Guía Leicester City 2017/18: Misma filosofía, distintas metas
Ciudad deportiva del Leicester. Fuente: Leicester

El Leicester City protagonizó hace dos temporadas una de las mayores hazañas en la historia del fútbol moderno, conquistar la Premier League dando una lección de fútbol táctico y humildad con una de las plantillas más económicas de toda la competición. Bien es cierto que no es posible vivir del pasado, y mucho menos en una liga como la Premier, pero se puede afirmar con total seguridad que los foxes atraviesan su mejor momento desde que el club fue fundado en 1884.

La mejor época para ser del LeicesterDesde su creación, el Leicester ha sido uno de los equipos más modestos de la élite inglesa, por lo que los del King Power Stadium no poseen un gran número de trofeos en sus vitrinas. Un subcampeonato de FA Cup en 1949 fue lo más destacado para los zorros hasta que en 1963 conquistasen su primera Copa de la Liga ante el Stoke, título que volverían a lograr en dos ocasiones tanto en la temporada 1996-97, como en el año 2000.

Desde entonces, los numerosos descensos y ascensos entre la primera, segunda y tercera división del fútbol inglés habían servido para conformar a unos aficionados que, en la temporada 2015-16 vieron como aquella plantilla mágica cumplía los sueños de una pequeña ciudad del centro de Inglaterra. A los tres títulos de copa y a la reciente conquista de la liga, hay que añadir la Community Shield lograda en 1971, a la que accedieron por acabar líderes de la segunda división inglesa y con la que se cierra un palmarés de cinco campeonatos cada cual de ellos con más historia oculta.

La plantilla del Leicester en el año 2000 celebrando el título de EFL Cup. Fuente: Leicester
La plantilla del Leicester en el año 2000 celebrando el título de EFL Cup. Fuente: Leicester

Temporada 2016-17, año I después del título

Tras cosechar el mayor logro de su historia, el verano del 2016 se antojaba difícil para los vigentes campeones. Vardy, Mahrez y Kanté habían sido tres pilares en la consecución de la Premier League y muchos de los mejores equipos de Europa pretendían a dichos jugadores. Finalmente, tan solo el francés se despidió del King Power Stadium e hizo las maletas para embarcarse en el nuevo proyecto del Chelsea, una pérdida que el club intentó sanear con fichajes como el de Mendy, de características muy similares a las de Kanté.

Posteriormente, y con la intención de formar una plantilla competitiva de cara a su participación en la Champions League, los foxes incorporaron a Slimani, Musa, Ndidi y Luís Hernández entre otros. Fichajes que, meses después, no fueron capaces de hacer olvidar la intensidad que N’Golo aportaba jornada tras jornada.

El año comenzó con la disputa de la Community Shield ante el nuevo y millonario Manchester United de Mourinho, Ibra, Pogba y compañía. Los de Ranieri perdieron por 1-2, a pesar de ello, el equipo no daba síntomas de preocupación y todo parecía indicar que el Leicester City estaría de nuevo en la pelea con los más grandes. Pero meses después, y tras las numerosas derrotas en el campeonato liguero que habían llevado al equipo a rondar los puestos de descenso, la directiva tomó una de las decisiones más polémicas y cuestionadas de los últimos años, despedir al mayor artífice del milagro, Claudio Ranieri.

Mural en honor a Claudio Ranieri situado a las afueras del estadio. Fuente: Getty Images
Mural en honor a Claudio Ranieri situado a las afueras del estadio. Fuente: Getty Images

De este modo, Craig Shakespeare tomó las riendas del equipo en febrero de este mismo año,  y el técnico inglés llevó a los foxes a terminar en decimosegunda posición en el campeonato liguero además de haber alcanzado los cuartos de final en la Champions League, en los que cayeron ante el Atlético de Madrid.

El culebrón Mahrez y los nuevos refuerzos

En el pasado mercado estival, Riyad Mahrez estuvo coqueteando con el Arsenal, pero finalmente los Gunners no consiguieron hacerse con los servicios del argelino. Después de un año en la mediocridad, Mahrez está buscando una salida que le permita disputar competiciones europeas, y desde hace un mes aproximadamente todos los rumores le sitúan en Roma, de hecho, varios medios aseguran que la todavía estrella de los foxes ya ha llegado a un acuerdo con el club Italiano, pero por el momento, el Leicester no quiere dejar escapar a uno de los jugadores con más talento de su plantilla.

Por otra parte, el club ha buscado reforzar la plantilla en todos los aspectos fichando a cuatro jugadores, uno para cada zona del campo. Tras la marcha al Stuttgart del guardameta suplente, Robert Zieler, el Leicester se hizo con los servicios de Jakupovic, portero con experiencia en la Premier que puede servir como sustituto de Schmeichel en caso de que este no pudise jugar.

Harry Maguire ha sido el elegido para reforzar la zaga, el central de 24 años ha llegado al King Power Stadium procedente del Hull City por 13’7 millones de euros. Vicente Iborra también se ha sumado al ambicioso proyecto de Shakespeare, un pivote defensivo puro, capaz de recuperar balones en su propio área y con un tiro muy potente que le ha hecho marcar ocho tantos en la pasada campaña con el Sevilla. Kelechi Iheanacho es sin duda el fichaje que más revuelo ha causado en el entorno de los foxes, con tan solo veinte años, tiene rasgos de ‘nueve’ veloz con potencia y llegada. El nigeriano ha sido la más cara de todas las incorporaciones, pues el Manchester City ha ingresado 27’5 millones por la venta de una de sus perlas de la cantera.

Iheanacho en su presentación como jugador del LCFC. Fuente: Leicester
Iheanacho en su presentación como jugador del LCFC. Fuente: Leicester

Orden en defensa y rapidez en ataqueEl estilo de juego que llevó al Leicester a coronarse como campeón hace ya un año y algunos meses, se basaba en una fuerte mentalidad defensiva que posteriormente permitiera a los jugadores de arriba salir a la contra y acabar jugada. Es por ello que todo apunta a que Shakespeare se va a ceñir a las mismas pautas esta temporada para conseguir acabar lo más arriba posible, las premisas son simples, concentración atrás y eficacia en ataque.

Tras las recientes incorporaciones, el LCFC cuenta con una plantilla bastante larga en la que cada jugador tendrá que esforzarse al máximo para ganarse un puesto en el once inicial. Pero basándose en su rendimiento en las temporadas anteriores y el estilo de juego que los zorros tratarán de desplegar, todo hace indicar que Shakespeare confiará en los siguientes hombres para debutar ante el Arsenal: Schmeichel, Simpson, Maguire, Morgan, Fuchs, Iborra, Ndidi, Mahrez, Gray, Iheanacho y Vardy.

Un año más, Puma será el encargado de vestir al Leicester City que como no puede ser de otra manera, lucirá su clásico color azul en una primera equipación que también llevará matices dorados. Mientras tanto, su segunda indumentaria será de color negro y la alternativa blanca con detalles azules, camiseta que se utilizó en la presentación de Iheanacho, uno de los momentos más mediáticos del año.

Vista aérea del King Power Stadium. Fuente: Leicester
Vista aérea del King Power Stadium. Fuente: Leicester

La sede de los foxes seguirá siendo un año más el King Power Stadium. Uno de los estadios más modernos de Inglaterra ya que fue inaugurado en 2002 y que lleva el nombre de la compañía propietaria del equipo. Dispone de capacidad para dar asiento a 32.262 espectadores, todos ellos esperanzados con este nuevo proyecto que poco a poco coge forma. Y es que tras tocar el cielo, no eran pocos los que situaban al Leicester City en el descenso debido a la habitual resaca que sufren los equipos modestos cuando logran plaza en las competiciones europeas. Pero a falta de resolverse el asunto Mahrez, los de Shakespeare cuentan con una plantilla bastante amplia que les permite soñar con Europa, aunque visto lo visto, es imposible tratar de adivinar en qué zona de la tabla acabará uno de los equipos más queridos en el continente europeo.

VAVEL Logo