Que pase el siguiente...
Agüero marcó un nuevo gol para el City. Foto: Manchester City.

Uno de los grandes partidos de la jornada en Premier League acabó con un resultado favorable para el equipo local. Un duelo entre históricos que se han cambiado los papeles respecto en los últimos años, ya que a día de hoy el Manchester City se ve en todas las portadas de los periódicos para ser elogiado mientras el Arsenal está atravesando una dura travesía no acostumbrado a ser tan derrotista. El guión del partido ha sido prácticamente igual que en la vida diaria de cada club. El Arsenal quiso y no pudo, mientras que los citizens acabaron ganando tan fácil como parece, a pesar de enfrentarse a un equipo muy competitivo.

El Manchester City dominó ante un Arsenal que no bajó nunca los brazosEl equipo dirigido por Pep Guardiola partía como claro favorito en este duelo con intenciones bastantes claras. El líder pretendía seguir siéndolo, y si es alejarse aún más de su perseguidor Manchester United, que juega contra todo un Chelsea, mejor. El Arsenal tenía esperanza de dar la sorpresa puntuando en el Etihad para poder engancharse a los puestos altos de la clasificación e intentar subir algún peldaño para luchar, si se puede por conseguir el título. Pero no fue así, el equipo de Wenger se va alejando incluso de los puestos europeos.

El City empezó lanzado

Tuvo que pasar tan sólo dos minutos para que el equipo local hiciera una ocasión peligrosa de gol. Los locales, como viene siendo costumbre, comenzó el partido pisando fuerte. El Arsenal se contuvo como pudo sabiendo la dificultad que es defender a un equipo plagado de grandes delanteros como Agüero, Sterling y Sané. El entrenador del Santpedor decidió no darle la titularidad a Gabriel Jesús para sacarlo como revulsivo en la segunda parte, y más adelante le resultó muy efectiva la decisión.

Delph estuvo muy activo durante el partido. Foto: Getty Images.

Después de un par de ocasiones claras del City, a la tercera llegó la vencida y el Arsenal sólo pudo aguantar el marcador inicial 20 minutos de partido, ya que Kevin de Bruyne fue el primero de la tarde en anotar con un gran disparo por la esquina inferior derecha tras un balón de Fernandinho al borde del área. Algo fácil de predecir tanto antes como durante el partido, el City iba dominando en el juego y en el resultado.

Con un equipo visitante KO, los de Guardiola siguieron dominando el encuentro tras el gol, muchos acercamientos con claridad hicieron presagiar el segundo tanto del City, pero el Arsenal también tenía sus armas. Tantas que a punto estuvo de empatar en la última jugada de la primera parte si no fuera porque Ederson detuvo un disparo peligroso de Aaron Ramsey en la izquierda de su portería. A pesar de ser un equipo que va cuesta abajo, siguen teniendo unos jugadores de talla mundial.

Penalti claro y camino a la victoria

Las opciones del Arsenal de obtener algún punto en el partido se fueron disminuyendo al comienzo de la segunda parte tras un penalti que cometió Monreal en su propia área y que Agüero no falló al pegarlo al poste derecho sin darle ninguna opción a Cech de pararlo, con 2-0 el Manchester City iba de camino a una nueva victoria que les hace seguir siendo líderes una jornada más. El delantero argentino sumó su octavo gol de la temporada igualando a lo más alto a Harry Kane.

Después, los jugadores gunners intentaron no bajar los brazos ante una posible goleada, ya que los locales estaban bastantes cómodos en el partido y, viendo la efectividad de goles, podían temer encajar más goles si no apretaban arriba. Y eso ocurrió, los de Wenger intentaron estar apretar el resultado varias veces, y fue Aaron Ramsey, el mejor jugador del Arsenal en este choque, quién dio un pase peligroso a Alexandre Lacazette y el francés no duda en anotar recortando distancias en el marcador e intentar hacer sufrir a un equipo que casi nadie lo hace.

Alexis Sánchez no tuvo muchas ocasiones para poder hacer gol. Foto: Getty Images.

Pero la bestia volvió a despertarse. Y Guardiola, que cambió a Agüero por Gabriel Jesús, hizo un cambio que acabó siendo muy determinando de cara a las consecuencias del partido. El joven delantero anotó el tercero para seguir con una renta de dos goles. Definió de manera brillante al recibir un pase dentro del área. Cech no pudo hacer nada y el City lo hizo todo para asegurarse los tres puntos.

Un buen partido en general dónde hubo muchos detalles de calidad y varias tarjetas amarillas para el Arsenal, que estará dos semanas fuera de los puestos europeos debido al parón de las selecciones. 19 puntos empatados con el Liverpool y el Burnley y con mucho margen de mejora, pero la siguiente jornada le espera un Tottenham en forma ante su afición. Por su parte, el Manchester City sigue siendo el equipo más fiable y regular de la Premier League y probablemente de Europa. Los citizens suman su décimo quinta victoria consecutiva entre todas las competiciones. Todo un hito para un equipo que va a por todas.

VAVEL Logo