Previa New York Red Bulls - New York City FC: todo o nada
Gerard Faigés (VAVEL.com)

La ciudad de Harrison vuelve a vestirse de gala en un nuevo Hudson River Derby, con dos equipos que se juegan cosas muy diferentes en este final de temporada. Todavía colean los ecos de la victoria lograda en el mismo estadio hace un par de meses y los ‘citizens’ quieren aprovechar su buena racha para hacer historia, ganado los tres enfrentamientos directos de la temporada.

El conjunto local todavía no tiene aseguradas sus opciones para clasificar a PlayOff´s y no puede cometer más errores. Este importante partido llega en un momento delicado de la temporada, en donde el resultado que cosechen podría decantar el desarrollo final de la campaña a un sentido u otro.

Los visitantes quieren aprovecharse de la euforia creada tras la victoria de la pasada semana en donde remontó el resultado en los últimos minutos. Este enfrentamiento ante su máximo rival podría decirse que llega en un gran momento, aunque le faltan algunos de sus mejores jugadores.

Un ‘Miura’ malherido

Como si de un toro bravo malherido se tratase, el New York Red Bulls es muy peligroso. No sabes por dónde te puede salir, y eso es posiblemente lo que ocurra en este encuentro. La situación del equipo no es todo lo buena que se podría esperar de ellos a estas altura de la campaña, pero viendo los problemas que han tenido, todavía siguen vivos.

A diferencia de otros años, este enfrentamiento llega en el peor momento de la temporada, sin embargo, el resultado que sacasen podría ser una navaja de doble filo. Si consiguen ganar a su máximo rival, sería la primera ante ellos de la temporada y les ayudaría a lograr es fortaleza y ambición ausente durante muchos partidos. Pero si pierden, el palo sería durísimo y levantarse del mismo le costaría muchísimo.

En esta temporada, los locales no han conseguido ser superiores a su rival ni en juego ni en resultado, algo que se convirtió en la tónica de lo que va de temporada. Hasta el momento, cada vez que el equipo de la bebida energética se enfrentaba a los ‘citizens’ parecían un equipo inexpugnable, que apenas cometía errores. Conseguir robarle el balón a un equipo en el que su seña de identidad es la posesión de la pelota, les daría un punto a favor. Ya conocen el camino y junto a una afición volcada, trataran de dar la sorpresa y volver a presentar su firme candidatura a los PlayOff´s, y porque no, a una posible final de MLS Cup.

 

onceametro.com

 

El lograr o no la victoria, dependerá de todo el equipo, pero sobre todo de un jugador al cual estos partidos siempre se le han dado especialmente bien. El delantero inglés Bradley Wright-Phillips ha declarado en innumerables ocasiones su ‘odio’ a el equipo ‘citizen’, y eso se le ha visto en cada partido. En el pasado encuentro disputado en el Yankee Stadium, el jugador anotó un doblete que se sumó a los ocho goles que logró con anterioridad. Esto le coloca como la bestia negra de su rival, y uno de los principales estandartes en la búsqueda de la victoria.

Para este importante encuentro, el entrenador local no podrá contar con algunos de los jugadores más importantes del equipo en las últimas semanas, como el delantero Daniel Royer y el central Aurelien Collin. El primero de ellos sufrió una lesión en la rodilla después de completar un mes perfecto que le llevó a ser galardonado con el premio al Mejor Jugador del mes de julio, y el central francés que tiene dolencias a causa de una fascitis plantar.

A estas hay que sumarles la ya conocidas del central Gideon Baah, que no ha llegado a debutar en este año y Mike Grella, que hace unas semanas se anunció su baja por una lesión en la rodilla. Ambos se perderán lo que resta de temporada.

A por el pleno de victorias

Posiblemente el New York City FC no vuelva a tener una ocasión como la que se le presenta de dejar muy tocado a un rival que se juega todo o nada. Es la primera vez desde que entraran en competición hace dos temporadas que se encuentran por delante del Red Bulls en la clasificación, y con una distancia de ocho puntos entre ambos. Lograr una victoria significaría alejar a un rival directo y a su vez, ponerlos en apuros ante una conferencia en la que hasta el último día, muy pocos equipos tendrán asegurada la clasificación.

Los del Bronx además no pueden descuidarse, ya que a pesar de que el primer clasificado de la Conferencia Este sea de cuatro puntos (antes de que empezase la jornada), todavía tienen posibilidades de lograr su primer título con la Supporter´s Shield. Hasta que se llegue a la semana 36, cualquier cosa puede ocurrir y más en una competición tan abierta como la MLS. De ahí que los neoyorkinos todavía no hayan desechados sus opciones.

Esta necesidad por parte de ambos equipos, hará a su vez que los visitantes salgan a jugar con más cabeza. De vital importancia será que el equipo se haga con el centro del campo. En esta posición es en donde los visitantes acumulan mayor cantidad de jugadores, pero desde la marcha de McCarty han perdido visión de juego, pero ganado en fortaleza. De ello si consiguen controlar el balón, tendrán mucho ganado. Pero en esta posición Vieira tendrá un problema importante, la baja de Yangel Herrera por acumulación de tarjetas, le obligará a buscar un recambio para una posición tan importante.

Aunque parezca algo predecible, al igual que en su rival, será el delantero el máximo responsable de que el equipo logre hacerse con la tercera victoria consecutiva en este Hudson River Derby. David Villa está rindiendo a un nivel espectacular, que le encamina a su segundo Landon Donovan MLS MVP. Actualmente es el máximo goleador de la competición con 19 tantos, que le colocan en la carrera por batir un récord histórico de goles en la liga.

Para este enfrentamiento, el New York City no llega con sus mejores jugadores, ya que varios de ellos se perderán el partido por diferentes motivos. La baja más reciente es la de Yangel Herrera, que como se anotó antes, se perderá el partido a causa de la acumulación de amonestaciones.

El resto de las ausencias será a causa de las lesiones. A las ya conocidas de Ronald Matarrita y Miguel Camargo que se encuentran en el ecuador de las graves lesiones que sufrieron, hay que sumarle la del central Maxime Chanot. El futbolista cayó lesionado en el partido de la pasada semana y será baja hasta el inicio de los PlayOff´s a finales de octubre.

Historia o realidad

Con apenas tres años de existencia, este Hudson River Derby se ha convertido en uno de los enfrentamientos más importantes de la Rivalry Week. Desde la llegada de los ‘citizens’ a la MLS en 2015, ambos equipos se han visto las caras en cuatro ocasiones en el New Jersey con tres victorias para los Red Bulls y una para los locales.

La única victoria llegó en esta misma temporada, hace un par de meses. Los New York City que con un partido no muy brillante pero si efectivo, logró el hito de ganar a su rival. En la primera mitad se pudo ver un encuentro muy disputando en donde el respeto que se tenía el uno con el otro hizo que se vieran pocas acciones de peligro. El único equipo que mostró algo más de interés en anotar fueron los visitantes, que además de conseguir un gol, tuvieron dos ocasiones más para lograrlo. La segunda parte no tuvo demasiada historia para los visitantes que aprovecharon el mal partido del centro del campo de su rival para poder realizar el partido que ellos querían, viéndose reforzados con un gol que aseguró la primera victoria de los ‘citizens’.

Arbitrará Jair Marrufo

El partido se disputará en el Red Bull Arena de Harrison (New Jersey). Su diseño está basado  en los estadios de nueva generación europeos, y este en especial se asemeja tanto por dentro como por fuera al Allianz Arena. Ha sido uno de los estadios más utilizados para disputar partidos internacionales, gracias a su privilegiada situación, cerca de Nueva York. También conocido como ‘The Cathedral of American Soccer’, el estadio estuvo programado para inaugurarse en 2008, pero a causa de unos retrasos, se inauguró en 2010. Tiene una capacidad total de 25.189 espectadores. Se trata del segundo estadio específico para el soccer más grande de los Estados Unidos, después del StubHub Center de Los Angeles.

El colegiado será el estadounidense Jair Marrufo. Es uno de los árbitros más veteranos de la competición, ya que su debut se dio en la temporada 2000, ha dirigido más de 200 partidos. A partir del año 2007, el árbitro fue seleccionado para dirigir encuentros FIFA, formando parte del roster arbitral que estuvo en los Juegos Olímpicos de 2008, en las últimas cuatro CONCACAF Copa de Oro y en la Copa America Centenario 2016.

Como logros más importantes tiene el ser reconocido como el MLS Mejor Árbitro 2008, además de ser el encargado de dirimir el MLS All Star 2014 en donde las estrellas ‘emeleseras’ se enfrentaron al Bayern München. También fue en encargado en dirigir las MLS Cup de 2006 y 2015.

Posibles alineaciones partido New York Red Bulls vs New York City

VAVEL Logo