Anuario VAVEL Hellas Verona 2017: cerrando el año muy cerca de donde lo empezó
El Hellas celebrando un gol / Hellas Verona

No fue fácil para el equipo históricamente grande de Verona, con un título de liga en su haber, caer a la división de plata italiana tras volver a saborear la Serie A en un ascenso histórico 3 años después. Tras un último año asentado cómodamente, con pocas expectativas de volver a bajar y con un Luca Toni espectacular, nada presagiaba que podrían sufrir semejante batacazo. Pero así fue.

Inicio en los infiernos

No obstante, al inicio de 2017, el Hellas ya mandaba en la tabla y era un claro favorito para el ascenso. La temporada fue dura, pues Frosinone siempre estuvo presente en la lucha por el ascenso directo y los duelos entre ellos fueron claves. Un 2 a 0 en Verona, y un 1 a 0 en Frosinone fueron suficientes para ganar un 'gol average' que a final de temporada, acabaría siendo clave, pues el Hellas se medía al Cesena, con el cual empató a 0, mientras que el Frosinone ganó 2 a 1 al Pro Vercelli, empatando a 74 puntos en la tabla, pero el average ganado, mandaba al Hellas directo a Serie A y al Frosinone a un duro Playoff que no superaría.

El ascenso le valió la continuidad a Fabio Pecchia. “Il Avvocatto” (es licenciado en derecho) había cogido las riendas del equipo en una difícil situación, siendo su primera experiencia como primer entrenador entrenador. Antes ya había sido el adjunto de Benitez en Napoles, Madrid o Newcastle, pero su conocido don para dialogar con el futbolista y hacerle sentir importante, fue clave para mantener a la plantilla enchufada durante todo el año.

Pazzini celebrando un gol / Lega B
Pazzini celebrando un gol / Lega B

Vuelta de los “Gialloblu” al olimpio del futbol italiano

El verano fue movido. Era obligatorio armar un equipo competitivo para no volver a caer en un pozo del que costaba horrores salir. La idea era crear un equipo joven, con la veteranía y conocimiento necesario para asentarse de nuevo en Serie A, por ello consiguieron mantener al delantero que les había hecho lograr el ascenso, Giampaolo Pazzini, capocannoniere de la Serie B (23 goles) y firmaron a Alessio Cerci, muy criticado en el Atlético, pero que llegaba como fichaje estrella. A punto estuvo de llegar el bombazo final, y es que Cassano estuvo firmado y fue presentado por el club, tenía dorsal (99), pero a última hora, rescindió contrato con el Hellas, alegando que no estaba motivado.

No obstante, consiguieron mantener el bloque pese a la pérdida de Ganz, que acababa su cesión y volvía a la Juve. Incorporaron además del ya nombrado Cerci, a Martín Caceres, la perla Juventina Kean en calidad de cedido, y a Simone Verde de la Roma, con las mismas condiciones.

Dura primera vuelta

Pero la temporada empezaba realmente mal, con solo 3 puntos de 21 posibles. Hubo un espejismo, con una victoria ante el Benevento, último clasificado y cuyo nombre era (y es) sinónimo de derrota. Pero acto seguido, perdieron los siguientes 5 encuentros. Para colmo, la primera derrota tras el Benevento, fue en el 'Derby de Verona', ante el Chievo, 3 a 2.

Pecchia dando ordenes/Lapresse
Pecchia dando ordenes / Hellas

La gran irrupción en el Calcio del joven y habilidoso Simone Verde, o de Moise Kean, tampoco han logrado dar una vuelta a la situación, cada vez más preocupante. La eliminación en Coppa ante el Milan (3-0) es un peso de encima que se quita el club, con la única expectativa de salvarse. Por ahora la directiva sigue creyendo en Pecchia y acabará la primera vuelta y el año.

Cierra el año con 13 puntos y en la 19ª posición, a 2 pts de la SPAL, quién marca la salvación y con un 4 a 0 en contra en Údine. Como no podía ser de otra manera, y pese a que ha perdido cierto protagonismo, el máximo goleador del equipo es Pazzini con 4 dianas.

2018 dictaminará si la juventud de la que depende el cuadro de Pecchia en ataque, logra la hazaña y se mantiene en primera. De momento la vieja guardia, no logra sacar al equipo del atolladero. 

Así empezó el año

Así acaba el año 

VAVEL Logo