Chile 1962, de la perfección al desastre
Chile 1962, de la perfección al desastre

Tras haberle otorgado la realización de la Copa Mundial de Fútbol a dos países europeos consecutivamente, Suiza en 1954 y Suecia en 1958, el torneo de 1962 correspondía ser organizado por un país sudamericano. El 10 de junio de 1956, en el Congreso de la FIFA en Lisboa (Portugal), para definir la sede de la Copa Mundial de 1962, Argentina y Chile presentaron sus candidaturas.

En la ocasión el representante de la candidatura Argentina terminó su discurso con la frase "Podemos hacer el mundial mañana mismo. Lo tenemos todo". Al día siguiente, el representante chileno Carlos Dittborn realizó una brillante presentación, cerrándola con una frase que pasó a la historia, pese que hoy su autenticidad es objeto de controversia: "Porque no tenemos nada, queremos hacerlo todo". Inmediatamente se realizó la votación: Chile fue electo con 32 votos a favor, mientras que Argentina recibió 10 votos y 14 países votaron en blanco.

En Chile comenzó de inmediato la organización del séptimo Campeonato Mundial de Fútbol con el entusiasta apoyo del recién electo presidente de la República Jorge Alessandri Rodríguez. Sin embargo, los planes de modernización de la infraestructura del país para la realización de torneo, se vieron seriamente afectados cuando el terremoto de Valdivia del año 1960 arrasó con todas las ciudades al Sur. A pesar de la tragedia, el Gobierno manifestó a la FIFA su intención de realizar el torneo, comenzando un proceso de reconstrucción del país y de habilitación de las cuatro sedes y estadios donde se llevarían a cabo la justa deportiva: Santiago, Arica, Viña del Mar y Rancagua.

Cartel Promocional Mundial Chile 1962 | Imagen: Federación de Fútbol de Chile
Cartel Promocional Mundial Chile 1962 | Imagen: Federación de Fútbol de Chile

El desarrollo del Campeonato Mundial de Fútbol se realizó entre el 30 de mayo y 17 de junio de 1962. A la final pasaron Brasil y Checoslovaquia, mientras Chile y Yugoslavia disputaron el tercer lugar. La tarde del 17 de junio de 1962 Brasil obtenía la Copa Jules Rimet al vencer por tres goles a uno a su rival. Un día antes, la notable actuación de la selección chilena le permitió obtener el tercer puesto del campeonato mundial, al vencer a Yugoslavia por un gol a cero en un Estadio Nacional repleto de gente.

El evento deportivo constituyó una gran fiesta para la sociedad chilena. Se organizaron barras de animación, se compusieron canciones y la televisión hizo su aparición por primera vez en forma masiva al transmitir los partidos en directo, los que fueron vistos por miles de chilenos en las calles donde se instalaron televisores. De esta forma se dejaba atrás la tragedia del terremoto y el país le hacía honor a la frase de Carlos Dittborn: "¡Porque no tenemos nada, queremos hacerlo todo!"

Cartel Oficial Copa del Mundo Chile 1962 | Imagen: Federación de Fútbol de Chile
Cartel Oficial Copa del Mundo Chile 1962 | Imagen: Federación de Fútbol de Chile

El liderazgo de Brasil cambió el fútbol para siempre. "Los magos de la pelota", así es como los llamaron en la Unión Soviética, donde el partido amistoso entre la URSS y Brasil en 1965 reunió a 102.000 espectadores. ¡Imagínense el grado de admiración y afecto que gozó el equipo en todo el mundo! Los brasileños no tuvieron piedad de los anfitriones y les ganaron 3-0 (con doblete de Pelé).

En aquel momento, Pelé ya era una estrella a nivel mundial, quizá el primer deportista mundialmente conocido. Después de ganar el título en Suecia en 1958 (en aquel entonces todavía era muy joven), llegó el triunfo en Chile en 1962. Aunque aquella vez su participación en la victoria fue mínima, ya que se lesionó en el segundo partido de la fase de grupos contra Checoslovaquia. No obstante, Garrincha y Vavá se lucieron en aquel torneo con cuatro goles cada uno, convirtiéndose en los mejores goleadores de Brasil.

Los brasileños consiguieron cinco puntos en la fase de grupos del campeonato, que se celebró en Chile del 30 de mayo al 17 de junio de 1962. Los chilenos lograron celebrar el torneo a pesar del Gran terremoto en Chile dos años antes de campeonato. Sin embargo, en vez de ocho estadios previstos para el evento, solo utilizaron cuatro.

En la fase de grupos los brasileños vencieron a México, España y empataron con Checoslovaquia. En los cuartos de final se enfrentaron a Inglaterra, que tan solo en el primer tiempo pudo oponer digna resistencia a los futuros triunfadores. En el segundo tiempo Garrincha y Vavá marcaron un gol cada uno (Garrincha, en total, hizo dos goles en este partido), y el duelo terminó con un 3-1.

En la semifinal, Brasil se enfrentó a la selección de Chile. El partido finalizó 4-2, y de nuevo fueron Garrincha y Vavá los que aportaron goles al equipo de Brasil (cada uno marcó dos).

Chile vs Brasil | Foto: (Chile) Acervo Familia Muñoz De La Fuente
Chile vs Brasil | Foto: (Chile) Acervo Familia Muñoz De La Fuente

En la final, que se celebró en el Estadio Nacional de Santiago, Brasil se enfrentó a su rival de la fase de grupos a la selección de Checoslovaquia. Masopust abrió el marcador en el minuto 15 a favor de Checoslovaquia, pero los brasileños lograron empatar al cabo de dos minutos. Y en la segunda parte Zito y Vavá metieron un gol cada uno. El marcador final del partido fue de 3-1, lo cual le permitió a Brasil defender su título. ¡Y eso a pesar de que Pelé no jugó en casi ningún partido!

Esta vez los líderes fueron el gran Garrincha, que en 1999 se posicionó en el séptimo puesto en la lista de los mejores jugadores del siglo y quedó en la memoria de los hinchas como uno de los mejores regateros en la historia del fútbol, y Vavá, que, a su vez, quedó en la historia como uno de los cuatro futbolistas que marcaron goles en la final de dos mundiales.

Mundial Chile 1962 | Foto: (Chile) Acervo de Mario Castro Avaria y Familia
Mundial Chile 1962 | Foto: (Chile) Acervo de Mario Castro Avaria y Familia

El dato

Vavá fue el primer jugador en la historia de los Mundiales en marcar en dos finales de un Mundial distintas. Lo consiguió en Suecia 1958 y Chile 1962. Ocho años más tarde también lo lograría Pelé, con dos tantos en el Mundial de Suecia 1958 y uno más en México 1970.

La selección, llamada "la ONU"

La selección nacional de España acudió al Mundial de Chile con cuatro jugadores de diferentes nacionalidades: Puskas (húngaro), Eulogio Martínez (paraguayo), Santamaría (uruguayo) y Di Stéfano (argentino). Por esta razón la prensa chilena bautizó a la Roja como "la ONU".

El mundial accidentado

El Mundial de Chile fue uno de los más violentos que se recuerdan. Al tercer día del torneo ya se contabilizaban 34 lesionados, mientras que al cuarto 50 jugadores se encontraban lesionados.

Chile 1962 fue acogido con mucha incredulidad por parte de muchos países. Los andinos, quienes sufrieron un duro terremoto meses antes del inicio del campeonato del mundo, lograron con mucho esfuerzo organizar un torneo de garantías.

Chile 1962 será recordado por muchas cosas, como que la violencia en los partidos estuvo casi a la orden del día. Sin duda alguna, el partido más destacado fue el que disputó Chile contra Italia el 2 de junio. Aquel choque llegaba después de que la prensa calentara al ambiente y en el partido se vieron infinidad de golpes y mamporros. El Chile-Italia fue bautizado como "La Batalla de Santiago".

En la final se vieron las caras Brasil y Checoslovaquia y el Mundial se lo acabó llevando una selección canarinha con un Garrincha en estado de gracia. Pelé se lesionó y el sustituto Amarildo se encargó de hacer olvidar por un momento a una gran estrella como era O Rei.

VAVEL Logo