El debate: ¿cuál es el mejor modelo de la Premier?
Los modelos de Spurs y City dominan la Premier | Montaje: Dani Souto

Inglaterra cuenta con algunos de los equipos más enriquecidos del panorama futbolístico actual. Prueba de ello es que hasta seis jugadores que llegaron o salieron de la Premier League en los últimos años se sitúan entre los 10 fichajes más caros de la historia. Con las arcas llenas, la labor de la dirección deportiva será la de decidir en qué invierten semejantes cifras de dinero. Mientras que unos intentan evitar que sus mejores jugadores abandonen el barco, otros optan por reciclar año tras años sus plantillas.

El próximo sábado tendrá lugar en el estadio de Wembley uno de los partidos más atractivos del fútbol inglés. El Tottenham de Mauricio Pochettino se verá las caras con el Manchester City de Pep Guardiola, o lo que es lo mismo: los Spurs, que apenas invirtieron 100 millones en la incorporación de seis futbolistas y centraron sus gastos en las renovaciones de varios pilares fundamentales, se medirán a los Citizens, que gastaron más de 300 millones en siete fichajes. ¿Cuál de las inversiones será entonces más rentable?

Renovarse o morir (Arnau Cirac@CiracArnau)

El futbol está viviendo una nueva era donde el dinero lo domina todo. En esta nueva época solo se busca ganar con los mejores jugadores posibles en tu plantilla. Eso mismo está provocando que los equipos punteros de los últimos años sean aquellos que tienen la posibilidad de incorporar todos los jugadores que crean necesarios. Es la manera que han encontrado muchos clubs para poder competir a máximo rendimiento. Actualmente el equipo que mejor define esta idea es el Manchester City.  Desde que llegó Guardiola el verano de la temporada pasada, el club se ha gastado más de 500 millones de euros para crear un equipo competitivo con el cual intentar ganar todas las competiciones.

Agüero fue una de las primeras grandes estrellas del City. | Fotografía: Manchester City
Agüero fue una de las primeras grandes estrellas del City. | Fotografía: Manchester City

Está claro que es muy bonito crear una plantilla poco a poco con jugadores a poder ser salidos de la cantera del club, pero en múltiples ocasiones eso no es posible. Los equipos que no tienen esa suerte tienen que optar por deshacerse de los jugadores que ya han dado todo el rendimiento que podían en el club, en este caso jugadores como Zabaleta, Caballero, Kolarov, Sagna u otros, e importar las piezas necesarias de la columna vertebral y jugadores complementarios con la que empezar a crear una plantilla ganadora. Por eso mismo, el City ha fichado jugadores jóvenes con un gran potencial pero también con un gran presente. Jugadores como Sané, Walker o Sterling aportan hambre de títulos y mucho trabajo, ya que llegan de equipos de segunda línea. Otra de las ventajas de fichar a muchos jugadores a la vez, es que no se necesitan muchos años para empezar a fijar objetivos muy ambiciosos, y eso mismo provoca que las piezas más importantes de la plantilla no envejezcan y puedan aprovechar al máximo sus mejores años.

Se tiene que renovar la plantilla con jóvenes con ambición y hambre de títulos

Este sistema no solo lo utiliza el actual City de Guardiola, otros grandes equipos de la historia, como el mismo Barcelona, las dos veces que  consiguió obtener el triplete usó ese sistema. Aunque la columna vertebral era claramente salida de ‘La Masia’ completó la plantilla con más de 5 fichajes en el mercado de verano. De esta manera consiguieron crear una plantilla competitiva con mucha hambre de ganar títulos. Este sistema es el que está permitiendo al Manchester City aplastar a todos sus rivales en la competición domestica de Inglaterra, la Premier League. El segundo máximo exponente de este estilo de  incorporar muchas piezas a su equipo a precio bastante elevado es el Manchester United, sin conseguir llegar al rendimiento de su vecino de ciudad pero siendo el que más se acerca logrando estar en la segunda posición de la clasificación.

Otro buen ejemplo de que este sistema es el idóneo, se puede ver en los equipos que están en la zona baja de la clasificación. Cuando llega el mercado de invierno acostumbran a incorporar muchos jugadores para darle otra imagen a la plantilla y de esta forma lograr salir del pozo de la clasificación. Por lo tanto, aunque intentar construir un equipo ganador engrasando poco a poco las piezas e incorporando uno o dos jugadores por mercado, se ve claramente que cuando no se logran los objetivos, la mejor opción es revolucionar la plantilla con muchas incorporaciones. 

Tottenham apostar por el bloque (Vicente Soto – @mattletisier)

Suelen decir los que saben de esto que, en el fútbol, como en tantos órdenes de la vida, lo importante es que los equipos, los grupos, crean en una idea; que, si todos creen en la misma idea, se saldrá adelante y se conseguirán resultados. Muy relacionado con esto, existe un debate, casi tan viejo como el propio fútbol, que trata de dirimir si es mejor, en equipos a partir de un determinado nivel, invertir el dinero en reforzar el plantel adquiriendo jugadores de otros equipos o invertirlo en renovaciones y mayores sueldos de tu plantilla actual.

Y por esta última política es por la que está tratando de apostar en Tottenham de los últimos años: mantener la estabilidad en el banquillo, mantener la estabilidad en los jugadores, invertir la mayor parte del presupuesto en renovaciones y solo acudir al mercado para reforzar posiciones (o necesidades) puntuales y, como suele decirse, que puedan mejorar o complementar lo que hay. Y parece ser una postura de lo más acertada.

Si se analiza la última década, el banquillo spur apenas lo han ocupado cuatro hombres (y uno fue de forma temporal y por el ‘fracaso’ de su predecesor). A saber: Jamie Redknapp (2008 a 2012), André Vilas-Boas (2012-13), el paréntesis de Tim Sherwood en 2013 y Mauricio Pochettino desde 2014.

Lo importante es que los equipos crean en una idea

Y lo mismo ocurre con los jugadores: apuestan los Spurs por mantener el bloque y, vender solo en ocasiones muy puntuales; en consecuencia, dedican la mayor parte de su presupuesto a las renovaciones. A día de hoy y ante los numerosos cantos de sirena de clubes (más) punteros europeos, los de Daniel Levy apuestan por blindar a su columna vertebral, añadiendo ceros a sus respectivas cuentas corrientes y manteniendo la estabilidad en el terreno de juego, buscando un equipo que juegue de memoria, que suele decirse.

Sus traspasos de los últimos años, salvo en el caso de Kyle Walker (50 millones tuvieron la culpa), todos los jugadores eran perfectamente sustituibles y, de hecho, casi ninguno ha vuelto a alcanzar un cierto nivel: Paulinho, Livermore, Bentaleb, Soldado, Dawson, Townsend, Kevin Wimmer, el brasileño Sandro… Tal vez, solo los tres primeros hayan vuelto a demostrar algo fuera de White Hart Lane.

El modelo de los Spurs es totalmente opuesto al del City. | Fotografía: TottenhamHotspurs.com
El modelo de los Spurs es totalmente opuesto al del City. | Fotografía: TottenhamHotspurs.com

Y con el dinero (algo) obtenido en ventas y el dinero (mucho) ahorrado en súper-fichajes, el Tottenham trata estas semanas/meses de asegurar a su columna vertebral por muchos años: Lloris, Kane, Son, Eriksen, Vertonghen, Delle Alli… oscuros objetos de deseo de varios equipos europeos, están tratando de ser ‘amarrados’.

Y los resultados parecen estar dando su fruto: un equipo acostumbrado a vivir siempre a la sombra de los grandes de Inglaterra (Chelsea y City en los últimos años; pero, también, Arsenal, Liverpool y United en los anteriores) y con casi nulas opciones de clasificar para la Champions, acumula un quinto puesto, un tercero y un segundo desde que llego Pochettino y tiene, a día de hoy, ocho puntos de ventaja sobre el Chelsea, quinto clasificado, cuando apenas quedan siete jornadas por disputarse.

Definitivamente, apostar por el bloque y la estabilidad suele ser sinónimo de éxito.

VAVEL Logo