un protagonismo que a punto estuvo de dejar el marcador con un empate sin goles. En la primera mitad el respeto que se tuvieron ambos equipos no dejó que se viesen muchas ocasiones de peligro.

En la segunda parte hubo algo más de intensidad en el juego, lo que permitió que se viese alguna llegada más a las áreas. Este generó que los porteros fuesen los protagonistas hasta que apareció Villalba para anotar el golazo de la victoria.

Excesivo respeto

Los primeros minutos del partido se pudo ver a dos equipos muy igualados que trataban de tener el control de la pelota. Esto generó que la posesión del balón fuese cambiando de manera constante en el centro del campo y apenas se pudiesen ver llegadas a ninguna de las áreas. Tanto fue así que el primer disparo se dio en el minuto 12 y fue a balón parado.

Con el transcurrir de los minutos, el Atlanta United fue cobrando mayor protagonismo en el área del rival, aunque no consiguieron convertirlo en ocasiones de gol.

usatoday.com

Esta circunstancia cambió la manera en la que los locales plantearon el encuentro y durante los siguientes minutos aumentaron la intensidad de su juego, teniendo varios acercamientos peligrosos, siendo uno de ellos el más claro. Fue en un saque de esquina en el que en el segundo palo apareció un futbolista de Orlando y mandó el balón unos centímetros por encima del larguero.

Conforme transcurría la primera mitad, la intensa presión que ambos equipos realizó hasta el momento quedó de lado, convirtiendo el partido literalmente en un correcalles en ambas áreas. A pesar de esta alternancia en las llegadas, ninguno de los dos equipos consiguió convertir estas en ocasiones manifiestas de gol.

En los últimos minutos de la primera mitad llegaron las dos ocasiones más peligrosas hasta el momento, una para cada equipo. La primera de ellas fue para los locales en un remate de cabeza de Aja que obligo a Guzan a estirarse para tener que sacar el balón de la misma línea de gol.

Unos minutos más tarde fueron los que en los pies de Almirón tuvieron su oportunidad. El futbolista paraguayo se aprovechó de un error de la defensa local que le dejó solo frente al portero, pero no le dio tiempo a definir y un defensor le encimó para desbaratar la ocasión.

Protagonismo bajo los palos

La segunda mitad tuvo un inicio bastante tranquilo en el que apenas se pudieron ver llegadas a ninguna de las áreas. El miedo por recibir un gol a estas alturas de partido era mayor que la alegría por conseguir anotar.

Con el paso de los minutos, el Atlanta United consiguió llevar de nuevo peligro sobre la portería de su rival, aunque esta fue con acciones a balón parado. En una de ellas, Asad estuvo a punto de poner por delante a su equipo en el marcador.

Mediada la segunda parte, los visitantes se volcaron de manera definitiva al ataque y con un aumento en la intensidad de su juego y varias sustituciones, comenzó a tener mayor presencia en el ataque que su rival. A pesar de este cambio en la dinámica, les costó mucho poder crear una ocasión manifiesta de gol.

El Orlando City no se quedó atrás y tratando de aprovechar unas transiciones rápidas consiguió tener algo más de presencia en ataque. Fruto de ello fue la entrada de Cyle Larin, que obligó a los dos defensores a tener que cambiar el planteamiento en la marca.

usatoday.com

A falta de algo más de diez minutos para el final del partido, los visitantes realizaron un cambio claramente defensivo, en el que sacaron a un medio defensivo como McCann, para quitar a Asad. Esto respondió sobre todo a la necesidad de recuperar un centro del campo que en los minutos anteriores parecían haber perdido.

En los minutos finales, cuando el partido parecía que finalizaría con un empate sin goles, apareció Héctor Villalba para desequilibrar el resultado. Se hizo con un balón en el costado izquierdo, y tras encarar portería con una diagonal, soltó un zapatazo que introdujo el balón por la escuadra. Imparable.

En el tiempo que restó al pitido final de colegiado, los locales trataron de igualar el marcador a la desesperada, pero no lo consiguieron. Esto permitió que el Atlanta United lograse de nuevo la victoria y continúe escalando puestos en la clasificación.

VAVEL Logo