Anuario VAVEL West Bromwich Albion 2017: altibajos en las tierras medias
Fotomontaje: Aitor Sánchez-Rey Larrea - VAVEL.

La travesía liguera del West Brom durante el 2017

Podemos resumir el año del West Bromwich en una palabra: asimétrico. Los baggies fueron dos equipos en este 2017, uno competivivo que finalizó la Premier League 16/17 como 10º y otro, el actual, que es 19º. Llegados a este punto, nos preguntamos: ¿qué West Brom nos esperará en 2018? Solo los chicos de Alan Pardew pueden respondernos eso.

Los baggies estrenaron este caduco año con una victoria ante el Hull City y un octavo puesto muy jugoso. Ya habían ganado su anterior partido, el último de 2016, por 1-2 al Southampton. El club de la Tierra Media Occidental fue regular como  un reloj, ya que llevaban desde el primer tercio de la temporada copando los puestos medio-altos de la liga inglesa. Tras la victoria ante los saints, perdieron ante los spurs, pero eso no rompió su dinámica. Agarraron fuertemente la octava posición y no la soltaron hasta la penúltima jornada, cuando perdieronn por 3-1 ante el Manchester City.

Robson Kanu ante el Stoke City (west brom twitter)
Robson Kanu ante el Stoke City (west brom twitter)

La dejadez fue una losa demasiado pesada para los baggies. El West Brom ni se presentó a las últimas jornadas. Solo perdieron ocho partidos en las primeras 21 jornadas, sin embargo, consumaron nueve derrotas en las últimas 11 jornadas. Tras perder ante Crystal Palace y Everton en las 27º y 28º jornadas, lograron derrotar al Arsenal por 3-1 y dejar su portería a cero ante el mismísimo Manchester United en Old Trafford. Un espejismo, ya que vendrían siete derrotas seguidas, y entremedias un empate ante el Burnley.

Su peligrosa trayectoria esta temporada

Si en la anterior campaña el West Brom hizo un papel destacable, en el actual, están realizando una temporada penosa. Los baggies son 19º en Premier League con 15 puntos cosechados, más cerca del colista, el Swansea, con 12 puntos, que de la salvación, marcada por el West Ham, con 18 puntos. Lo peor: necesitan un cambio drástico que no parece llegar, ya que no ganan desde la segunda jornada.

Entrenamiento del West Brom (west brom twitter)
Entrenamiento del West Brom (west brom twitter)

Los baggies encadenan una penosa racha de 18 partidos sin ganar, empatando en ella las derrotas y los empates. El equipo de la vieja Albion empezó la temporada como un tiro, ganando sus dos primeros partidos, los únicos que ha ganado. Derrotó por 1-0 y 0-1 al Bournemouth y al Burnley, tras ello cosecharían un empate ante el siempre duro Stoke City. En estos partidos todo era coser y cantar, incluso tocando el tercer puesto en la segunda jornada y el quinto en la tercera. Todo se torció en el cuarto partido, una derrota por 3-1 ante el Arsenal. Aunque tras perder por 0-4 ante el Chelsea han mejorado, solo han sido derrotados en tres ocasiones, ¿la parte mala? ninguna victoria, solo cuatro empates.

La suerte tampoco le ha sonreído en las competiciones coperas. Pese a ser emparejados ante el todopoderoso Manchester City de Guardiola, dieron la cara, aunque no evitaron la ajustada derrota por 1-2. En la otra copa, la FA Cup, jugarán su primer partido, perteneciente a la tercera ronda (a la que entran directos) ante el Exeter City, de la cuarta división inglesa.

Una plantilla para mucho más

Sin ser una de las mejores plantillas de la Premier, el West Brom no debería conformarse con la salvación. Haciendo gala del poder económico tan fuerte de los clubes ingleses, han desembolsado 44 millones de euros durante el periodo de traspasos veraniego.

Foster, el dueño de la portería

Si bien no se trata de un portero de clase mundial, Ben Foster es un portero seguro. El internacional inglés es el propietario de la meta baggie desde hace cinco años, llegando a ser convocado con la selección inglesa para el Mundial 2014 debido a su sobriedad bajo palos. A sus 34 años no hay ninguna duda de que seguirá defendiendo las rayas blanquiazules baggies hasta, mínimo 2019, cuando finaliza su contrato. En caso de lesión, sería Boaz Myhill quien protegiese la portería del equipo de Pardew, un suplente cumplidor.

Una defensa con nombres llamativos

Si echamos un vistazo a la linea defensiva, nos llaman la atención nombres de jugadores que han jugado recientemente en grandes equipos. El centro de la defensa está salvaguardado por Jonny Evans, campeón de Premier y Champions con el Manchester United. El central irlandés comenzó la temporada lesionado, para volver en la cuarta jornada. Un defensa de categoría que, sin embargo, cada vez que ha pisado el terreno de juego, su equipo no ha ganado el partido. Le acompaña Hegazi, central egipcio de 26 años con un gran juego aéreo debido a su 1.93 m de estatura. El africano es el defensa que más minutos ha disputado.

Hegazi, central con más partidos jugados durante este curso (west brom twitter)
Hegazi, central con más partidos jugados durante este curso (west brom twitter)

Los laterales son para Gibbs y Nyom. El velocista británico llega desde el Arsenal, fichado el penúltimo día de traspasos veraniego por 10 millones. Por otra parte, Nyom ha tenido que competir con Dawson para el puesto de lateral derecho, finalmente ha hecho de la banda derecha de The Hawthorns su hogar. Al igual que su suplente, Dawson, se trata de un lateral extremadamente alto, de casi 1.90 m.

Livermore y Barry, el duo clave

Si en verano preguntásemos a un aficionado baggie sobre quien será el hombre clave en el mediocampo esta temporada, seguramente nos contestase que Grzegorz Krychowiak. Sin embargo, el futuro pocas veces sale como se planea, y el polaco no ha sido tan importante como se presuponía. El hombre clave e icono del actual West Brom es Jake Livermore, pivote defensivo a la vieja usanza. Junto con Barry, es el medio en el que se sostiene, bueno, intenta sostener a los thorstles.

Sería una falta de respeto no destacar a Gareth Barry, que ha disputado 19 de 24 partidos. El 25 de septiembre se convirtió en el jugador con más presencias en la Premier League, superando los 632 del milenario Ryan Giggs. Tony Pulis, ex entrenador del equipo, destituido en noviembre, ya declaró su amor por el ex internacional inglés. "Al llevarle al club (West Brom) y verle trabajar, comprendo porque otros managers, aficionados y clubs se han llevado bien con el" afirmó.

Gareth Barry marcando su primer gol, ante el United (west brom twitter)
Gareth Barry marcando su primer gol, ante el United (west brom twitter)

En el West Brom se le da gran importancia a las bandas, ya que apenas se juega con un 10 que canalice el ataque. Se hallan en plantilla jugadores de cal, como Phillips, McClean, Brunt o Burke, llegado desde el Leipzig por 15 millones de euros. Ninguno de ellos es un fijo, siendo especialmente llamativo el caso de McClean, el revulsivo fetiche tanto de Pulis como de Pardew, que ha jugado en 17 de 20 partidos ligueros, aunque solo ha jugado el partido completo en 4 ocasiones.

Mucho ruido y pocos goles

No es la defensa el mayor problema del West Brom, sino el ataque. 27 goles encajados en 20 partidos no es ningún drama, más teniendo en cuenta las goleadas ante el Chelsea o el Liverpool. Sin embargo, han anotado casi la mitad de goles que han encajado: 14. Estamos ante un problema ya arraigado en el seno del equipo, ya que desde la temporada 14/15 ningún jugador supera la barrera de los 10 goles, entonces fue Berahino, con 14 goles, el pichichi de la escuadra.

Berahino ya es historia, y es que tras la venta del británico al Stoke City, la punta del West Brom es propiedad de Salomón Rondón. El venezolano se convirtió en agosto de 2015 en el fichaje más caro del West Bromwich, llegando desde el Zenit ruso por 17 millones de euros. Esta es su tercera temporada en Inglaterra, en todas ha sido el máximo goleador. Sigue siendo el máximo realizador, aunque solo con cuatro tantos.

Rondón con la camiseta del West Brom (west brom twitter)
Rondón con la camiseta del West Brom (west brom twitter)

Jay Rodriguez y Robson-Kanu acompañan al tanque sudamericano. El primero llegó este mismo verano por 14 millones procedente del Southampton. Tras superar una oscura etapa de lesiones con los saints, se ha hecho un hueco en el XI de Pardew, y es uno de los máximo goleadores, aunque con solo tres tantos. Kanu es otro habitual, el internacional galés ha aportado dos tantos en lo que llevamos de curso. Si bien, ninguno de estos dos es delantero puro, deben mejorar sus cifras si quieren que el West Brom conserve la categoría

De Pulis a Pardew

Nadie imaginaba que Pulis sería despedido tras tres meses de competición. El galés llegó en enero de 2015 y mejoró su rendimiento del 14º puesto al 10º en la Premier League, unido a los fichajes y a los jugadores de la plantilla, todo hacía presagiar que mejorarían su temporada. Nos equivocamos, Pulis no pudo repetir la gran campaña, y dejó al equipo al borde del descenso, en lo que trabaja Alan Pardew, que fue contratado el 29 de noviembre, con contrato hasta 2020.

Las diferencias tácticas entre ambos

La diferencia más clara, es que Alan Pardew busca más presencia ofensiva. El inglés juega con extremos mientras que el galés opta por reforzar el mediocampo, incluso con cinco jugadores en la medular. Si bien, usualmente jugaba con cuatro defensas, el West Brom de Tony Pulis también jugaba con tres defensas, de hecho, el 3-5-2 es la táctica más utilizada durante este curso.

Pardew durante un partido (west brom twitter)
Pardew durante un partido (west brom twitter)

En cuanto a la vocación ofensiva, con Pardew son claramente más ofensivos. El estilo de Pulis se basa en líneas juntas y evitar encajar goles, junto a un delantero arriba para bajar balones. Algo así como un catenaccio galés en tierras inglesa. Mientras, el estilo de Pardew es mucho más atacante, más ofensivo y más vistoso, aunque en teoría más frágil atrás. Esto no les quita efectividad, ya que Alan Pardew siempre cumple.

VAVEL Logo