Salah sigue dando alegrías al Liverpool
Mohamed Salah celebra uno de sus tantos. | Imagen: @LFC

El partido de Anfield fue una tarde apacible para los locales. El Liverpool aprovechó su pegada y la capacidad goleadora de Mohamed Salah para controlar el marcador. Klopp se permitió incluso dar descanso a algunos jugadores de cara a la Champions. 

Un dominio convertido en goles

Desde el comienzo, el choque tuvo tensión. En el primer balón largo que los centrales del Southampton mandaron sobre Tadic, el centrocampista recibió un golpe fortuito de Klavan que le obligó a ser atendido. Rápidamente, el serbio pudo regresar al terreno de juego ya recuperado de sus dolores.

También desde el minuto uno los jugadores del Liverpool buscaron tener el control desde la posesión, evitando los balones largos y siempre intentando dar salida al fútbol por las bandas. Mohamed Salah creó los primeros miedos en la zaga de los Saints con un par de arrancadas que obligaron a Oriol Romeu y Virgil van Dijk a aparecer al corte.

Salah durante un lance de la primera parte. | Imagen: @LFC
Salah durante un lance de la primera parte. | Imagen: @LFC

Sin embargo, los intentos de los Reds de involucrar a Firmino en los primeros minutos cayeron siempre en saco roto, ya que el brasileño se movía por una zona muy difícil de transitar. Sadio Mané también se activó en el partido con un centro desde la izquierda que no llegó a rematar el delantero dentro del área.

Tras los primeros seis minutos, aproximadamente, los de Klopp buscaron mantener la posesión y, a partir de ahí, desordenar la defensa rival. Así llegó la primera gran ocasión, con un balón filtrado hacia Alexander-Arnold que estuvo muy cerca de convertirse en el primer tanto, solo detenido por Forster. En la siguiente acción, Salah lo intentó pero su disparo terminó en el primer córner del encuentro, sin consecuencias.

Pero no quedó ahí la producción ofensiva, de nuevo Mané por la izquierda provocó un centro que cayó al extremo egipcio del Liverpool, que con remate de volea no pudo acertar entre los tres palos. Los primeros minutos iban pasando sin goles pero con mucho control por parte del Liverpool, que de vez en cuando permitía alguna posesión larga entre los centrales del Southampton.

Alberto Moreno despeja un balón en Anfield. | Imagen: @LFC
Alberto Moreno despeja un balón en Anfield. | Imagen: @LFC

El control posicional del conjunto local, con y sin balón, les permitía jugar la mayor parte de los minutos en la mitad de campo de los de Pelegrino. Así, las recuperaciones se producían cerca del área rival y se encontraban ya posicionados para atacar de nuevo por todos los frentes. Pese a marcar el ritmo del choque, el centro del campo no terminaba de encontrar en posiciones ventajosas a los atacantes, que tenían muy poco espacio.

Alberto Moreno tuvo que aparecer desde atrás para dar una posibilidad más de pase a Coutinho. El centro del internacional español no encontró compañeros dentro del área, cuando hasta tres jugadores buscaban el remate.

Wijnaldum produjo el primer disparo con peligro de los Reds en una jugada de Mané por el centro del ataque, pero Forster se deshizo del balón con una buena estirada. Después fue Coutinho también desde fuera del área, logrando un nuevo córner. El dominio se iba haciendo más acuciante. La sensación durante el choque era de apremiante peligro en la zona de tres cuartos ofensiva del Liverpool, mientras que el Southampton daba la impresión de estar algo más preocupado por las tareas defensivas que por buscar adelantarse.

Coutinho y Mané durante la primera mitad. | Imagen: @LFC
Coutinho y Mané durante la primera mitad. | Imagen: @LFC

Shane Long era una isla, donde los distintos jugadores de los Saints iban mandando pases pero sin encontrarle en la mayor parte de los intentos. Además, la movilidad de, sobre todo, Sadio Mané permitía a los de Klopp generar mucho.

Consecuencia del claro dominio Red, en el minuto 31, tras la salida de un córner, Wijnaldum encontró a Salah en la frontal y el egipcio disparó a puerta encontrando el primer gol del partido. Tras el control total de la primera parte, se reflejaba también en el marcador. El cambio de resultado afectó a la actividad de los visitantes, que tuvieron que buscar directamente la meta de Mignolet sin suerte.

Fue el Liverpool el que encontró el segundo gol, con un gran pase de Coutinho a la espalda de los centrales que fue directamente al espacio que Salah aprovechó para anotar. El extremo volvía a marcar y ampliaba la ventaja con una muy buena actuación del equipo. De córner buscaron los Saints y también de falta directa. Pero el disparo de Redmond salió lamiendo el palo y se marchó a saque de puerta.

Un paseo para pensar en Sevilla

La segunda mitad comenzó con el Liverpool al mismo nivel que terminó la primera. Salah y Mané aprovechaban a la perfección los gestos de Firmino, que acostumbra a caer al centro del campo para participar en la posesión. Con los Saints apagados, los locales se mantenían a un nivel de intensidad bastante alto.

Vista del estadio de la celebración del tanto de Coutinho. | Imagen: @LFC
Vista del estadio de la celebración del tanto de Coutinho. | Imagen: @LFC

El único fallo defensivo de lo Reds en los primeros minutos fue a la hora de sacar el balón tras una falta en contra. La pelota terminó en los pies de Boufal, pero el marroquí tardó mucho en definir y Lovren leyó completamente sus intenciones consiguiendo bloquear el disparo. Rápidamente llegó la reacción de los de Klopp, con un par de acercamientos que establecieron de nuevo el tipo de partido que querían disputar.

Con el resultado muy en contra, Pelegrino movió el banquillo e introdujo en el campo a Charlie Austin por Tadic, desaparecido durante los 54 minutos que disputó.  Con dos puntas –Long y el inglés-, la mordiente ofensiva tenía que incomodar, al menos, a la pareja de centrales. Con efecto inmediato, la actividad arriba de los Saints mejoró, manteniendo al Liverpool sin salir de su campo unos minutos. Pero el peligro que eso aguarda es el contragolpe letal de los Reds.

La segunda vez que consiguieron salir con velocidad devolvió al Southampton a una posición más contemplativa y cedió la responsabilidad a un Liverpool que no se cansó de buscar el tercero. Coutinho con un disparo rozando el palo izquierdo y Alberto Moreno con un buen centro al segundo palo estuvieron cerca se aumentar la diferencia.

Salah celebra el primer gol del partido. | Imagen: @LFC
Salah celebra el primer gol del partido. | Imagen: @LFC

Al final, de tanto intentarlo, lo encontraron. Mané jugó un balón por la derecha muy inteligente dentro del área para Firmino, el disparo del brasileño fue muy bien tapado por Forster pero Coutinho encontró el rechace y aprovechó para marcar el tercero a placer en el punto de penalti. Además, estoy fue seguido del cambio del centrocampista brasileño por Emre Can y Boufal por Ward-Prowse en los visitantes.

Con el tanto, el partido perdió casi toda la intensidad. Los Saints pretendían la portería rival con menos timidez, pero veían una montaña muy alta que escalar. Por parte de los locales, Klopp agotó los cambios dando descanso a Salah para darle minutos en su lugar a Milner. Sin arriesgar en los pases y sin sufrir atrás, los Reds disfrutaron de largas posesiones en los últimos minutos.

El equipo celebra un tanto en el encuentro. | Imagen: @LFC
El equipo celebra un tanto en el encuentro. | Imagen: @LFC

De hecho, Firmino tuvo ocasión de marcar el cuarto, pero su lanzamiento con la izquierda salió a la izquierda de la portería. Los hombres de Klopp siguieron buscando el gol, ahora con mucho más espacio y contra un rival que no ponía prácticamente intensidad. Sin mas cambios, el partido concluyó con 3-0.

Dos rachas completamente opuestas

Con este resultado, el Liverpool se coloca quinto, con 22 puntos, los mismos que Arsenal y Burnley. Ya son tres los partidos que ha ganado consecutivamente el conjunto de Anfield. Por parte del Southampton, es decimocuarto, con trece puntos. Tras caer en la ciudad del Merseyside, enlaza dos derrotas en Premier League

VAVEL Logo