MLS Player Combine 2018. Conocemos a Albert Ruiz
MLS Player Combine 2018. Conocemos a Albert Ruiz || napelsherald.com

La Major League Soccer dio la lista de los futbolistas universitarios que asistirán al adidas MLS Player Combine 2018. Se trata de jugadores que han completado su tercer año académico al mismo tiempo que jugaban para el equipo de su universidad en la NCAA Division I.

Estos se enfrentarán a diversas pruebas tanto futbolísticas como de madurez para demostrar el posible rendimiento que pudiese dar en un equipo del más alto nivel. Lo más significativo de este evento son los partidos que se disputan en el mismo, en donde los jugadores podrán demostrar sus aptitudes en donde realmente importa, el terreno de juego.

zimbio.com

A lo largo de esta prueba, varios sino todos los entrenadores de la Major Legue Soccer estarán atentos del desarrollo de los jóvenes jugadores. Esta es la mejor manera de conocer cómo puede rendir un futbolista dentro de cada equipo.

En la lista hecha oficial por la competición la presencia del fútbol español será muy prominente con respecto a años anteriores. En esta ocasión, cuatro son los futbolistas formados en las categorías inferiores del fútbol español, los que tras un gran año en el fútbol universitario, tratarán de probar su valía en la MLS.

Uno de estos jugadores es el delantero Albert Ruiz, que tras un gran paso por los Florida Gulf Coast Eagles, medirá su valía para tratar de hacerse un hueco en la próxima Major League Soccer.

Albert Ruiz, de 22 años, se formó en equipos en clubes modestos pero de buen nivel de las categorías inferiores del fútbol catalán. Sus primeros años los pasó en clubes como el CP Sarrià, CE L´Hospitalet o Junior FC (jugando en la máxima división de la categoría).

Con el Cornellà jugó el la máxima categoría juvenil

Fue en su etapa de juvenil cuando dio un salto de calidad, incorporándose al UE Cornellà, una de los mejores equipos en el futbol barcelonés, detrás de los grandes equipos como Barcelona o Espanyol. Un último gran año con el juvenil A le dio la oportunidad de ganarse una opción para continuar desarrollándose en el fútbol universitario de la NCAA.

La Universidad de Florida Gulf Coast fue el lugar en donde el delantero comenzó su nueva etapa. En la temporada de Junior (2014), disputó 20 partidos en los que apenas logró anotar un gol. Unos números muy alejados de sus aptitudes, pero en un primer año de toma de contacto en la NCAA, hizo que no cejase en su proceso de formación. En su siguiente año, esos números mejoraron con siete goles en 11 encuentros, permitiéndole devolver la confianza que sobre él puso la universidad.

Sin embargo, fue en la temporada de 2016 en la que su rendimiento rompió un gran número de récords. En 20 partidos con los Eagles, logró anotar 22 goles y cinco asistencias, pulverizando las cifras goleadoras de la NCAA. Él solo anotó más goles que 74 equipos de la liga universitaria, unos números que llamaron la atención de todo el mundo del soccer estadounidense.

eaglenews.com

Al acabar la temporada, comenzaron a llover los premios y reconocimientos para Albert. El más importante de todos fue su nominación para el MAC Hermann Trophy, el título individual más importante a nivel universitario. En la votación acabó como finalista, después de Ian Harkes, que fue el ganador de este trofeo. También logró reconocimientos como el NSCAA First Team All.American, ASUN Player of the Year, ASUN First Team, ASUN Tournament MVP y ASUN All-Tournament Team.

Su última temporada con el FGCU, no fue todo lo exitosa que su hubiese esperado, ya que una lesión le privó de jugar las ocho primeras jornadas. Esto afectó a su rendimiento, ya que tardó en recuperar su nivel y no logró igualar los números de la pasada temporada. Esto dejó su año en nueve partidos y cuatro goles. A pesar de ello, los entrenadores de la MLS y los universitarios lo han tenido en cuenta y han visto en él posibilidades para llegar a la MLS.

Albert tuvo unos minutos para charlar con VAVEL para contarnos su experiencia en el fútbol universitario y sus expectativas de cara a un posible futuro en la MLS.

Desde VAVEL España queremos agradecerle la oportunidad de concedernos una pequeña entrevista y darte la enhorabuena por la selección para la adidas MLS Player Combine:

Pregunta. ¿Quién es Albert Ruiz, el jugador?

Respuesta. Es un delantero centro puro con una obsesión por el gol, día y noche pensando en perforar la portería rival. Es un delantero completo con habilidad y potencia para ir al espacio, además de poder jugar de espaldas a portería para darle al equipo mayor cantidad de posibilidades en el ataque. En defensa me gusta hacer la primera presión para provocar el fallo del defensa. En general me considero un delantero con mucha movilidad tanto con balón como sin balón y sobre todo finalización al primer toque, un rematador.

P. ¿Cómo te surgió la oportunidad de cambiar de España por Estados Unidos?

R. Yo estaba en el Cornellà en el segundo año de Juvenil, en el que realicé una gran temporada, jugando la segunda vuelta con él División de Honor. De hecho recuerdo enfrentarme a Pol (Calvet). Con apenas 17 años los cantos de sirena y la falta de madurez me llevó a relajarme y hacer mal tercer año en el que apenas disputé minutos. Fue un momento en el que lo pasé mal pero aprendí mucho. Al acabar mi etapa de juvenil me planteé un cambio de aire, porque lo que vía en España del fútbol no me gustaba ni me hacía disfrutar. Fue entonces cuando decidí venir para Estados Unidos y fue su lugar a duda, la mejor decisión que he tomado en mi vida de largo.

winknews.com

P. En 2016 destrozó los récords goleadores de la NCAA en una temporada, ¿cómo recuerda ese año?

R. Ese fue el mejor año de mi vida en lo futbolístico de largo. En 2016 todo iba rodado. Lo que parecía que iba bien, iba bien tanto a nivel personal como a nivel futbolístico. El college tiene sus cosas malas, pero también buenas, ya que si estás en racha en una temporada que se juega en tres meses eres y delantero, está puede durar desde el principio hasta el final. Ahora viéndolo en perspectiva y tras volver de la lesión lo valoras incluso más. 22 goles… ahora para meter uno hay que sufrir. Si pasas de 15 goles por temporada estas en top 3 y si pasas de 20… eres top 1.

P. Esta temporada le sirvió para que muchos de los entrenadores en la MLS comenzasen a fijarse en usted, ¿cree que esos números pueden ayudarle a lograr un contrato en la máxima categoría del soccer?

R. Creo que gracias a esa temporada estoy en el Combine. Porque este año 2017 he debido de jugar 500 minutos, ni cinco partidos. Esta temporada he intentado ayudar al equipo lo mejor posible teniendo partidos buenos y no tan buenos, pero viniendo de una lesión no puedes entrenar todos los días, no estás en forma.

P. Hablemos de lo importante, ¿qué significa para usted su selección para la adidas MLS Player Combine 2018?

R. Estoy muy agradecido. El futbolista tiende a ser, y yo muchas veces lo soy, que siempre queremos más, queremos ser los mejores… Pero a veces hay que mirar con perspectiva y ver que de más de 5.000 jugadores que hay en la NCAA, estas entre los 60 que tienen una oportunidad de llegar a la MLS. Yo conozco jugadores espectaculares de mi equipo que ahora mismo están con una mano delante y otra detrás.

P. ¿Cómo afronta este Combine? ¿Cuáles son sus expectativas?

R.  Lo afronto con mucha tranquilidad y mucha confianza. Desde que acabó la temporada he estado entrenando bastante duro para intentar volver al estado de forma previo a mi lesión. La verdad que muy tranquilo porque es una oportunidad maravillosa, disfrutar los días que estamos allí porque eso es para toda la vida y lo que tenga que venir, vendrá. Si sale algo en la MLS contentos, pero sino, el mundo no se acaba ahí.

P. Tras sus años de experiencia, ¿qué diferencia ve entre el fútbol de España y el soccer de Estados Unidos?

R. Sobre todo veo una diferencia a nivel de jugador. Aquí son jugadores mucho más físicos, más potentes, una preparación física tremenda. Tienes que estar al 100% para poder competir. Sin embargo, a nivel táctico, ves al jugador español como se mueve, como aprovecha los espacios y eso no se enseña. Hay jugador estadounidenses con nivel físico y técnico muy alto, pero les cuesta entender el juego y esto les penaliza bastante

P. Tras cuatro temporadas en la Universidad de Florida, como una de las piezas importantes para el equipo, ¿cómo resumiría esta etapa y que saca de esta experiencia?

R. No voy a decir como los mejores días de mi vida, porque espero que estén aún por venir, pero una etapa muy buena en la que he sido muy feliz, he aprendido mucho, me ha ayudado a madurar mucho. He conocido gente maravillosa, entrenadores, sobre todo el entrenador Bob Butehorn. Fue el entrenador que tuve mis tres primeros años y una persona que me va a marcar toda mi vida. Ha sido el entrenador que cambió mi mentalidad y me dio la confianza que nadie me dio. Es algo de lo que siempre voy a estar agradecido.

P. En comparación a lo aprendido en el fútbol base de España, ¿le ha aportado algo diferente su estancia en los Eagles?

"En Estados Unidos me enseñaron a ser futbolista"

R. Sobre todo aquí en Estados Unidos me han enseñado al trabajo extra. A mí en España, cuando estaba en el fútbol base nadie me dijo que tenía que quedarme después del entrenamiento trabajar un poco más, no sólo realizar a sesión de 90 minutos y marchar. Aquí en Norteamérica sí que te inculcan el ir un poquito más allá. Trabajo de definición, 20 minutos más de físico, un ejercicio más de pase, una posesión. Yo creo que a nivel futbolístico esto es lo más importante que me llevo, la cultura del trabajar un poquito más. Aquí me han enseñado a ser futbolista 24 horas al día, siete días a la semana.

P. Teniendo en cuenta la similitud en edad entre los filiales en el fútbol español y los equipos universitarios, ¿cuál crees que es más exigente?

R. Aquí en Estados Unidos hay muchos equipos y la diferencia entre el equipo uno y el 205 es grande. Yo creo que los primeros 75 – 80 de college universitario podrían competir perfectamente en Segunda B. Los demás yo creo que jugarían en un tercera o un preferente. En mi opinión, los primeros equipos son de un nivel muy alto. A nivel físico y técnico son muy difíciles de ganar. Aquí en Estados Unidos tienes que desarrollar un físico increíble para sobrevivir, la recuperación, y sobre todo las clases.

P. De su experiencia tanto futbolística como académica, ¿animaría a más jóvenes españoles a dar el paso de llegar a Estados Unidos?

R. Absolutamente sí. A no ser que acaben su etapa juvenil y vayan a venir a un filial de Barcelona, Real Madrid, Sevilla, Atlético de Madrid…, para quedarse en un Segunda B, una tercera, Si te lo puedes permitir, adelante con ello. Si tienes apoyo económico, un buen nivel  de inglés y futbolístico, sin ninguna duda lo recomendaría. Yo tengo amigos en tercera, cobrando 200€ y con un trabajo, pero quizá no tienen el futuro y al proyección que podrías tener con una carrera universitaria en Estados Unidos.

VAVEL Logo