Inglaterra y Alemania: dos clásicos del fútbol con caminos distintos

Hablar de Inglaterra y de Alemania en términos futbolísticos es hablar de palabras mayores. Dos de las grandes importadoras de grandes jugadores se enfrentan en un amistoso que para ellos no lo es tanto. Con una rivalidad desde principios del siglo XX debido a las dos Guerras Mundiales, ingleses y alemanes se enfrentan para ver quién de los dos están en mejor forma, pues ambos se clasificaron para el Mundial de Rusia 2018 de manera cómoda, sin ningún agobio y ni una derrota.

Enemigos fuera y dentro del fútbol

Alemania ha conseguido tiene en su palmarés ocho títulos e Inglaterra tan sólo unoCon una larga y extensa carrera de ambas selecciones, estos dos históricos equipos se vuelven a enfrentar con una novedad, jugarán con el VAR. Por primera vez en un Inglaterra-Alemania, se jugará mediante ayudas tecnológicas. Al recuerdo está el gran error que se produjo en la final de la Copa del Mundo de 1966 siendo Inglaterra la anfitriona y enfrentó a ambos países. Este partido fue ganado por los ingleses por 4-2 en la prórroga, pero el tercer tanto de los ingleses anotado por Geoff Hurst no debió de subir al marcador porque la pelota no llegó a entrar del todo. Sin embargo, el árbitro concedió gol y facilitó la victoria de los ingleses en su primer y único Mundial que tienen en sus vitrinas.

Pero varias décadas después, la situación se puso al revés. En un partido de cuartos de final de la Copa del Mundo de 2010 en Sudáfrica, se volvieron a enfrentar ambos clubes. Un disparo de Frank Lampard pegó en el travesaño y luego entra en la portería para volver a regresar al terreno de juego, donde el portero alemán la paró. En este caso, Inglaterra fue la perjudicada y Alemania ganó el partido por 4-1. Una situación que no debería de repetir por la inclusión del VAR en el fútbol.

Müller celebra un gol a los ingleses en la Copa del Mundo 2010. Foto: Getty Images.

Grandes jugadores, distintos resultados

Estas selecciones, por nombre e historia, son ejemplos de tener en sus filas a grandes futbolistas recordados por todos los tiempos. Inglaterra ha tenido el orgullo de contar con Bobby Charlton, Gary Lineker, Bobby Moore, Neville, Alan Shearer, David Beckham o Rooney. Y Alemania ha tenido a Gerd Müller, Beckenbauer, Matthäus, Rudi Völler, Rummenigge o Miroslav Klose. Todo un elenco de grandes jugadores que son historia del fútbol europeo y mundial, y que han jugado en los mejores equipos del mundo con un palmarés increíble.

Inglaterra ha inventado el fútbol pero Alemania ha sabido jugarlo mejorSin embargo, los caminos de cada selección son muy distintos. Alemania, antes y después de ser unificada casi siempre ha estado en los primeros puestos de cada torneo. Un equipo completamente fiable en las mejores competiciones como la Copa del Mundo o la Eurocopa. Quizás se debe al gen competitivo que le caracteriza al alemán de a pie, pero es cierto que los alemanes siempre son uno de los favoritos en ganarlo todo. Sus cuatro Mundiales, tres Eurocopas y una Copa Confederaciones le acredita ser una de las selecciones más laureadas de todos los tiempos, y la mejor en el continente más antiguo.

Por su parte, la selección inglesa, a pesar de ser el país dónde se originó este deporte, no ha brillado tanto en su camino hacia estos torneos. Una selección acostumbrada a tener más nombres que logros. Pues, año tras año, va decepcionando a los aficionados que le apoyan. Con tan sólo una Copa del Mundo en su haber ganado en 1966 en su propio país, Inglaterra tiene un camino más de espinas que de rosas a pesar de estar siempre entre las quinielas para hacer algo importante. Un dato muy llamativo es que ni siquiera sabe lo que es jugar una final de la Eurocopa, lo más cerca que estuvieron fue en Italia 1968 e Inglaterra 1996, dónde alcanzaron el tercer puesto. Pero poco más. Situación completamente distinta que la de los alemanes.

Cabe destacar que Inglaterra no ocupa el puesto TOP 3 de la clasificación de la FIFA desde 2012, mientras que hoy en día, la selección dirigida por Joachim Löw encabeza dicha lista y no baja del TOP 5 desde hace más de siete años. Sin duda, algo destacable sabiendo que son dos grandes potencias que puede ganarles a cualquiera.

Histórica victoria inglesa en 2002 dónde los aficionados lo celebran por todo lo alto. Foto: Getty Images.

Historia viva en los partidos

Sin embargo, en duelos enfrentados entre sí, hay una gran igualdad entre ambos clubes. En 35 partidos disputados, Inglaterra ha ganado en 16 ocasiones, Alemania en 15 ocasiones y tan sólo se han producido cuatro empates. El primer partido disputado entre ambos fue hace más de un siglo. El 20 de abril de 1908, cuando el fútbol era prácticamente amateur y no existían grandes torneos de selecciones, Inglaterra viajó a Berlín para jugar un amistoso en el Viktoria-Platz y le endosó 1-5 ante 6000 espectadores. Por aquel entonces, el fútbol no movía tanta masa social como ahora, eran otros tiempos. A lo largo de más de un siglo han jugado una final, una semifinal y unos cuartos de la Copa del Mundo y unas semifinales de la Eurocopa. 

A pesar de ser un amistoso, el partido será televisado por cientos de países, ya que el cartel es muy esperado. A pesar de haberse visto las caras este año (en marzo Alemania le ganó a Inglaterra con gol de Podolski) en otro amistoso, este duelo espectacular en una sede como Wembley recordará las grandes noches, y los Toni Kroos, Rashford, Özil, Eric Dier, Vardy y Sané emularán a grandes jugadores como Charlton, Beckenbauer, Lineker, Müller, Peter Shilton o Michael Ballack. Al igual que los técnicos Gareth Southgate y Joachim Löw, que querrán emular a otros técnicos históricos como Eriksson, que fue el míster que derrotó a Alemania por 5-1 en una clasificación del Mundial, o a Franz Beckenbauer, que les ganó a los ingleses en las semifinales de Italia 1990. Muchas historias que contar, y que este amistoso aportará su granito de arena a los históricos Inglaterra-Alemania, esta vez será el VAR como algo inédito.

VAVEL Logo