Toronto se muestra intratable
@torontofc

Nueve puntos distancian ya Toronto FC y a Chicago Fire en la pelea por el primer puesto de la Conferencia Este, después de un partido en el que los canadienses supieron aprovechar las ocasiones de las que dispusieron. En la primera mitad se pudo ver muy poco juego por parte de los dos equipos, ya que el respeto que ambos se tenían, hizo que apenas se viesen llegadas a portería. Fue en la segunda mitad, cuando con todo por jugarse, los locales empataron el marcador, pero la pólvora de los visitantes en ataque les costó caro.

Los canadienses imponen su ley

La importancia del partido se pudo ver desde el primer minuto, en donde ninguno de los equipos parecía querer arriesgar más de lo necesario. Esto provocó que apenas se viesen acercamientos en ambas áreas, sólo algunos disparos desde fuera del área.

Fue gracias a una de estas acciones la que aprovechó Toronto FC para ponerse en ventaja en el marcador. Hasler disparo a puerta desde la frontal del área, pero el balón fue rechazado por el portero, llegando el mismo a Delgado que sólo tuvo que empujarlo al fondo de la red.

usatoday.com

Comenzó entonces unos minutos en los que el Chicago Fire controló el ritmo del partido, sacando provecho de la superioridad de sus jugadores en el centro del campo. Una constante circulación de balón trató abrir espacios en la defensa canadiense, que estaba siendo inexpugnable.

Poco a poco, Toronto FC empezó a sacudirse de la presión a la que su rival le estaba sometiendo, pero no querían el balón. En cuanto un futbolista visitante recibía el balón, rápidamente buscaba una transición veloz que sorprendiese a la adelantada defensa local. Pero Giovinco y Altidore no lo tuvieron fácil, ya que la defensa despejó con contundencia todas las acciones,

Los minutos pasaban y por más que insistían en buscar la portería, el equipo del Fire no lograba darle profundidad a sus acciones. Culpa de ello fue la ausencia de jugadores de banda. El haber querido reforzar el centro del campo, castigó una zona tan importante como los costados, lo que generó que la mayoría de las acciones llegasen por un carril central, que estaba sobre cargado de jugadores.

Pero el final de la primera mitad llegó con el resultado a favor de unos canadienses que hasta el momento estaba teniendo un partido muy sencillo, con un rival que apenas les conseguía llegar con peligro a su portería.

Caída libre

La segunda mitad comenzó con un Toronto FC muy incisivo en el ataque, que tenía una clara predisposición a cerrar el marcador lo antes posible. Tuvo dos acciones al contraataque que puso en aviso a la defensa local. Esto sirvió para que los locales despertasen del letargo en el que parecían sumidos, ya que la falta de actitud en los primeros minutos pareció que todavía continuaban dentro de los vestuarios.

Comenzaron entonces unos minutos en los que el Fire volvió a controlar el balón y a sumar ahora sí, varias acciones de peligro sobre la meta de su rival. De esa insistencia surgió el gol con el que los locales consiguieron empatar el partido. Schweinteiger disparó a puerta desde fuera del área, pero su golpeo dio en el palo. La buena suerte hizo que el balón llegase a Accam, que sólo tuvo que poner el pie para introducir este en el fondo de la red.

A partir de ese momento el partido se abrió, lo que permitió que se viesen llegadas en ambas porterías. El primer puesto de la clasificación estaba en juego y nadie quería dejarse nada en el tintero.

@torontofc

Tanto fue así que en una de esas acciones, el conjunto visitante volvió a dar la sorpresa, adelantándose en el marcador. Tras una larga acción, Víctor Vázquez recibió el balón en la esquina del área grande, y puso un centro al segundo palo en donde apareció Hasler, para de cabeza poner de nuevo en ventaja a su equipo.

Se abrió entonces un nuevo partido en el que el Chicago Fire era el absoluto, llevando el peso del partido. De manera constante asedió la portería de los canadienses, con continuas ocasiones de peligro que sus delanteros no estuvieron acertados en el momento de definir.

Sin embargo, fue el equipo canadiense el que en los minutos finales consiguió aprovechar el único acercamiento que tuvo para cerrar el resultado. Un contraataque en el que Altidore y Giovinco se quedaron solos ante el portero, y el delantero estadounidense sólo tuvo que entregarle el balón a su compañero para que a portería vacía certificase la victoria de su equipo.

VAVEL Logo