San Paolo no resucita al Nápoles
Los jugadores agradecen el apoyo mostrado por la afición en el partido frente a la Fiorentina. // Fuente: Napoles

Los hombres de Mauricio Sarri no pudieron aprovechar el empate de entre Juventus e Inter de Milán para afianzarse como líderes en solitario de la liga. El Napoles ya suma dos jornadas sin ganar tras la derrota sufrida ante la Juventus la pasada jornada, a la que hay que sumar el empate frente a la Fiorentina por 0-0. Ambos equipos comenzaron con un sistema de juego similar, 4-3-3, con un centro del campo bastante sólido y tres puntas de lanza diferenciados.

Partido muy disputado

El partido se preveía bronco y así fue, ya que acabó con tres tarjetas amarillas para cada conjunto, Callejón, Diawara y Rog fueron los amonestados del Napoles y por parte de la Fiorentina salieron con tarjeta Badelj, Veretout y Laurini, que salió en la segunda mitad.

Un tiempo para cada equipo

El partido comenzó con un primer tiempo descafeinado del Nápoles con una fiorentina echada al ataque, valiente y llegadora, que fue el que tuvo el peso del partido durante la primera mitad. Aunque la posesión fue del Nápoles, la Fiorentina tuvo más ocasiones, corners y llegadas al área, que no pudieron materializar en gol, gracias en parte a una muy buena defensa napolitana.

El ataque del Napoles no parecía muy efectivo en esta tarde de domingo en San Paolo, el cansancio ha causado mella en la punta de ataque del cuadro italiano y no han podido conectar en este partido muchas ocasiones de gol. El técnico Mauricio Sarri ya había avisado sobre la fatiga y el cansancio que acumulaban los puñales del equipo, ya que, Insigne, Mertens y Callejón, los tres delanteros, debido en parte a la nueva lesión de Milik, han jugado prácticamente todos los minutos entre Serie A y Champions League.

En la segunda parte, el Napoles despertó un juego más completo, con un centro del campo muy organizado y una delantera muy activa, que llegó a hacer varias ocasiones de gol con un peligro destacable. Los hombres de Sarri consiguieron conectar multitud de remates al área, un total de cuatro ocasiones claras de gol, que el meta italiano Sportiello repelió cuajando una actuación sobresaliente. Los cambios del técnico napolitano, no surgieron mucho efecto en el juego del equipo, aunque tampoco lo empeoraron, Rog, Ounas y Diawara fueron los futbolistas que entraron en el campo en la segunda mitad que hicieron que el Napoles se amarrara al resultado y asegurara como mínimo un empate ante su afición, exceptuando alguna que otra ocasión de peligro de la Fiore, a cargo de  Giovanni Simeone o Thereau que fueron los futbolistas más enchufados del cuadro visitante.

La segunda parte de la Fiorentina fue mucho más espesa que el primer tiempo, no supo conectar bien el juego y los constantes aluviones napolitanos hicieron imposible cualquier esfuerzo de sacar correctamente el balón jugado desde atrás. Cosa que dificultó las llegadas a la portería defendida por Pepe Reina con ni una sola una ocasión de peligro en toda la segunda mitad.

Un Napoles jugón

Un juego bastante ordenado del Napoles en la segunda mitad hicieron que dos jugadores de la escuadra dirigida por Mauricio Sarri superara los 90 pases completados en el partido, como fue el caso del español Raúl Albiol que completó 93 y el del albanés Hysaj que superó la barrera de los 100 completando 108. 

Tras este empate, el Napoles se queda segundo en la clasificación, con 40 puntos a un solo punto del líder, el Inter de Milán, por su parte, el equipo fiorentino se afianza en la séptima posición con 22 puntos, a cinco de la Sampdoria, sexto clasificado. La próxima jornada el Nápoles tendrá que verse las caras con el Torino y la Fiorentina tendrá un compromiso en casa con el Genoa.

Ambos equipos deberán seguir con una buena dinámica para alcanzar sendos objetivos este año, afianzarse al liderato para los napolitanos y conseguir entrar en Europa para los fiorentinos.

VAVEL Logo