Italia, una tetracampeona sin Mundial
Fotomontaje: Santiago Arxé Carbona (VAVEL)

Italia, una tetracampeona sin Mundial

En el Mundial de Rusia, si hay alguna selección que destaque esa es la Selección de Italia. La no participación de los europeos en la próxima edición de la Copa del Mundo es la gran novedad en la competición.

vicente-soro-guillem
Vicente Soro Guillem

La selección italiana fue eliminada en la repesca para el Mundial de Rusia 2018 frente a Suecia y, como ya se sabe, no estará presente en la cita mundialista del próximo verano. Sorprendiendo al mundo entero, la tetracampeona del mundo cayó eliminada contra una selección sueca que no goza del mejor plantel de su historia.

Antes de analizar la decepción nacional italiana es necesario rememorar los últimos resultados de Italia en los Mundiales:

Mundiales Resultado
Alemania 2006 Campeón
Sudáfrica 2010 Fase de grupos
Brasil 2014 Fase de grupos

El conjunto italiano ya sumaba dos ediciones decepcionando con sendas eliminaciones en la fase de grupos. La mala racha en los Mundiales se ha visto acrecentada por la no participación en Rusia 2018, que ya culmina una época negra de Italia en la mayor competición de selecciones del mundo.

No obstante, pese a que a muchos les pudo haber sorprendido dicha eliminación, la realidad es que Italia no mostró una buena imagen durante la fase de clasificación para el Mundial. Cayendo en un grupo en el que sólo España le podía combatir el liderato, los italianos no lograron estar a la altura de las circunstancias.

Italia confió en Ventura para resurgir de sus cenizas

Los primero e imprescindible es analizar la fase de clasificación que acabó suponiendo  el inicio de la debacle azzurra. Pero, primero, recordar que Gian Piero Ventura se convirtió en el primer seleccionador en no llevar a Italia a una cita mundialista desde Suecia 1958 (¡qué coincidencia!). Tras la Eurocopa de Francia 2016, en la que Italia fue eliminada en cuartos de final ante Alemania, Antonio Conte dejaba el cargo de seleccionador para iniciar una nueva andadura en el fútbol inglés entrenando al Chelsea FC. Tras su marcha la Federación Italiana nombró a Gian Piero Ventura como nuevo seleccionador con la clara misión, ya no sólo de clasificar al combinado sureuropeo para el Mundial, sino también de devolver a Italia a lo más alto en la propia cita de selecciones.

Un grupo en el que podrían haber peleado por el primer puesto

Con la llegada de Ventura se esperaba un cambio generacional. Sin embargo, el nuevo seleccionador prosiguió con las convocatorias de Conte y continuó convocando a los veteranos italianos como De Rossi o Chiellini, entre otros. El sorteo de los grupos de clasificación para Rusia 2018 no le deparaba a Italia un grupo muy competido, con España como mayor escoyo a superar. El resto de rivales fueron Albania, Israel, Macedonia y Liechtenstein. A priori, no debían suponer problema alguno.

Foto: FIGC
Foto: FIGC

La teoría estaba clara, pero en la práctica Italia aprobó con un cinco justo. Si el equipo de  Ventura ya no estaba convenciendo en los amistosos previos a la fase de clasificación, durante la propia fase esas dudas prosiguieron sobre el equipo nacional italiano. Los partidos ante España en el Stadio Olímpico y ante Macedonia fuera de casa con una apurada victoria por 2-3, consolidaron las dudas sobre el juego de los italianos. Más tarde, el empate 1-1 en Turín frente a la misma selección de Macedonia confirmó el mal funcionamiento de una de las potencias futbolísticas de mayor renombre internacional.

Partidos Resultados
Israel - Italia 1-3
Italia - España 1-1
Macedonia - Italia 2-3
Liechtenstein - Italia 0-4
Italia - Albania 2-0
Italia - Liechtenstein 5-0
España - Italia 3-0
Italia - Israel 1-0
Italia - Macedonia 1-1
Albania - Italia 0-1

La derrota anterior ante España por 3-0 fue, sin embargo, el clímax de la mala situación en Italia. Los italianos no fueron capaces de competir ante un combinado de su nivel y se mostraron realmente vulnerables ante el gran juego mostrado por los de Julen Lopetegui. Una goleada inadmisible para la prensa italiana que ya aseguraba que su selección tendría que disputar una siempre temida repesca.

Suecia sería el último rival por el Mundial

Tras el fin de la fase de grupos se confirmaba lo inevitable, los azzurri tendrían que disputar la repesca para no fallar en su cita mundialista y, tras el sorteo, Suecia se convirtió en el rival a batir. Un duelo a muerte ante una de las selecciones de mayor nivel de Europa, si bien es cierto que no disfruta en la actualidad del mejor equipo de su historia.

La derrota en Suecia por 1-0 con gol de Johansson acrecentó el descontento de la afición italiana con su seleccionador, Gian Piero Ventura. Un juego muy pobre y ninguna idea clara sobre el terreno de juego dejaron a Italia un paso más lejos del Mundial tras la derrota en Solna. Los suecos y, en especial, Forsberg (futbolista del RB Leipzig), fueron un dolor de cabeza para una Italia que gozó de ocasiones pero no fue capaz de hacerse con el dominio del encuentro.

Foto: FIGC
Foto: FIGC

San Siro repleto para estar en Rusia 2018

La vuelta se iba a disputar en San Siro, en un campo en el que no cabía ni un alfiler. Ante 70000 aficionados Italia se jugaba el pase al Mundial y el orgullo de todos los italianos estaba en juego. La imagen de los azzurri volvió a ser gris, sin un juego claro ni ideas para penetrar en la defensa escandinava. Mediante balones largos y centros al área intentaba Italia encontrar el gol pero esa no parecía ser la forma de lograrlo. La afición se impacientaba y Ventura hacía cambios que no parecían los más indicados. Un empate, el mal juego y la falta de ideas de jugadores y técnico terminaron por dejar fuera del Mundial a Italia por primera vez desde Suecia 1958.

Tras la eliminación la prensa italiana se abalanzó sobre el seleccionador Gian Piero Ventura, al que señalaron como principal culpable de la eliminación de Italia. Culpa que, en buena medida, sí es suya por el mal planteamiento que presentó su selección en los dos enfrentamientos ante Suecia.

La prensa se abalanzó sobre Ventura

En los medios italianos se llegó a calificar este suceso como “una de las páginas más negras de la historia de nuestro deporte” o como “el equivalente deportivo al Titanic”. Declaraciones muy duras contra una eliminación que dejaba a los aficionados al fútbol sin Italia en un Mundial. Asimismo, la prensa pidió, inmediatamente después de tan sonada eliminación, la dimisión de Ventura.

En el lado opuesto al seleccionador italiano están los jugadores que más representan y han representado durante la eliminatoria el sentimiento de una sociedad entera. Buffon, De Rossi, Chiellini, Bonucci…son algunos de los jugadores que seguramente no vuelvan a disfrutar de la vivencia de una Copa del Mundo.

De Rossi se cabreó con las decisiones de su seleccionador

De Rossi brindó una de las imágenes y frases que casi a ciencia cierta quedarán marcadas en la mente de los aficionados italianos. Al final del encuentro Ventura le pidió al jugador de la Roma que saliese a calentar y este, con un evidente cabreó reprochó la decisión técnica: “¿Qué coño voy a entrar yo? ¡No necesitamos un empate!”. Éste es el verdadero carácter que los aficionados italianos querían ver y que hubiese facilitado el camino de los azzurri hacia el Mundial.

Cuatro nombres para sustituir a Ventura en el cargo

Tras el desastre, cuatro fueron los nombres que sonaron para sustituir a un muy tocado Ventura. Carlo Ancelotti, Massimiliano Allegri, Roberto Mancini y Alberto Conte fueron los técnicos que allá por el mes de noviembre estaban en la órbita de la Federación Italiana para tratar de revertir esta situación. Conte, entrenador del Chelsea FC, parecía una opción viable ya que su relación con la directiva del combinado inglés no es la mejor y podría aceptar un regreso al combinado nacional.

Otro de los candidatos, Ancelotti, sigue siendo la opción más factible en una primera instancia; un entrenador sin equipo tras ser destituido por el Bayern de Múnich, y que tiene las capacidades necesarias para hacer resurgir a la selección italiana. Por último, Allegri, entrenador de la Juventus, es el más complicado, en un primer momento, debido a los grandes resultados que está cosechando temporada tras temporada al frente de la Vecchia Signora.

Pese a estos candidatos, que siguen en la órbita de la Federación Italiana, el nuevo entrenador del combinado nacional es Luigi di Biagio. Un entrenador "de paso", ya que Italia quiere firmar en un futuro a un entrenador capaz de devolver a su selección a lo más alto del panorama futbolístico internacional de cara a la Eurocopa de 2020.

VAVEL Logo