El Leicester joroba el 125 aniversario al Newcastle

El Leicester City consiguió sacar los tres puntos de la siempre difícil salida a Saint James' Park, y más aún en esta cita, pues el Newcastle United celebraba su 125 aniversario delante de toda la afición que llenó el estadio con un increíble ambiente. El choque se mantuvo igualado durante los 90 minutos que se acabó decidiendo tras un gol en propia puerta del español Ayoze Pérez. El equipo visitante fue quien tuvo la iniciativa en el choque pero nunca hubo una superioridad aplastante que permitiera que se fueran por más de un gol en el luminoso.

Antes de arrancar el choque, se vivió un momento muy especial en el estadio con un impresionante mosaico de banderas como parte de la celebración del aniversario del Newcastle United. 

Inicio de la fiesta en Saint James' Park

Inicio inmejorable de las urracas en su fiesta

La fiesta del 125 aniversario de las urracas no pudo empezar mejor, pues a los cuatro minutos de juego Joselu puso por delante a los suyos tras una tremenda galopada de Gayle que asistió al español para que anotara el primer gol de la tarde a placer casi con la portería vacía. El público, que llevó en volandas a su equipo durante todo el partido, se vino aún más arriba tras el gol, pero el final fue muy distinto al de los pensamientos de la gente que no paraba de animar tras ver como su equipo se ponía por delante tan pronto.

En los partidos anteriores, el Newcastle United fue capaz de anotar el primer gol muy pronto, pero también recibió en todos ellos una remontada, y el guión ante el Leicester City no varió. Después del gol local, fueron los visitantes los que empezaron a tener la posesión del balón y a gozar de oportunidades pero sin suerte de cara a portería.

Después de muchos intentos visitantes para marcar el gol del empate, a los veinte minutos llegó la recompensa con un remate de Mahrez que acabó con el balón hasta el fondo de la portería defendida por Darlow. Tras el gol del argelino el guión no varió y el Leicester pudo marcar más goles, pero en muchas ocasiones el balón siquiera vio puerta. El Newcastle lo intentó, sobretodo, con balones aéreos desde la banda derecha pero nunca había un rematador capaz de mandar el balón a portería. Al tiempo de descanso se llegó con el resultado de empate 1-1 pero con el público local sin tener muy buenas sensaciones pues tan sólo gozaron de una, la del gol.

Segunda mitad eléctrica

En la reanudación, y después de un cuarto de hora de descanso en los que el público de Saint James' Park disfrutó de una pasarela de leyendas, entre las que estaba Alan Shearer, fruto del 125 aniversario, el encuentro se volvió absolutamente loco. Las urracas, a diferencia de la primera parte, empezaron a crear más peligro y tuvieron varias oportunidades para volverse a poner por delante, pero como dice el dicho, quién perdona lo acaba pagando. 

El Newcastle perdonó, y lo acabó pagando

En el minuto 60, tras varias llegadas locales, el Leicester City marcó en un contraataque tras una carrera de Albrighton, que tan sólo tuvo que pasar el balón a Gray para que anotara a placer el segundo tanto de los suyos. La alegría a los visitantes duró 13 minutos pues rápidamente empató el Newcastle United en una jugada ensayada mediante un remate de Gayle. 

El último cuarto de hora en Saint James' Park fue frenético y cualquiera de los dos equipos pudo llevarse los tres puntos. Después del gol del empate, el Newcastle se vino totalmente arriba para intentar marcar el tanto de la victoria y pudieron hacerlo en varias jugadas a balón parado pero el balón no quiso entrar. Con todo el equipo local arriba, el Leicester aprovechó un contraataque letal para sentenciar el partido con un gol de Ayoze en propia portería, que aguó totalmente la fiesta en el estadio de las urracas. En los cinco minutos que dio el colegiado de descuento el equipo dirigido por Benitez intento empatar pero el Leicester se defendió muy bien y consiguió llevarse los tres puntos. 

VAVEL Logo