Estados Unidos se queda fuera del Mundial
mlssoccer.com

Quedarse fuera de una Copa del Mundo es un duro revés para cualquier selección pero si esta se da en un país en donde el deporte está tratando de hacerse un hueco, el golpe es peor. Los estadounidenses no pudieron con una selección que a priori era inferior, que en la primera mitad se había colocado con una ventaja en el marcador de dos goles. En la segunda parte, el gol tempranero de Pulisic animó al combinado estadounidense, pero no fue suficiente para clasificar a la que hubiese sido su octava Copa del Mundo consecutiva.

Un baño de agua fria

La importancia del partido y la necesidad de sacar un resultado positivo hizo que los estadounidenses comenzaran muy nerviosos y sus errores permitiesen a los isleños llegar con peligro a las inmediaciones de la portería defendida por Howard. Pero ellos no se dejaron tampoco sorprender y en los primeros minutos Altidore mandó un balón por encima del larguero, dando el primer aviso.

Pero en el minuto 17 llegó el primer varapalo para la selección estadounidense con un gol en propia puerta de Omar Gonzalez. El lateral trinitense Alvin Jones, centró un balón al interior del área, pero del defensor visitante en su intento por despejarlo, lo introdujo en el interior de la portería. Todavía quedaba tiempo para revertir la situación, pero debían dar un paso adelante.

Leyendanamibian.com.na

Sin embargo, unos minutos, después, la reacción no llegó por parte del equipo estadounidense, sino que fueron los locales los que hicieron saltar la sorpresa en el Ato Boldon Stadium. De nuevo Alvin Jones, vio adelantado al guardameta norteamericano y disparó desde algo más de 27 metros para anotar el segundo gol para su selección, y dejar a su rival muy tocado.

Este resultado provocó que los ‘Soca Warriors’ se convirtiesen en los claro dominadores del partido, con un rival completamente aletargado y que apenas consiguiera responder al duro mazazo recibido. Con rápidas transiciones, los isleños rompieron la defensa rival, presentándose con peligro una vez tras otra frente a Howard.

La incertidumbre que sobrevolaba en el conjunto estadounidense, hizo que facilitase más acciones de peligro, estando a punto de volver a conseguir a anotar gracias a Alvin Jones. Una falta muy lejana votó delante del portero al que despistó y a punto estuvo de hacer que la pesadilla fuese aún mayor.

Pulisic no es suficiente

En la segunda mitad, Bruce Arena buscó de manera drástica un cambio radical en el conjunto estadounidense y dio entrada a Clint Dempsey para acumular mayor experiencia y carácter en un equipo que parecía dormido.

Este cambio dio sus frutos en apenas un par de minutos, ya que en el 46, Christian Pulisic llevó la esperanza a los aficionados estadounidenses. En una jugada individual del prometedor futbolista ‘Yankee’, consiguió anotar un gol que recortaba distancias. Un tanto más les separaba de una nueva oportunidad de lograr el pase a la Copa del Mundo.

A partir de ese instante el partido se convirtió en un auténtico correcalles en el que cualquiera de las selecciones podía decantar el resultado a hacia un lado u otro. Con los estadounidenses dominando el balón y encerrando a su rival en campo propio, contó con algunas ocasiones, pero ninguna estuvo a la altura de lo que necesitaban.

@ussoccer

Si rival en cambio supo aprovechar esta circunstancia y cada balón que recuperaba, significó una contra en la que sólo la mala puntería de sus delanteros hizo que el resultado no fuese aún mayor a su favor. Tanto es así que Howard tuvo que intervenir en un par de acciones para que esto no ocurriese.

Entrando en los últimos minutos del partido, Dempsey ahogó el gol en los pocos aficionados estadounidenses que se encontraban en el partido. Un disparo desde el borde del área golpeó en el palo, dejando a los norteamericanos con la esperanza de clasificar a unos pocos centímetros. Unos minutos después fue Bobby Wood el que estuvo a punto de empatar el partido. Un disparo del delantero fue despejado por el guardameta cuando el balón estaba a punto de introducirse por la misma escuadra.

Tras insistir sin obtener recompensa, los estadounidenses cayeron derrotados ante Trinidad y Tobago, lo que provocaba que quedasen fuera de una Copa del Mundo desde la que se disputó en México 86. Un duro varapalo que obligará a la federación a tomar medidas y buscar la solución.

VAVEL Logo