Previa Stoke-Leicester: la ansiedad de no querer mirar abajo

Tal competitiva está siendo la Premier League en este inicio que Stoke City y Leicester City, a pesar de sumar más derrotas que victorias en las diez primeras jornadas, no ocupan las posiciones frívolas del farolillo rojo. Mérito también de las horribles actuaciones de quienes sí se encuentran allí: Everton, Bournemouth y Crystal Palace, todos ellos a un nivel muchísimo más bajo. De esta manera, el duelo matutino del sábado con el que arranca el fin de semana de fútbol inglés se presenta muy igualado, ya que cualquiera de ambos puede conseguir el cuarto triunfo que les dispare en la clasificación y sitúe por tanto, a escasos puntos del lejano, que no imposible, sueño de la UEFA Europa League. Aunque las tablas es el resultado más probable teniendo en cuenta todos los factores a analizar.

Acabar con los altibajos

Cinco partidos ha disfrutado la hinchada de los Potters durante estos casi tres meses de campeonato doméstico en los que los resultados han sido demasiado dispares, puesto que el cuadro rojiblanco obtuvo puntos frente a rivales complejos como Manchester United, Southampton y Arsenal, y sin embargo, no fue así ante los dubitativos Bournemouth y Chelsea. De este modo, encontrar una cierta regularidad en el propio feudo es la principal meta en el equipo de Stoke on Trent, al tratarse de prácticamente un requisito indispensable a la hora de encontrar más facilidades de conservar la categoría.

Para el duelo de este mismo sábado, Mark Hughes tiene ante sí la obligación de solventar cuatro importantes ausencias como son las de Peter Crouch, Geoff Cameron, Stephen Ireland y Bruno Martins Indi. Un día más, jugadores que a principio de temporada no tenían tan fijo su puesto en el once, pero a raíz de las lesiones y buenas actuaciones han ido asentándose, volverán a ser imprescindibles en el tan atípico esquema 3-4-2-1 implantado por el entrenador de Ruabon; es el caso de Kevin Wimmer y Maxim Choupo-Moting, piezas prácticamente imprescindibles.

Positivo punto de inflexión

Tras la visita del Liverpool en el King Power Stadium a finales de septiembre que dejó al Leicester en posiciones de descenso al Championship, el cuadro de Claude Puel ha sabido recomponerse y salir adelante como bien ha mostrado en numerosas ocasiones. Aquél partido ya dejó buenas sensaciones a pesar de la derrota, y tras él, los azulones encadenan cuatro partidos consecutivos sin perder y sumando ocho de doce puntos posibles, lo cual ha servido para situarse en undécima posición, a tan solo dos victorias más de entrar en Europa.

Al igual que el Stoke City, los Foxes también cuentan con tres bajas de notables trascendencia. Robert Huth y Matthew James por cuestiones físicas, y Adrien Silva debido a acumulación de tarjetas. Por tanto, el técnico francés deberá apostar por los también habituales Harry Maguire, Vicente Iborra y Wilfred Ndidi, estos dos últimos dirigiendo la sala de máquinas en un 4-4-2 cada vez más típico en el conjunto del centro de Inglaterra que, hasta el momento, tan grandes resultados está adquiriendo.

Turno ante los micrófonos

El primer míster en comparecer en rueda de prensa fue Mark Hughes, quien quiso analizar las opciones de su equipo a corto plazo: "Sabemos lo importante que es obtener dos victorias de manera seguida en la Premier League y esa es sin duda nuestra intención. Un par de triunfos pueden impulsarnos en la tabla y, por supuesto, cuando se gana un partido fuera de casa, obviamente se desea seguir con el buen rendimiento también en casa".

Por la parte contraria, el carismático y prudente Claude Puel optó por analizar el buen estado de forma de sus pupilos: "Gradualmente debemos mejorar juntos. Ha de tratarse de una evolución porque no podemos cambiar el rumbo de todo un equipo en unas pocas semanas. Tenemos que trabajar en el campo de entrenamiento, sobre todo los pequeños detalles, que son muy importantes y pueden marcar la diferencia".

Posibles alineaciones

VAVEL Logo