Anuario VAVEL Benevento Calcio 2017: una cita con la historia
Once del Benevento en Serie A | Foto: Benevento

El Benevento se merece escribir la historia del Calcio. De hecho, la está escribiendo en cada partido. 2017 ha sido un año de ensueño para el equipo de Campania y con el inicio del nuevo calendario, el Benevento quiere tornar los sueños en realidad. Se acabó el festejo de las fiestas y toca trabajar para que 2018 sea inolvidable.

Sorpresa tras sorpresa

En el curso anterior, 16/17, el Benevento consiguió una proeza única en su historia: disputar su primera temporada en la Serie B. Un equipo recién ascendido de la Serie C cuyas expectativas no iban más lejos que conseguir la permanencia y comenzar un proyecto asentando unas nuevas bases. Si bien la meta inicial era esta, al término de la temporada, el Benevento quedó como quinto clasificado en la Serie B con 65 puntos. Esta posición le daba la oportunidad de jugar el play-off de ascenso. Un golpe de autoridad para un recién ascendido. 

El Benevento festeja su ascenso | Foto: Benevento Calcio
El Benevento festeja su ascenso | Foto: Benevento Calcio

En la lucha por el tercer equipo que acompañaría a SPAL y Hellas Verona al máximo nivel del fútbol italiano, se encontraban, Frosinone, Perugia, Benevento, Cittadella, Carpi y Spezia. El equipo que dirigía Marco Baroni tuvo que jugar todas las fases -preliminar, semifinal y final- al haber quedado como quinto clasificado. De esta forma y según la organización liguera, el Benevento se midió al Spezia (8º) en la primera ronda. A partido único y en el Ciro Vigorito -estadio del Benevento-, el Spezia cayó por 2-1. En las semifinales esperaba el Perugia (4º).

Esta vez a doble partido, el Benevento venció por 1-0 en la ida, disputada en el Ciro Vigorito, y la revuelta se resolvió con empate a uno, dando el pase al Benevento. Los pupilos de Baroni tenían ante sí la oportunidad de luchar por el máximo premio y unirse a la élite del Calcio. La final fue ante el Carpi (7º). Los Falconi llegaban tras eliminar al Cittadella (6º) y al Frosinone (3º). El 0-0 de la ida dejaba todo abierto y una vez más, el Ciro Vigorito dictó sentencia. Un gol en solitario de George Puscas le dio el ansiado e inesperado ascenso al Benevento. Los Stregoni soñaban despiertos.

Puscas celebra su gol ante el Carpi que le dio el ascenso |  Foto: Getty Images
Puscas celebra su gol ante el Carpi que le dio el ascenso | Foto: Getty Images

Un verano para disfrutar

Después de dar el campanazo en el fútbol italiano con un ascenso que nadie esperaba, el Benevento Calcio afrontaba el verano con la ilusión recargada. Tocaba planear el siguiente curso pero disfrutando de la gesta conseguida. No todos los días un humilde equipo consigue ascender a Primera División en su primera temporada en Segunda. Son muchos pasos a analizar. 

En época de fichajes muchos hombres importantes en la consecución del ascenso tuvieron que decir adiós. Alessio Cragno y Marko Pajac volvieron a sus respectivos equipos al finalizar la cesión, ambos al Cagliari. Al igual que ellos, Filippo Falco regresó al Bologna y puso fin a su periplo en el Benevento. Otros futbolistas como Walter López o Emanuele Padella, importantes en la defensa giallorossa, finalizaron su contrato y marcharon a la Serie B. El primero fichó por el Spezia y el segundo por el Ascoli. Al Benevento le tocaba reaccionar y cubrir la salida de jugadores que habían tenido un papel destacado. Había que moverse en los despachos.

Filippo Falco la temporada pasada con el Benevento | Foto: Benevento Calcio
Filippo Falco la temporada pasada con el Benevento | Foto: Benevento Calcio

Como recién ascendido y club con un escaso presupuesto, muchos futbolistas llegaron en calidad de cedido. Danilo Cataldi, Pietro Iemmello, Ledian Memushaj, Cristiano Lombardi, Alberto Brignoli, Achraf Lazaar y Marco D'Alessandro llegaron a la ciudad de Benevento con billete de vuelta. Por su parte, Samuel Armenteros, Massimo Coda, Raman Chibsah -que estuvo como cedido en la 16/17- o Andrea Costa arribaron con el pase completo. Un equipo con muchas altas que tenía que comenzar de cero. 

Danilo Cataldi controla un balón ante Martín Cáceres | Foto: Getty Images
Danilo Cataldi controla un balón ante Martín Cáceres | Foto: Getty Images

La realidad de la Serie A

La primera vuelta del Benevento ha dejado momentos para el recuerdo pero en cuanto a números se refiere, ha sido para el olvido. El equipo debutante en la competición tenía la ardua tarea de conseguir la permanencia. Un objetivo complejo para un equipo que no estaba confeccionado del todo. Y hasta ahora, todo se resume en un único punto, pero qué punto. 

Marco Baroni fue destituido tras perder las nueve primeras jornadas de la Serie A. Como reemplazo, Roberto De Zerbi cogió las riendas del equipo. Aunque no sin mucha mejoría. Con el de Brescia llegó el único punto conseguido hasta ahora. Corría la jornada 15 de la Serie A, domingo 3 de diciembre. El Benevento recibía a un Milan en crisis recién cogido por Gennaro Gattuso. Los asistentes del Ciro Vigorito presenciaron algo histórico. Tras comenzar ganando los visitantes con un gol de Bonaventura, el delantero Puscas -héroe del ascenso- puso el empate en la segunda parte. Poco después Kalinic respondió para volver a poner al Milan por delante en el marcador. Lo que pasó en los minutos finales es digno de rememorar. En el descuento, una falta botada por Danilo Cataldi acabaría en el 2-2. Brignoli, el arquero del Benevento, subió a rematar a la desesperada. Porque ese balón era para él, porque era su momento, porque el Benevento necesitaba conseguir su primer punto de una manera épica, porque la gesta empezó a escribirse ahí, porque la historia del Benevento así lo exige y un sinfín de razones más. Brignoli entró a rematar como si fuese el último balón de su carrera y en ese momento lo era. Y como el delantero más ágil, puso el 2-2 con un cabezazo. 

Brignoli celebra su gol ante el Milan | Foto: Getty Images
Brignoli celebra su gol ante el Milan | Foto: Getty Images

No hace falta decir que el Benevento es el equipo más débil de la máxima competición italiana. Por plantilla, presupuesto, historia y un largo etcétera.  Y aunque sea el farolillo rojo de la competición, no está todo perdido. Aún queda una segunda larga vuelta y la situación puede reconvertirse. Esto es fútbol y los imposibles no existen. El Benevento debe seguir escribiendo su historia día a día y De Zerbi luchará para que esta temporada no quede en anécdota. Los anales de la historia esperan al Benevento. 

VAVEL Logo