Wolverhampton jugará la Uhren Cup

Recientemente ascendidos a la Premier League, los 'Wolves' disputarán la Uhren Cup en su edición de 2018. Compartirán la competencia con BSC Young Boys, FC Basel y Feyenoord.

Wolverhampton jugará la Uhren Cup
Wolverhampton disputará la Uhren Cup | Foto: Wolverhampton

La Uhren Cup es un torneo amistoso que se realiza anualmente, durante la pretemporada de los equipos europeos. Es una de las competencias anuales más antiguas de Europa, con cuatro equipos de todo el continente que juegan dos partidos en Bern y Biel.

Su primera edición fue en 1962, con FC Grenchen, Belgium Cercle Brugge K.S.V, Calcio Como y FC Biel-Bienne como protagonistas. A lo largo de los años, participaron equipos como Liverpool, Celtic, Borussia Dortmund y Benfica. El campeón de la última edición, la de 2017, fue el Stoke City, tras vencer a Neuchâtel Xamax y BSC Young Boys, en una competencia que también tenía al S.L. Benfica.

En 2018, serán los recientemente ascendidos a Premier League, Wolverhampton Wanderers, quienes disputen el torneo en representación de Inglaterra, compitiendo con los campeones de Suiza, BSC Young Boys, el trece veces campeón de la Uhrencup, FC Basel, y el Feyenoord.

Aún no se sabe específicamente el cronograma de los partidos, pero sí ha trascendido que los ‘Wolves’ se enfrentarán al FC Basel y al BSC Young Boys, lo cual tendría lugar entre el 10 y el 14 de julio.

Por supuesto, el FC Basel es el campeón histórico de esta competencia, con 13 títulos, seguido por BSC Young Boys y FC Grenchen, ambos con 7. Ipswich Town, en 1963, y Stoke City el año pasado, son los únicos campeones ingleses de este torneo, que claramente tiene preponderancia de ganadores suizos.

Los ‘Wolves’ lograron arribar a la Premier League con 99 puntos y una excelente temporada en el Championship, que les permitió ascender de manera directa, con 30 victorias, nueve empates y solamente siete derrotas. 82 goles a favor demuestran el gran poderío ofensivo que ha tenido Wolverhampton Wanderers durante la campaña, algo que tendrá que ratificar en la máxima categoría, para ver si puede permanecer allí.