Todo para el final
usatoday.com

La igualdad entre ambos equipos fue la tónica durante los 90 minutos, con ambos equipos llevando la iniciativa durante algunas fases del mismo. En la primera parte, los visitantes consiguieron adelantarse en el marcador pero antes de que se llegase al descanso, Aja empate el resultado. En la segunda parte, los locales insistieron para tratar de adelantarse en el marcador, pero fueron los texanos los que de nuevo consiguieron anotar primero. Finalmente los canadienses igualaron el resultado por segunda vez.

Vancouver lo deja para el final

Vertiginoso inicio de partido en el que los dos equipos buscar con insistencia el gol que les permitiese coger distancia. Esta circunstancia llevó al equipo local a dar el primer aviso a los pocos minutos con un centro desde la banda derecha que Davies no pudo rematar con comodidad, mandando el balón por encima del larguero.

Unos minutos después, gracias a su insistencia Blondell tuvo en sus pies una nueva ocasión para haber adelantado al conjunto canadiense, pero no estuvo acertado en la definición. A pesar que el control de la pelota estaba siendo de manera sorprendente, para el conjunto visitante, los Whitecaps fueron los que mejores ocasiones generaron con contraataques.

Con el paso de los minutos, el equipo local recogió el testigo de su rival y se hizo con el control de la pelota, con un juego elaborado en el inicio, pero buscando rápidamente balones a la espalda de la defensa para sorprender. Sin embargo, este cambio en el desarrollo del partido ni hizo sino que se jugase gran parte del mismo en el centro del campo, con continuos cambios en la iniciativa.

A falta de diez minutos para el final de la primera mitad, los texanos consiguieron hacer saltar la sorpresa. En la primera ocasión de peligro real que tuvieron sobre la portería local, consiguieron adelantarse en el marcador. Una rápida transición permitió a Elis habilitar un balón en la frontal del área a Tomás Martínez, que se encontraba libre de marca. El mediapunta argentino controló la pelota y sin oposición, disparó a puerta, mandando el balón lejos del alcance del portero.

En los minutos posteriores, Vancouver Whitecaps buscó responder al gol inicial de los visitantes, logrando su objetivo en una de las últimas acciones. Con un saque de falta que pilló mal colocada a la defensa del Dynamo, Waston colocó un centro al primer palo en donde Ajá definió a la perfección para empatar el resultado.

Hasta el final nada se decide

La segunda mitad tuvo un inicio bastante igualado en el que no se pudo ver muchas ocasiones claras de peligro. El peso del encuentro volvió a estar en el centro del campo con apenas ligeras acciones en la que los disparos se marcharon lejos de la portería.

Aunque con el paso de los minutos y conforme se acercó el encuentro a la hora de partido, Vancuver Whitecaps tuvieron mayor presencia en el ataque, consiguiendo tener varios disparos sobre la portería. El más peligroso de ellos fue una ocasión de Ibini-Isei en la que el balón fue despejado por el guardameta visitante. Este cambio en la dinámica del partido llevó a los locales a introducir a jugadores de refresco en el ataque, buscando declinar el resultado a su favor.

Houston Dynamo no se quedó atrás y también realizó varios cambios en apenas unos minutos, tratando de responder a lo que parecía un dominio incontestable. En el ecuador de los segundos 45 minutos, los texanos fueron poco a poco alejándose de la portería de su rival y viéndose encerrados en campo propio.

A falta de poco más de diez minutos para el final del encuentro, los canadienses tuvieron una clara ocasión para haberse adelantado en el marcador, pero esta se perdió en el limbo. Fue unos minutos después cuando un increíble error de Shea, impidió a su equipo marcar el segundo gol. Libre de marca en el área pequeña y con el portero batido, no acertó en la definición, permitiendo que los defensores llegasen para despejar el balón.

En los últimos minutos del tiempo reglamentario, los canadienses tuvieron las mejores ocasiones para haberse adelantado en el luminoso, pero fue su rival el que consiguió un gol que parecía definitivo. En una recuperación en el centro del campo, Houston consiguió crear una contra con la que Manotas mandó el balón al fondo de la red, tras aprovecharse de un rebote.

En el tiempo de descuento, cuando todo hacía parecer que los visitantes se llevarían la victoria, una acción a balón parado cambió el resultado. En una segunda jugada, Waston apareció en el segundo palo libre de marca para anotar el definitivo gol que daba el empate.

VAVEL Logo