Inglaterra y Holanda, un clásico con 30 historias

La Copa del Mundo de Rusia 2018 se acerca y los equipo de clubes se han dado un respiro para dar paso a los últimos amistosos de selecciones antes de la gran cita deportiva del año. Y por ello, el próximo viernes 23 de marzo se disputará un partido entre dos de las mejores selecciones de Europa en el Johan Cruijff Arena: Holanda e Inglaterra.

Los hombres de Gareth Southgate se medirán a una Holanda en proceso de conversión con el seleccionador debutante Ronald Koeman para dar ilusión a los 'orange' tras verificar su ausencia en una Copa del Mundo 36 años después. Un amistoso de muchos quilates entre dos históricas selecciones con más nombre que realidad, pues ha llovido bastante desde los últimos triunfos importantes de ambas selecciones. Y por eso, a pesar de ser un simple amistoso, ambos países vibrarán ante un encuentro con mucha historia, hasta 30 veces se han enfrentado ambas selecciones. La 31 será el próximo viernes y tiene como novedad la incorporación de Koeman al listón de Holanda en un campo dónde Inglaterra jugará por primera vez bajo la denominación Johan Cruijff.

Una relación de más de 100 años de historia

En este duelo particular, los ingleses ganan por un total de 12 victorias frente a ocho holandesas y 10 empates. Un balance ligeramente positivo del lado inglés teniendo en cuenta que los primeros partidos entre ambos, no había color. Hay que remontarse en los primeros años del Siglo XX para ver el primer partido oficial entre ambos países. El 1 de abril del año 1907, se produjo el primer enfrentamiento entre Holanda e Inglaterra disputado en el estadio De Diepput (propiedad de HVV Den Haag) con el resultado de un apabullante 1-8 a favor de los ingleses. Eran otros tiempos, el fútbol era amateur y se veía con total normalidad este tipo de resultados en muchos partidos.

En el mismo año se produjo el encuentro entre ambos pero esta vez disputado ante aficionados ingleses, y la situación no podía haber sido mejor para los locales. Disputado en el mítico estadio Feethams, los ingleses, que por aquel entonces, al ser la cuna del balompié, dominaban el fútbol a su antojo, goleó a los 'oranges' por 12-2, goleada en la que, hasta ahora, es la mayor de la historia de ingleses a holandeses. Harry Stapley (5 goles), Woodward (3 goles) y Arthuar Bell (3 goles) fueron los máximos anotadores del encuentro.

Robson y Gullit saludándose en 1990. Foto: Getty Images.

Durante los primeros seis encuentros disputado a lo largo de las primeras dos décadas del Siglo XX, Inglaterra vencía a Holanda de manera indiscutible resaltando la figura de jugadores como Woodward y Stapley. Pero no fue hasta 1913 cuando Holanda consiguió su primera victoria contra los 'padres del fútbol'. El 24 de marzo de 1913, Huug de Groot hizo historia al ser el principal protagonista en la primera victoria holandesa ante los ingleses, pues suyo fueron los dos goles que hicieron derrotar al gigante europeo. Pero a pesar de esa gran victoria, los ingleses seguían dominando los encuentros particulares entre ellos con tres victorias consecutivas.

No fue a partir de la década de los 50, cuando el fútbol brasileño empezó a formar parte de la hegemonía futbolística, y por contra, dejando pasar a Inglaterra a un segundo plano, cuando los resultados entre ambas selecciones empezaron a equilibrarse. Curiosamente, todos eran partidos amistosos entre ambos equipos, difícilmente se enfrentaban entre ellos en una Copa del Mundo o en una Eurocopa.

Y fue en el 9 de febrero de 1977 cuando, después de siete partidos jugados en Inglaterra sin perder, los ingleses cayeron por primera vez ante Holanda bajo el resguardo de su propia afición. En una de las décadas más importantes del fútbol holandés, la superación también se notaría en las selecciones. En un Wembley lleno a reventar, Holanda, con doblete del centrocampista Jan Peters, silenció a la hinchada inglesa. Ese partido fue uno de los últimos amistosos previos al Mundial de 1978 dónde Holanda acabó subcampeona ante Argentina. Inglaterra ni siquiera participó siendo claramente sobrepasada su hegemonía en el fútbol dónde se cuestionaba el nivel de los ingleses mostrando un fútbol un tanto anticuado y poco eficaz.

Empieza los partidos clasificatorios

Y después de 18 partidos amistosos, por fin llegó el primer encuentro entre ambos dónde se jugaron algo realmente importante. En la Eurocopa de Alemania Federal 1988, ingleses y holandeses fueron encuadrados en la liguilla del Grupo B, dónde los británicos, con Bobby Robson al mando, no pudieron pasar de fase por culpa, entre otras cosas, de la derrota ante los holandeses por 1-3 tras el hat-trick de Marco van Basten. Inglaterra se fue pronto a casa y Holanda acabó ganando su primera Eurocopa.

Dos años después coincidieron en la Copa del Mundo 1990 en el grupo F, y tras un insípido empate a cero, ambos lograron pasar a la siguiente fase. Inglaterra, con jugadores como Neil Webb, Beardsley o McMahon, acabó en el cuarto puesto del torneo, mientras que los holandeses no pasaron de octavos de final. Y en un elenco de partidos importantes, tres años después coincidieron en el Grupo 2 para clasificarse a la Copa del Mundo de 1994. Un mal recuerdo para los británicos teniendo en cuenta que no pudieron jugar aquel Mundial tras quedar tercero en la clasificación por debajo de Noruega y Holanda.

Narsingh celebra un gol en 2016. Foto: Getty Images.

Con el míster Graham Taylor y grandes jugadores como Gascoigne, Barnes, Les Ferdinand o Tony Adams, la selección inglesa no pudo pasar del empate en Wembley a pesar de ir 2-0 a favor, pero los holandeses acabaron empatando dejando todo de cara para el gol average particular teniendo en cuenta que en Holanda cayeron 2-0 con goles de Koeman y Bergkamp. Inglaterra dijo adiós al Mundial de Estados Unidos con la sensación de haber hecho las cosas mal y de sentirse pequeño ante una selección que le dejó de tomar la medida.

Y fue en el año 1996 cuando se disputó el último enfrentamiento entre ambos de carácter clasificatorio. Ambos equipos coincidieron en el Grupo A de la fase de Grupos de la Eurocopa de Inglaterra, y los anfitriones, ante 80.000 personas destrozaron a los de Venables por 4-1 con un espectacular Alan Shearer haciendo doblete. A pesar de esa victoria incuestionable, ambos equipos pasaron a la siguiente fase pero no llegaron a la final. Inglaterra fue eliminado ante Alemania en semifinales, y Holanda cayó contra Francia en cuartos de final.

Después de una temporada en la que ambos coincidían en partidos oficiales clasificatorios, desde la entrada del Siglo XXI, los dos equipos sólo se han enfrentado en amistosos con un balance de tres victorias holandesas y cuatro empates. Es decir, Inglaterra no le gana a Holanda desde hace 22 años en la Eurocopa de 1996. El último enfrentamiento entre ambos fue el 29 de marzo de 2016 cuando se produjo un récord de asistencia en un partido entre ambos disputado en Wembley con un total de 82.835 espectadores pero Holanda venció 1-2. Muchas historias entre dos selecciones históricas con ganas de comenzar de cero. El próximo partido será la historia número 31.

VAVEL Logo