Kamara se cuela en la fiesta de aniversario

El delantero nórdico anotó el gol de la victoria en el único disparo bajo los tres palos del conjunto angelino. Durante prácticamente la totalidad del partido ninguno de los dos equipos pareció querer tomar la iniciativa, hasta que los californianos decantaron el resultado.

Kamara se cuela en la fiesta de aniversario
news-of-the-day.com
Montreal Impact
0 1
Los Angeles Galaxy
Montreal Impact: Bush; Petrasso, Donadel, Raitala, Duvall (Jackson-Hamel, min. 64); Piette, Silva (Vargas, min. 75), Krolicki, Taïder, Edwardsa; Piatti.
Los Angeles Galaxy: Bingham; Klimenta, Ciani, Skjlevic, Romney; Kitchen, Lletget (Pontius, min. 64); Alessandrini (Boateng, min. 64), J.Dos Santos, Kamara (Hillard-Arce, min. 90+1); Ibrahimovic.
MARCADOR: 0-1, min. 75, Kamara.
ÁRBITRO: Ismail Elfath (USA): Amonestó a Lletget (min. 22), Kitchen (min. 37), Petrasso (min. 41), Donadel (min. 68), Raitala (min. 71), Bingham (min. 87). Expulsó a Ibrahimovic (min. 41).
INCIDENCIAS: Duodécima Semana de la Major League Soccer 2018. Este encuentro se disputó en el Stade Sputo (Montreal, ON). 20.801 espectadores.

Victoria sorprendente entre dos equipos que desde el inicio del partido pareció que ninguno de ellos quería lograr los tres puntos. En la primera mitad, no se vio ninguna intención por parte de cualquiera de los dos equipos por lograr anotar, siendo lo más reseñable la roja directa que vio Ibrahimovic por una agresión a un rival. En la segunda parte, los canadienses trataron de aprovechar la superioridad numérica, pero fueron los californianos los que finalmente consiguieron anotar el gol de la victoria.

Miedo a ganar

Buen inicio por parte de ambos equipos, sobre todo en la faceta ofensiva. Durante los primeros minutos se vio a dos equipos muy inseguros en defensa, pero con una gran actividad en el ataque que les permitió llegar con peligro en este tiempo. La acción más clara fue una jugada individual de Piatti en la que sentó a dos defensas pero su disparo fue despejado por el guardameta.

A pesar que Los Angeles Galaxy pareciesen mostrar mayor insistencia en el ataque y tratar de generar peligro con el control de la pelota, fue su rival el que estaba consiguiendo que sus llegadas fuesen las que más riesgo llevaron sobre la meta rival. Cada balón que recuperaban, el Impact salía en velocidad, aunque la carencia de profundidad en sus acciones, hizo que estas finalizasen en las inmediaciones del área.

El partido entró en el ecuador de la primera parte sin que ninguno de los equipos pareciese querer adelantarse en el marcador. A pesar que los californianos mantuvieron el control de la pelota, sus acciones carecían de profundidad, facilitando el trabajo defensivo de un equipo local muy tranquilo.

Sin embargo, el jugar como local y enfrentarse a un equipo que había perdido en los últimos cuatro partidos no hizo que Montreal Impact se volcase en el ataque para buscar la victoria. Sólo se dedicó a mantenerse bien posicionados en defensa y no dejar que su equipo le generase peligro.

En los últimos minutos de la primera mitad una acción cambiaría el resto del partido. Petrasso pisó a Ibrahimovic sin aparente acritud, a lo que el delantero sueco respondió con un golpe en el cuello. El colegiado, tras revisarlo con el VAR, mandó a los vestuarios al jugador del Galaxy antes de tiempo.

Un disparo…un gol

Desde el comienzo de la segunda parte, Montreal Impact comenzó aparecer un poco más en el ataque, aprovechando la superioridad numérica. Aunque sin mucha fe, tuvo varias acciones cercanas a la portería, aunque sólo hubo un solo disparo de peligro. Silva cogió un rechace en el interior del área y de volea obligó al guardameta visitante a rechazar el balón.

Esta  falta de insistencia sobre la portería, por parte del equipo candiense, permitió a su rival poder salir con el balón controlado de su propio campo y llegar a las inmediaciones del área. Sin embargo, el partido pareció entrar en una dinámica en la que parecía que ninguno de los equipos quisiese llevarse la victoria.

En el ecuador de la segunda parte, ambos entrenadores decidieron realizar una serie de cambios con los que declinar el partido a su favor. Los angelinos, a pesar de tener un jugador menos, sorprendieron con dos cambios ofensivos que cambiaron la cara del equipo. Su rival también dio entrada a jugadores de ataque, tratando  de aprovechar su superioridad.

Con el encuentro acercándose a los minutos finales, los canadienses lograron por fin superar a su rival y anotar un gol gracias a Jackson-Hamel. Sin embargo, el colegiado anuló la acción por un fuera de juego del Homegrown Player al recibir el balón de Piatti.

En la siguiente jugada serían los californianos los que no desaprovecharían su ocasión e hicieron saltar la sorpresa en tierras norteñas. Ola Kamara consiguió deshacerse de la débil presión de la defensa rival y ante la salida del guardameta, superando a este y anotando un gol que sería importantísimo.

A partir de este momento, Montreal Impact buscó hacer en diez minutos lo que no hizo en los 80 anteriores. Intensificó sus acciones de ataque y buscó con insistencia la portería rival. Pero la falta de recursos en donde sólo Piatti pareció demostrar algo diferente, no fue suficiente para poder sacar un resultado positivo en su vigesimoquinto aniversario.

Esto hizo que los californianos se encontrasen con una victoria en el único acercamiento que tuvieron sobre la portería, después de haberse quedado con un jugador menos por expulsión de Ibrahimovic.