Un derbi familiar

Liverpool es una de las grandes ciudades de Inglaterra. Y como no podía ser de otra manera, tiene una larga tradición futbolística marcada por la rivalidad de sus dos grandes clubes. El club más antiguo de esta ciudad es el Everton, fundado en 1878. En los primeros años de vida del club Toffee los partidos se disputaban en Anfield, propiedad del presidente del Everton por aquella época, John Houlding. Entonces, en 1892 llegaron tiempos difíciles para el que era el único club de la ciudad, ya que tras una disputa en la directiva del Everton nació el otro gran club de la ciudad: se fundó el Liverpool Football Club.

El nacimiento de los Reds no pudo ser más curioso. Algunos directivos del Everton pertenecían al Partido Liberal de Reino Unido, una formación política afín a la National Temperance Foundation, una asociación que se oponía a los intereses de las industrias cerveceras. El ya mencionado John Houlding, además de ser miembro del Partido Conservador, era un conocido fabricante de cerveza, por lo que los problemas entre los miembros de la directiva Toffee eran cuestión de tiempo. En resumen, se puede decir que la cerveza dividió a dos de los clubes más destacables del fútbol inglés y dio inicio a una de las más grandes y curiosas rivalidades del mundo del fútbol.

John Houlding | Fuente: Getty Images
John Houlding | Fuente: Getty Images

En los inicios del derbi entre los dos grandes clubes del condado de Merseyside la realidad era muy distinta a lo que es actualmente. El gran número de espectadores que acudían a Goodison Park (el nuevo campo del Everton) y a Anfield en una ciudad que rondaba los 23.000 habitantes hizo ver a los políticos locales el potencial que tenía el fútbol para lograr sus intereses. Entonces, la división que ya había entre Toffes y Reds se hizo todavía más patente, ya que no era ser de uno u otro equipo, era ser Liberal o ser Conservador, protestante o católico.

Pese a lo que se podía esperar a esta rivalidad marcada por asuntos políticos, la división entre las  aficiones dio un cambio radical. La cercanía entre Anfield y Goodison Park (solo les separa Stanley Park a ambos campos) y la mentalidad de los aficionados de ambos clubes de unirse ayudó a curar unas heridas que amenazaban con manchar la ciudad que amaban todos ellos. Nace así lo que es uno de los derbi más curiosos en la actualidad, el que popularmente es llamado “el derbi de la Amistad”.

En los partidos de gran rivalidad deportiva es habitual que se separen a las aficiones, siendo esto un factor aún más común en Inglaterra por la enorme intensidad con la que se viven este tipo de encuentros. Pese a ello, un día de derbi en Liverpool no implica separar a las aficiones. Es común ver grupos de amigos o familias ir a ver el derbi juntos, sin importar que cada uno de ellos sea Red o Toffee. Cada uno va con su bufanda, dando igual si el padre es del Liverpool y su hijo es del Everton. Igual de sorprendente es ver que en las tiendas ambulantes que rodean Anfield o Goodison Park ver como conviven bufandas de Liverpool y Everton, así como otro puesto ambulante que se dedica a vender comida antes de los partidos llamado Everpool.

Aficionados del Liverpool alrededor del puesto Everpool antes de un encuentro ante el Burnley FC | Imagen: Víctor Diéguez
Aficionados del Liverpool alrededor del puesto Everpool antes de un encuentro | Imagen: Víctor Diéguez

 A lo largo de la historia de ambos equipos se han sucedido los gestos entre ambos clubes. Por ejemplo, el Everton participó en el boicot a The Sun promovido por el Liverpool tras el trato que dio este tabloide inglés a la afición tras la tragedia de Hillsborough. En 2012, cuando finalmente salió la sentencia que daba la razón a los aficionados Reds, el Everton homenajeó  a las víctimas del fatal incidente antes de un encuentro ante el Newcastle. El Liverpool no se ha quedado atrás con los gestos a su club vecino, ya que en 2007, tras el asesinato de un joven aficionado del Everton llamado Rhys Jones, la directiva Red tuvo un bonito gesto con la familia de la víctima. Fueron invitados a un partido de la Liga de Campeones del Liverpool, encuentro al que la familia asistió con bufandas y camisetas del Everton mientras sonaba el tema con el que los Toffees  saltan al terreno de juego. También es destacable la unión mostrada en la final de Copa de la Liga de 1984 que disputaron Liverpool y Everton, ya que ambas aficiones hicieron cánticos acordándose de Mánchester, ciudad rival de Liverpool.

Pese a la unión que muestran ambas aficiones, la rivalidad que se muestra en el terreno de juego es enorme. No hay más que ver que es el partido con más tarjetas rojas desde que se creó la Premier League. Cuando el árbitro pitaba el inicio del partido, toda la cordialidad previa se disipaba en el terreno de juego. Esta rivalidad deportiva se ha visto cimentada a base de partidos memorables. Por ejemplo, en 1988 los Toffees vencieron por 1-0 al Liverpool, rompiendo así su racha a de 29 partidos imbatidos. Otro encuentro tremendamente recordado fue el derbi de 2001, en el que los Reds ganaron por 2-3 en Goodison Park gracias a un gol de falta directa de McAllister en el minuto 93. Ya sean las finales de la FA Cup que disputaron ambos equipos o el primer derbi del milenio (que acabó con polémica, como no podía ser de otra manera), todos los derbis han dejado huella.  

Ross Barkley con la camiseta rota en un derbi del Merseyside | Fuente: Getty Images
Ross Barkley con la camiseta rota en un derbi del Merseyside | Fuente: Getty Images

Actualmente, ambos equipos están en un momento algo confuso, ya sea por falta de inversión como pasa en el Liverpool o porque el dinero no se ha invertido de la mejor manera como ha sucedido en Goodison Park. Pese a ello, el duelo se antoja como algo apasionante, ya que tras más de 200 encuentros (89 victorias para los Reds y 66 para los Toffees) nunca se sabe por donde va a salir cualquiera de los dos equipos. Lejos queda ya la división social, política y religiosa entre ambos equipos, pero siempre seguirá estando esa intensidad tan característica que lleva moviendo a Liverpool desde hace más de un siglo. Y pensar que toda esta historia empezó por la cerveza.

VAVEL Logo