Argentina 1978, la dictadura y el primer título de la albiceleste
Foto:

Después de tres intentos fallidos para obtener la sede de la Copa del Mundo, Argentina lo consiguió el 6 de julio de 1966 tras imponerse a su único competidor, México, el cual ya había albergado el evento en 1970. Sin embargo, no todo era felicidad en Argentina, ya que en la década de 1970 se suscitaron momentos complicados en la historia y política del país con el derrocamiento del gobierno de María Estela Martínez de Perón y la adjudicación de un régimen en el que se realizaron miles de muertes y se utilizó el mundial de futbol como una plataforma para limpiar la imagen de la nación ante el extranjero cuando el país no contaba con las medidas de seguridad necesarias para alojar dicho evento que, el presidente de la FIFA en este entonces, João Havelange declaró: “Argentina está ahora más apta que nunca para ser la sede del torneo”.

Foto: El equipo deportea
Foto: El equipo deportes

Estadios, participantes y grupos

Este mundial fue el último en el cual participaron sólo 16 integrantes, puesto que para España 1982 se aumentó la cantidad a 24

Seis estadios fueron las sedes de los encuentros, dos en Buenos Aires y los otros distribuidos en Mar del plata, Córdoba, Rosario y Mendoza. El formato en aquel entonces era diferente al de hoy en día, ya que solamente participaron 16 equipos dividido en cuatro grupos, los dos mejores de cada sector pasaron a la siguiente ronda que, a su vez, se formaban otros dos grupos con cuatro integrantes y los número uno de cada sector avanzaron a la gran final.
El 1 de junio de 1976 dio inicio la ceremonia de apertura desarrollada en el Estadio Monumental, en la que el campeón defensor Alemania Federal y Polonia disputaron el primer encuentro con empate a cero.

Foto: La izquierda
Foto: La izquierda

En el grupo 1 Italia y Argentina no tuvieron problemas en avanzar al derrotar a Francia y Hungría. Además, en el último partido los italianos acabaron invictos al derrotar al anfitrión por la mínima, recordando que el director técnico de la albiceleste, César Luis Menotti, no llevó al futuro prospecto llamado Diego Armando Maradona, el cual solamente tenía 17 años; en el sector 2 Alemania tuvo problemas en seguir con vida pese el buen cotejo que dio Túnez en el último choque al igualar a cero; Polonia clasificó como número uno y el peor país del mundial fue México al perder todos sus encuentros y ser goleados por la selección alemana seis por cero. 

Mario Kempes fue el goleador del mundial con seis anotaciones

Brasil sufrió demás con su clasificación en el grupo 3 al derrotar en la última fecha a Austria uno por cero y avanzar como segundo lugar, ya que los austriacos dieron una gran exhibición en los primeros dos partidos y se colocaron como primeros. España dio pelea, de hecho, le sacó el empate a cero a Brasil, pero con tres puntos no les bastó para acceder; Suecia quedó en último lugar con una unidad.

La sorpresa en la fase de grupos fue Perú quien volvió a mostrar una buen accionar y se posicionó como primero del sector, aunque Holanda decepcionó y, a pesar de perder en el último juego ante Escocia tres por dos, consiguió la clasificación por diferencia de goles al haber derrotado en el primer encuentro tres por cero a Irán.

Segunda fase

A comparación de hoy en día con partidos de eliminación directa, en el Mundial de Argentina 1978 los mejores ocho pasaban a fase de grupos para llegar a la final. En el grupo 1, Holanda desarrolló un fantástico fútbol que le permitió ser líder de sector y avanzar a la gran final, destacando dos juegos; uno de ellos contra Alemania Federal en la reedición de la final de la Copa del Mundo de 1974 con empate a dos, recalcando que, de los 22 futbolistas en el campo, sólo nueve habían participado en la última final. Además, en la última jornada derrotó a Italia dos por uno en un partido en el que ambas naciones buscaban la clasificación y en el que la Naranja Mecánica vino de atrás en la parte complementaria para obtener el triunfo.

Italia se colocó como segundo lugar para disputar el juego por el tercer lugar; mientras que Alemania Federal y Austria quedaron eliminados con dos puntos cada uno.

Foto: Clarín
Foto: Clarín

En el grupo dos se encontraron equipos sudamericanos como Brasil, Argentina y Perú aunado al único europeo, Polonia. Tras una fase de grupos irregular, Brasil jugó al ‘jogo bonito’ y derrotó a Perú tres por cero; por otro lado, Argentina le propinó la primera derrota del mundial a Polonia en la primera ronda. En la segunda fecha los gigantes sudamericanos se enfrentaron, aunque a ambos les ganó la presión del evento y culminaron empatando sin goles, mientras que Polonia derrotó por la mínima a Perú.

En la última fase, Brasil disputó primero su partido y derrotó a Polonia tres por uno, obligando a la selección albiceleste a ganar por cuatro goles de diferencia. Argentina se midió a Perú, en un juego que ha dado mucho de qué hablar en el transcurso de los años, debido a que se especuló sobre un posible amaño en aquel enfrentamiento, el cual Argentina no tuvo ningún problema al golear a la selección inca seis por cero y acceder al partido final.

Argentina vs Holanda

Después de 38 años Argentina llegaba a una final y además la jugaría en casa ante la selección holandesa que era la subcampeona del mundo. Los anfitriones dominaron los primeros 45 minutos y se fueron al frente en el marcador con gol de Mario Kempes, sin embargo, apareció el fútbol majestuoso de Holanda y sobre el final del tiempo regular emparejaron los cartelones a uno con gol de Dick Nanninga, obligando a jugar 30 minutos más.

Brasil obtuvo el tercer lugar al vencer dos por uno a Italia

Argentina volvió a tener el dominio de la pelota y con gol de uno de los mejores jugadores, Mario Kempes, retomó la ventaja dos por uno. En el segundo tiempo extra, Holanda se desfondó en búsqueda del empate y los locales lo aprovecharon para matar el encuentro con el tercer tanto por conducto de Daniel Bertoni.

Foto: El gráfico
Foto: El gráfico

Por primera vez Argentina se proclamaba campeona del mundo; mientras que Holanda perdía su segunda final de forma consecutiva a pesar de desdoblar un buen fútbol y sin la presencia de Johan Cruyff.

VAVEL Logo