Ventaja mínima para el Leipzig
Timo Werner fue el anotador del único tanto del partido. | Foto: @dierotenbullen

Pese a que el dominio y la posesión del balón estuvieron del lado del conjunto local, los dirigidos por Ralph Hasenhüttl no lograron pasar de un gol ante un férreo y defensivo Olympique de Marsella quien decidió guardarse las armas para el partido de vuelta.

Los primeros minutos transcurrieron sin emoción alguna, pues ambos equipos comenzaban a asentarse en el campo. El equipo local proponía teniendo el balón y tratando de presionar pero sin mucho éxito.

Al minuto 7 comenzarían las acciones vertiginosas que ambos equipos nos tienen acostumbrados. Werner filtro un balón a Bruma por la banda izquierda y el jugador portugués con su habitual regate encararía a la defensa del Marsella para posteriormente caer en el área, sin embargo, el árbitro central no marco ninguna falta a pesar de la presión de la grada local.

Tan solo un minuto después, Payet centraría desde la banda derecha y el delantero griego, Kostas Mitrgolu, anticiparía a primer poste para rematar de gran manera y la reacción del arquero Gulácsi seria fenomenal para evitar la caída de su marco. Ambos equipos comenzaban a mostrar sus armas a la ofensiva.

Los próximos minutos serian de baja intensidad, ambos equipos se enfrascaron en la disputa del balón en medio campo y las emociones en ambas áreas fueron muy limitadas.

De a poco el conjunto alemán comenzaba a figurar en el área rival, Forsberg era el más insistente por banda derecha pero sin generar real peligro en el arco visitante. Una gran jugada del jugador sueco culminaría en un remate que rebotó en el cuerpo de Amavi a los 22 minutos de partido.

La polémica siempre presente 

La polémica llegaría al minuto 24. Un centro por banda izquierda de Amavi, se estrellaría en el brazo de Forsberg, quien de manera clara interfirió en el trayecto del balón, sin embargo Undiano Mallenco decidió no sancionar la pena máxima pese a su cercanía y claridad en la jugada.

El partido entraría en el terreno del desorden, y el Leipzig era el más beneficiado, pues un tiro libre de Forsberg y un disparo de Bruma luego de una jugada peleada en medio campo, se irían por encima del marco de Pelé sin inquietar mucho.

Los locales serian quienes propondrían durante los siguientes minutos, pero la defensa bien parada del conjunto francés, hacía infranqueable su arco. Pese a ello el Marsella tendría su oportunidad al minuto 42. Un centro mordido de Lucas Ocampos y una peinada de Mitrgolu, dejarían el balón vivo en el área para la llegada de Bouna Sarr, quien con un remate de media tijera sacudiría el travesaño de los locales.

Werner aparece en los momentos importantes

Un cierre vertiginoso nos esperaría. Luego de una jugada polémica en el área visitante donde no se marcaría un posible penal en favor del Leipzig, desencadenaría en un contragolpe del Marsella, quien en dos ocasiones estrellaría el balón en las manos de Gulácsi quien aguanto a pie firme los embates franceses. Un contragolpe encabezado por Forsberg, filtró el balón a Werner para que el delantero alemán, con un recorte, dejara en el camino a su adversario, abriría el marcador a los 46 minutos con un poderoso remate.

Segundo tiempo de mas a menos

Con mucha intensidad comenzaría el segundo tiempo. Ambos equipos buscando el arco rival, y al minuto 50 el Leipzig estuvo a punto de incrementar la ventaja, pues una gran jugada de Werner terminaría en un pase cruzado desde banda izquierda, y la reacción para rechazar de Pelé con las piernas, evitaría que Jean-Kévin Augustin se hiciera presente en el marcador.

Al 55´ el visitante avisaría de manera clara. Un tiro de esquina bastante golpeado, dejaría el balón en el área y un pase de tacón de Zambo dejaría a Ocampos con una gran oportunidad de marcar, pero el disparo del argentino no lograría colarse a las redes.

Los siguientes minutos disminuirían en cuanto a intensidad, pese a ello, el conjunto alemán continuaba insistente con el balón en sus pies, pero con poca profundidad. Además el partido comenzó a ensuciarse con algunas faltas lo que hizo que el ritmo de juego se viera muy cortado por algunos momentos.

Al minuto 76 la velocidad del Leipzig se haría presente, con una gran jugada sumamente vertiginosa, Forsberg pondría de frente a Werner ante el arco rival, sin embargo, el disparo se estrelló en el cuerpo de Kamara quien cerró de manera adecuada.

Para los últimos minutos, la consigna era clara para ambos equipos Para el Leipzig continuar con la posesión del balón e intentando desplegar su futbol en busca de aumentar el marcador. Para el Marsella tratar de aguantar el marcador de un gol en contra, que es accesible para el partido de vuelta.

Con un equipo francés cortando los circuitos y cerrando el partido, la parte final del partido transcurriría sin mayores emociones, por lo que la serie queda completamente abierta para el encuentro de vuelta.

El partido de vuelta se llevara a cabo el próximo jueves 12 de abril en el Velódromo de Marsella donde se espera estadio lleno. 

VAVEL Logo