El Arsenal no puede con el West Ham
Fuente: Arsenal

Empate insuficiente para ambos equipos, que continuarán una jornada más fuera de sus objetivos. El West Ham se mantiene penúltimo con 14 puntos, los mismos que Crystal Palace y West Brom, aunque con peor diferencia goleadora. Por su parte, el Arsenal no pasa de los 30 puntos y desciende a la séptima posición, incluso por debajo del sorprendente Burnley.

Los últimos resultados de ambos clubes no invitaban al optimismo de cara a este derbi londinense. Los Hammers venían de sumar seis puntos de los últimos 24 mientras que el equipo del Arsenal llegaba de cosechar resultados irregulares en las últimas fechas.

Los de Wenger merecieron los tres puntos pero su negación de cara a gol no permitió sumar a los gunners una nueva victoria fuera de casa. Iwobi y Giroud fueron los más destacados en el apartado visitante mientras que Arnautovic fue quien más se dejó ver en los dominios de Cech. 

Sin puntería

Con un campo de juego rodeado de pompas, el balón comenzó a rodar. El Arsenal salió a dominar la posesión de la pelota y llevar el control del partido. El West Ham arrancó el encuentro replegado, buscando sus oportunidades y cediendo terreno a los gunners. No obstante, fue el equipo local el que dio el primer aviso por medio de Arnautovic, quien vio como el colegiado anulaba su gol por claro fuera de juego. El resto del primer tiempo fue un monólogo del Arsenal. Las llegadas eran continuas pero faltó claridad. La mejor ocasión fue obra de Alex Iwobi, incapaz de definir en la situación de uno contra uno ante Adrián.

La primera parte no estuvo exenta de polémica. Lanzini reclamó un penalti a cinco minutos para final aunque en la repetición se aprecia como no existe apenas contacto y el jugador argentino se tira al verde buscando engañar al árbitro. El Arsenal no logró aprovechar sus situaciones de gol y a eso se agarró el West Ham, que empleó la defensa como su principal arma.

Ataques sin fundamentos

El segundo tiempo empezó de forma similar a como terminaron los primeros 45 minutos. El West Ham pareció dar síntomas de cambio en los primeros instantes pero, inmediatamente, los visitantes volvieron a amenazar constantemente la portería contraria. El cansancio fue haciendo mella en ambos conjuntos y eso se notó en los espacios que se comenzaron a observar mediada la segunda parte. Wilshere pudo deshacer el empate en el minuto 70 pero su lanzamiento dentro del área pequeña no fue entre los tres palos. Adrián comenzó a tomar más protagonismo con el paso de los minutos y un resultado que más favorecía a los locales. 

El físico también contrarrestó a los futbolistas del Arsenal, que poco a poco fueron desistiendo en su idea de perforar la meta rival. Tanto fue así, que Chicharito tuvo la victoria en sus botas. A falta de dos minutos para el final, el internacional mexicano estrelló el balón en el larguero en la que fue la mejor ocasión de toda la noche.

Los gunners notaron el desgaste producido tras el intenso trabajo de la primera parte. Los cambios no surtieron ningún efecto y el centro lateral pareció convertirse en la única manera de llegar al punto de penalti, una estrategia muy complicada ante un equipo que coloca a sus once figuras dentro del área. Los Hammers, que en ningún momento dieron la sensación de jugar para llevarse el partido, llevaron a cabo su plan de manera brillante y a punto estuvieron de poder conseguir la machada.

Ahora, el West Ham deberá viajar para enfrentarse al Stoke City en un duelo directo por la salvación. Por su lado, el Arsenal volverá a su feudo para recibir al Newcastle de Rafa Benítez.

VAVEL Logo