Mounié guía el camino del Huddersfield al triunfo
Mounié celebra su segundo gol en la cuenta personal y del Huddersfield. Foto: twitter.com/PremierLeague

Inicio de jornada número 16 de Premier League se diputaba este sábado. Uno de los partidos que se daría, era el enfrentamiento entre dos equipos como el Huddersfield Town y el Brighton & Hove Albion, que en la temporada anterior estaban en el Championship y que lograron, debido a su gran rendimiento, el ascenso a la máxima categoría del fútbol inglés.

Ahora, será el turno en la Premier League ser testigos de este encuentro por primera vez en la historia de esta competición. Más allá que otras veces se han enfrentado en las categorías menores, a partir de las 16:00 se escribiría el primer capítulo de este duelo en la máxima competición de las islas.

A pesar de que son dos equipos que están experimentando en esta competición, están haciendo una tarea más que aceptable. Enfrentando a los equipos más poderosos y haciendo, hasta donde se puede, un papel aceptable, además de estar en mitad de tabla, intentando cumplir el objetivo de asegurarse una temporada más en la Premier League.

Por eso, tanto el Huddersfield como el Brighton buscarán recuperarse de sus respectivas derrotas en la jornada anterior, ante el Everton los de Wagner, y una dura caída 5-1 frente a Liverpool para los de Hughton. Tendrán la oportunidad ideal de levantarse ante un equipo más que conocido ante tantos nuevos rivales. Porque es el enfrentamiento de dos viejos conocidos del Championship.

Dueño del juego

El reloj en Inglaterra marcaba las 15 horas, el horario de inicio de los partidos de la Premier League. Hora en la que Stuart Attwell marcaba el inicio del encuentro entre Huddersfield Town ante el Brighton en el estadio Kirklees Stadium que estaba repleto de simpatizantes de ambos equipos.

Desde el primer segundo del partido en el que los jugadores del Brighton marcaron el inicio del juego, se notaba que los dirigidos tácticamente por David Wagner, iban a ser superiores de principio a fin. Un equipo con mente en el arco rival, de hacerse dominador del juego teniendo la pelota, atacaba con mucha gente ­ya que contaba con tres mediocampista que buscaban más el ataque y un solo punta, Steve Mounié.

Por otro lado, un Brighton que salió a esperar. Se cerraba atrás con dos líneas de cuatro, y dos delanteros. Pero, más allá de su intento por mantener el resultado y buscar rápido la contra, Mounié, a principio del juego, iba a mostrar que tenía hambre de goles. Primero, intentaría con un remate desde fuera del área que el arquero Mathew Ryan lograba desviar al córner.

Desde ese tiro de esquina, Christopher Schindler desvía la pelota de cabeza, y eso le permite quedar sólo al delantero ex Montpellier que, con su muslo y abajo del arco solo sin marca, logra desviar el trayecto de la pelota para anotar el primer gol del encuentro.

Mounié y el último toque para anotar el 1-0. Foto: twitter.com/PremierLeague
Mounié y el último toque para anotar el 1-0. Foto: twitter.com/PremierLeague

Todo parecía indicar que el gol haría que Brighton reaccione y vaya en busca de la igualdad. Nada de eso pasó, sino que todo lo contrario. Huddersfield dominó la pelota, el juego, el tiempo, presionaba al momento para recuperar rápido con sus superioridad. Aunque no tuvo grandes situaciones claras de gol, de esa forma le sirvió al local para hacerse dueño del partido y no sufrir en el arco propio ya que la visita no podía atacar.

Y, cuando todo parecía que se iban a ir al descanso con un ventaja de un gol, a dos minutos del final, nuevamente desde el tiro de esquina, el arquero Ryan logra sacar la pelota del área, pero, en la segunda jugada, Mooy agarra el rebote, engancha, lanza el centro para Zanka que, de cabeza, habilita otra vez a Mounié, que cabecea y anota el segundo del juego.

Mounié festaja su segundo tanto en su cuenta personal. Foto: twitter.com/htafcdotcom
Mounié festaja su segundo tanto en su cuenta personal. Foto: twitter.com/htafcdotcom

Merecido dos a cero se llevaba los "terriers" al descanso. Era superior en el juego, no tan así en las ocasiones de gol, pero aun así dominaba el partido ante el Brighton que no reaccionaba, aunque le quedaban 45 minutos para buscar dos goles para, aunque sea, llevarse un punto de Kirklees Stadium, que hasta ese momento parecía complicado. 

Huddersfield aumentó su dominio.

El segundo tiempo se esperaba alguna reacción de los dirigidos por Hughton, pero eso le duró unos pocos minutos. Davy Pröpper, luego de un buen control de la pelota al recibir un rebote dentro del área, tiro la remató desviado. Esa fue la primera llegada clara de un equipo visitante que parecía resignado.

Pasaron los minutos, y los dirigidos por Wagner volvieron a adueñarse del partido. Pero, a diferencia de lo que fue la primera mitad, con muchas más jugadas peligrosas en el arco defendido por Ryan que acrecentó su figura dentro del campo de juego. Y eso se podía observar luego de que Tommy Smith tire un centro desde el sector izquierdo, a los pies de Tom Ince, que el australiano  ataja de manera perfecta lo que era el tercer gol del encuentro.

Infinidad de oportunidades tuvo el conjunto local para aumentar el marcador, y estaba bien si lo hacía. Uno de esas chances fue para Smith, que en la puerta del área se acomodó, remató de zurda, pero la pelota pasó muy cerca del palo derecho. Mounié también tuvo su oportunidad, al igual que Ince, pero ambos disparos se iban desviados.

Jonathan Hogg sale jugando desde su propio campo. Foto. Twitter.com/htafcdotcom
Jonathan Hogg sale jugando desde su propio campo. Foto. Twitter.com/htafcdotcom

Llegó el momento que Brighton respondía. Lo hizo mediante el jugador ingresado en la segunda mitad, José Izquierdo, que remató desde fuera del área a las manos de jonas lossl que no tuvo mucha participación en el juego. Misma suerte corrió el remate de Pröpper unos minutos más tarde.

La última oportunidad clara que tuvo en el encuentro, estuvo en los pies de Ince. Se fue sólo desde su propio campo, ningún defensor le salió, el jugador busco rematar para terminar de aniquilar el partido, pero el arquero, nuevamente Ryan, evita la caída de su arco.

Luego de ese remate, no hubo tiempo para más en el encuentro. Los de Wagner se quedaron con los tres puntos en un encuentro complicado con un gran nivel de fútbol. El próximo partido para el Huddersfield será este martes ante el Chelsea, una gran prueba. Mientras que, el miércoles será el día que Brighton buscará la recuperación, pero será ante ante un rival muy complicado como el Tottenham Hotspur.  

VAVEL Logo