Buffon y un amargo adiós a la Champions League
Buffon celebrando uno de los tantos. / Foto: Daniel Nieto (VAVEL.com).

No será una noche cualquiera. Lo que ocurrió ayer en el Santiago Bernabéu no entraba ni en los guiones de los Steven Spielberg o Peter Jackson. La Juventus aterrizó en suelo madrileño con un 0-3 en contra. Es decir, se veían obligados a marcar tres en el feudo blanco para, al menos, forzar la prórroga. Pero lo que parecía imposible se convirtió en realidad con el paso de los minutos. Sobre todo cuando Matuidi echó la caña al balón que se le escapó a Keylor Navas en el minuto 61'. Gran parte de la culpa de que se mantuviese vivo ese sueño tuvo como protagonista a una figura: Gianluigi Buffon. El meta bianconero de 40 años evitó en varias ocasiones el gol madridista, parando a diestro y siniestro los chuts de Bale, Isco o Cristiano Ronaldo.

El pánico y el espíritu de Roma se asentaron sobre el estadio. No obstante, cuando todo parecía condenando a la prórroga, la cual quería evitar el Real Madrid, y abrazaba la Vecchia Signora, Benatia derribó a Lucas Vázquez dentro del área en el minuto 93'. Michael Oliver no dudó y señaló penalti. Los jugadores de la Juve se 'comieron' al árbitro inglés, formándose una nube de camisetas amarillas alrededor del trencilla. Gritos, empujones... Y se saldó con una expulsión por roja directa. Sí, fue para Buffon. 

El de Carrara cargó duramente contra él, tanto dentro como fuera del campo. Con el 1-3 y el duelo finalizado, 'Gigi' se despachó a gusto ante los medios. "El árbitro ha pitado una falta que solo ha visto él", a lo que sumaba declaraciones cada vez más duras. "Si pitas un penalti así en el minuto 93 no eres un humano, eres un animal. En lugar de tener corazón tiene un cubo de basura. Si no tienes personalidad, quédate en la grada comiendo patatas con tu mujer", puntualizó Buffon. Por último, también fue cuestionado por si fue su último partido de Champions League de su carrera, a lo que respondió con un "ya veremos, pero es muy probable que sí". Cabe destacar que en el momento en el que se dirigía al túnel de vestuarios tras su expulsión, el Bernabéu le despidió con una sonora ovación.

VAVEL Logo