Alexis Sánchez decide en el derbi londinense

Interesante partido para finalizar la jornada 20 el que han dejado Crystal Palace y Arsenal en el Selhurst Park en un derbi londinense, siendo este el último que se disputa en el año. En un duelo dónde el equipo de Wenger dominó en gran parte del encuentro, se vio cómo el resultado de iba peligrando por culpa del empuje de un Crystal Palace que poco o nada se parece al de principios del curso.

Siendo dominador en gran parte del partido, el Arsenal encajó dos goles

Con ambos equipos necesitados en búsqueda de sus objetivos, el gato al agua se lo llevó el Arsenal gracias a un Alexis Sánchez inspirado. En tan sólo cuatro minutos marcó un doblete, dejando casi sentenciado el partido. El Crystal Palace lo intentó dentro de sus posibilidades, pero se vio dominado por un equipo más serio en el partido. A pesar de tener muchas oportunidades y ser el gran dominador, este Arsenal sigue dejando dudas y encaja goles fácilmente, algo que tendrá que seguir trabajando Wenger en los entrenamientos si quiere luchar por un puesto de Champions League, que a día de hoy está a sólo un punto de ese objetivo.

Un buen Arsenal en la primera mitad

El equipo visitante empezó el partido serio y con ganas de hacer un buen papel en un partido calificado como 'trampa', pues, a pesar de estar en mala posición, el Crystal Palace ha ido mejorando notablemente en las últimas jornadas desde la incorporación del entrenador veterano Roy Hodgson. Y por ello, la posesión del balón y la efectividad en los pases más la verticalidad y rapidez de los atacantes fueron la dosis perfecta de hacer un gran choque para llevarse los tres puntos.

Los locales se presentaron con un clásico 4-4-2 con Benteke y Zaha al frente poniendo toda la carne al asador en este partido. El Arsenal puso a Lacazette como único delantero acompañado por detrás de Alexis Sánchez y Özil. La defensa de tres sigue siendo la elegida por el míster francés.

El gol del Townsend no se los puso fácil al Arsenal. Foto: Crystal Palace.

El partido empezó con una ocasión para cada bando augurando un choque interesante con goles que no iban a tardar en llegar. Y así fue, en el minuto 25 del partido, Mustafi aprovechó un rechace del portero Speroni tras una falta lanzada por Lacazette y el central, que estaba dentro del área, empujó el balón al fondo de las redes propiciando el primer gol del partido favorable al Arsenal.

El partido empezó muy bien para los visitantes, y podía haber sido mucho mejor si hubieran convertido en gol las grandes ocasiones que generaron posterior al gol. Como la de Mesut Özil, que desperdició increíblemente una ocasión tras quedar desmarcado frente a la portería, pero el disparó se fue fuera. Lacazette y Xhaka también tuvieron grandes oportunidades para agrandar el resultado favorable del Arsenal, pero el gol no quiso entrar. En ese trance del encuentro, el Crystal Palace se vio dominado completamente por un equipo con oficio, el juego de cada uno era muy opuesto; y los locales se fueron al descanso con tan sólo perdiendo por un gol.

Reacción tras reacción

Pero el que perdona, lo paga; y los de Wenger empezaron la primera parte algo más relajado confiados de que el balón entrará si siguen jugando como en la primera parte. Pero no contaron con un Crystal Palace que quiso lavar su imagen y así lo hizo, ya que cuatro minutos después del comienzo del segundo acto del partido, Andros Townsend recibió en el área rival una entrega de Zaha que éste definió a la perfección batiendo la portería de Cech. El gol fue una gran jugada colectiva de los locales y empezó un partido nuevo. 1-1 y vuelta a empezar para cada equipo.

El Crystal Palace no quiso conformarse y fue a por más, pero con tímidas ocasiones que no llegaron a buen puerto. Y como la calidad es, a veces, la que más manda, llegó el momento de inspiración del chileno Alexis Sánchez. Cuatro minutos que dejó prácticamente el partido cerrado, y que confirma que el atacante sigue siendo jugador importante en este Arsenal.

Alexis firmó un gran partido. Foto: Arsenal.

El primer gol fue por pase de su compañero Lacazette, que recogió el balón dentro del área y marcó con un disparo raso por la izquierda de la portería que no dio opción a Speroni. Y no fue hasta cuatro minutos después, con el gol aún digerido, cuando Alexis vuelve a marcar tras pase del mediocentro Jack Wilshere rematando desde el borde del área batiendo al portero junto al palo izquierdo. 1-3 en el marcador, y a pesar de faltar mucho tiempo, la sensación era que el Arsenal era muy superior a un Crystal Palace que, por muy complicado que sea el rival, no se rinde en cada pelea.

Ya al final del tramo, y con todos los cambios hechos, los locales lo intentaron lo mejor que pudieron, Zaha la tuvo con un cabezazo que se fue desviado de la portería. Pero antes de que el cuarto árbitro señalara los minutos de descuento, el partido cobró vida tras el gol de James Tomkins, que saltó por encima de la defensa en el área pequeña rematando un centro de córner sin ninguna opción para Cech. Con 2-3, el final iba a ser de infarto para ambos equipos, pero el Arsenal supo leer el partido y fue quién se llevó los tres puntos, quizás de manera merecida.

A pesar del buen partido, el Arsenal encajó dos goles dando el mensaje de inseguridad defensiva, como en el empate contra el Liverpool de la jornada anterior. Es algo que Wenger tendrá que corregir y pensar en poder fichar en el mercado invernal. De momento suma 37 puntos a uno de la Champions League pero está fuera de los puestos europeos. Por su parte, el Crystal Palace, no perdía en casa desde septiembre, pero con 18 puntos sigue fuera de los puestos de descenso a un punto de ello. En la última jornada del año jugará contra todo un Manchester City.

VAVEL Logo