El paso adelante de Thomas Lemar
Lemar celebra uno de sus goles ante Holanda. | FOTO: FFF.fr

En un Mónaco que ha perdido a grandes elementos como Kylian Mbappé o Bernardo Silva, un nombre resuena con fuerza para ser el nuevo líder en el club del Principado. Las grandes actuaciones de Thomas Lemar en este inicio de temporada con los de Jardim, donde, a causa de las citadas ausencias, está teniendo que asumir mayores responsabilidades, ha aumentado de forma exponencial su cotización. El encuentro que realizó ante Holanda, en el que anotó un doblete y fue el más destacado, hace pensar que Lemar está listo para consagrarse como una gran estrella del fútbol europeo.

Para llegar a ese nivel debe, eso sí, liderar desde ahora el nuevo proyecto del Mónaco de Leonardo Jardim, en el que se mantiene pese a haber recibido jugosísimas ofertas de varios grandes del continente. El técnico portugués ha venido colocando a Lemar siempre pegado a la banda izquierda, en posición de extremo, con el objetivo de aprovechar la verticalidad y velocidad de la que dispone, y prescindiendo de él a la hora de crear, una tarea que correspondía más al otro hombre de banda, el ya jugador del Manchester City Bernardo Silva.

Leonardo Jardim ha otorgado más importancia a Lemar en su nuevo Mónaco. | FOTO: ASMonaco.com
Leonardo Jardim ha otorgado más importancia a Lemar en su nuevo Mónaco. | FOTO: ASMonaco.com

La presencia del jugador nacido en Guadalupe en el once de Didier Deschamps para el crucial encuentro de clasificación al Mundial de Rusia dejaba a las claras que Lemar ha crecido como jugador y se ha hecho un hueco en Les Bleus, uno de los combinados más competitivos del mundo, y que hoy cuenta con una elevada cantidad de jugadores de primera fila. Pero dicha participación desde el inicio no sorprendió tanto como el rol que el futbolista del Mónaco adquirió durante el choque. Pese a que partía desde la izquierda, Lemar se movió con total libertad por todo el ancho del terreno, acercándose siempre a la posición en la que se ubicaba el balón y combinando con los principales actores del juego galo, Antoine Griezmann y Paul Pogba.

El alto volumen de participación de Lemar en el juego ofensivo francés ante Holanda, unido a los dos tantos que anotó, abre un debate en torno al rol y la posición que ha de tener en su club. Dicho de otro modo, si Leonardo Jardim debe otorgarle una libertad de movimientos que hasta ahora no ha tenido en su 4-4-2, para que Lemar pase a ser el 10, es decir, el líder en la creación de juego en tres cuartos del conjunto del Principado.

Thomas Lemar, en acción durante un encuentro con el Mónaco.
Thomas Lemar, en acción durante un encuentro con el Mónaco. | FOTO: ASMonaco.com

Apartándolo de la banda se perderían parte de las virtudes del centrocampista galo, pues se verían mermadas la capacidad de desborde y las apariciones por sorpresa en el área rival, pero la fluidez del juego se vería reforzada. Tal vez ese sea el siguiente paso para un futbolista que, con 21 años de edad todavía, ya ha superado con suficiencia los 100 encuentros en la élite, y que amenaza ahora con aparecer en la primera plana. En la influencia y participación de Lemar en el juego radican sus posibilidades de alcanzar la cima, y explotar todo el potencial de su nueva estrella es lo que necesita el Mónaco para estar en condiciones de competir con el PSG por la Ligue 1, en una de las pugnas más desigualadas de toda Europa.

VAVEL Logo