El United recorta distancia con el City, y el Stoke se presenta ante Paul Lambert
Fotografía: Manchester United

El encuentro comenzó con un claro dominio del conjunto local, que tuvo la pelota desde el primer minuto e hizo todo lo posible por encerrar mediante una gran presión a un rival que a pesar de la inestabilidad deportiva que ha atravesado y que parece haberse resuelto con el nombramiento de Paul Lambert como nuevo entrenador, y de los malos resultados, estaba dando la cara plantado en el campo con un buen entramado defensivo, que en algunos momentos dificultó al United a la hora de crear ocasiones claras de gol.

Dominio local, que fue de más a menos en intensidad

Valencia adelantó al equipo dirigido por José Mourinho en el marcador, mediante un gran disparo de pierna izquierda desde la frontal del área sin excesiva oposición que entró por la escuadra. Tras el tanto, el actual campeón de la Europa League tuvo unos minutos en los que mantuvo su dominio, y siguió presionando, aunque conforme iba pasando el tiempo le fue aflojando la soga a su rival, que poco a poco iba ganando protagonismo con el balón, y sin un gran proceso de elaboración gozó de alguna ocasión bastante clara para igualar el encuentro, gracias a la gran incidencia de Ireland y Shaqiri en el juego Potter.

Todo esto vino a consecuencia de la clara reducción del United en la presión sobre la salida del rival, y se magnificó con la dificultad que tenía en ciertas ocasiones para iniciar la jugada, pues Pogba estaba teniendo mucha mayor incidencia en los últimos metros, y en el caso de Nemanja Matic que no estaba teniendo su mejor día, la visión de juego no era una de sus principales virtudes.

Tras unos instantes en los que la buena voluntad de los visitantes, y el afán por generarle una buena impresión a su nuevo entrenador que los estaba viendo desde el palco, el equipo dirigido por José Mourinho recuperó el control del juego, y volvió a dominar con bastante autoridad, embotellando a su rival en su área, y generando varias ocasiones de peligro. Gracias a las cuales pudo poner tierra de por medio en el marcador cuando Martial anotó el segundo gol de los red devils, tras batir al guardameta rival con un gran disparo de la frontal que nuevamente entró por la escuadra tras una asistencia de Paul Pogba, que le vio libre de marca.

Lukaku y Valencia, dos de los goleadores de la noche | Foto: Premier League.
Lukaku y Valencia, dos de los goleadores de la noche | Foto: Premier League.

Control del equipo de Mourinho con mucha más irregularidad en ataque

El segundo tiempo comenzó con un ritmo más bajo de intensidad, y con el United llevando la iniciativa en el juego, realizando una presión intermitente sobre la salida del contrincante, que estaba teniendo mucha dificultad para llegar a campo contrario con la pelota controlada.

Después de unos minutos en los que el equipo local cuajó otro tramo de gran fútbol, en el que la brillantez tuvo cabida en el juego, aunque fue efímero pues a pesar de que siguió controlando la situación, disminuyó aún más su nivel de intensidad, y se dedicó a atacar mediante transiciones rápidas. Gracias a las cuales logró generar nuevamente un número importante de ocasiones, que no logró materializar gracias al buen hacer de Butland, a la excesiva rapidez del United a la hora de elabora, sin cabeza, y a la falta de acierto propiciada por el cansancio físico entre otros factores.

Lukaku logró ponerle la guinda a una destacada actuación de los red devils, tras marcar el tercer gol batiendo a Butland con un disparo potente de pierna izquierda, desde el interior del área, tras recoger un balón rechazado. Tras el tercer gol, su relajación fue notable, pues se dedicó a circular el esférico por todo el campo dejando pasar el tiempo, y renunciando al ataque, al menos en estático, tratando de evitar un desgaste físico innecesario con el partido encarrilado.

Mientras tanto, el equipo que será entrenado por Paul Lambert, trató de cerrar espacios intentando evitar un resultado catástrófico, y en alguna ocasión jugó en largo con Mame Biram Diouf el cual entró en lugar de un intrascendente Peter Crouch, que tuvo alguna ocasión, pero que no pudo hacer gala ni de su potencia, ni de su movilidad. Así llegó el encuentro a su fin, con esta dinámica de juego, y con Pogba lanzando un libre directo desde la media luna del área, que se marchó bastante alto.

Lambert estuvo presente en Old Trafford para observar a sus nuevos dirigidos | Foto: Premier League.
Lambert estuvo presente en Old Trafford para observar a sus nuevos dirigidos | Foto: Premier League.
VAVEL Logo