¿Qué fue de Hachim Mastour?
Mastour durante una de sus etapas en el Milan. / Foto: zimbio.com

Unos vídeos con sus mejores jugadas (los famosos highlights) en la plataforma de Youtube saltaron a la fama. Virguerías o freestyle. Como quieran llamarlo. Hachim Mastour estuvo en boca de todo el amante del balompié. Era casi imposible no deleitarse con él. Y, por ende, comenzaron las clásicas comparaciones con auténticas leyendas del fútbol. Sin embargo, desde entonces, nunca llegó a pasar tan siquiera de los nueve partidos en una sola campaña.

Real Madrid, Barcelona, Manchester United... los gigantes europeos llamaban a la puerta para firmarle y evitar perder una de las grandes promesas. Finalmente, fue el Milan quien logró ficharle procedente de la Reggina por cerca de 600.000 euros. E inmediatamente empezaron a casi entregarle las llaves de un Milan que caía en picado a cada temporada que pasaba. Un Mastour que siempre ha destacado por su agilidad y exquisita técnica con el balón, desempeñándose en la parcela ofensiva, ya sea como trequartista o extremo (por ambas bandas).

Neymar y Mastour durante un acto publicitario hace cuatro años. / Foto: Gettyimages
Neymar y Mastour durante un acto publicitario hace cuatro años. / Foto: Gettyimages

Un ascenso meteórico

Todo esto ocurrió seis años atrás. Es decir, cuando el joven marroquí, aunque de origen en el Reggio Emilia, comenzó a brillar en el fenómeno de Internet mientras crecía en las inferiores de la Reggina. Inmensos y numerosos eran los titulares que comenzaron a llenar páginas de periódicos, afirmando estar ante el nuevo rey rossonero después de que el Milan se hiciese con sus servicios. Incluso temporadas más tarde fue convocado con el primer equipo, sin llegar a estrenarse de forma oficial (sí en amistosos). Hasta el famoso agente de jugadores Mino Raiola pasó a convertirse en su representante. Más y más responsabilidades que se iban a terminar comiendo a Mastour. No obstante, hoy, con 19 años, el jugador más joven en debutar con Marruecos busca, por fin, cumplir su gran objetivo, el de disfrutar como futbolista profesional.

Tras ese bombo que se le dio, el cuadro lombardo le buscó una cesión con la que curtirse. El destino elegido fue el Málaga de forma sorpresiva. Pero con el cuadro boquerón, el mediapunta (también extremo) tan solo llegó a jugar cinco minutos, intercalando el banquillo con la grada durante toda la temporada. Al siguiente curso, el PEC Zwolle neerlandés sería su nuevo hogar. Allí gozó de más oportunidades, aunque solamente llegó a los 15 partidos, su récord hasta ahora

Volver a empezar

Desde este mismo año, Mastour volvió al Milan para enrolarse otra vez en las filas de la Primavera y triunfar de una vez por todas con los rossoneri. Una campaña en la que ha llegado a jugar dos duelos, uno en el campeonato doméstico y otro en la Coppa Primavera. Pero todo se volvió a torcer cuando a inicios de este mes de mayo, Gennaro Gattuso abroncó a la joven perla marroquí por su mayor implicación en las redes sociales que sobre el terreno de juego. Cabe destacar que le conoció antes de reemplazar a Vincenzo Montella, ya que él era el técnico del filial. A pesar de ello, destacó "estar en el buen camino", asegurando que "ha mejorado en los últimos meses".

Mastour durante un amistoso contra el Real Madrid. / Foto: Gettyimages
Mastour durante un amistoso contra el Real Madrid. / Foto: Gettyimages

Por tanto, hay esperanza en que de la mano del Rino, un ejemplo de disciplina y autodidacta, enderece su rumbo. El calabrés tendrá un ojo pendiente de él, ya que como leyenda del club será más fácil el hecho de apostar por la cantera. Véase el caso de Cutrone, al cual ya le han llegado a apodar como Baby Inzaghi. De ese modo, no está todo perdido para Mastour. Con tan solo 19 años ya ha aprendido lo que es el mundo del fútbol. Ha sabido lo que es estar arriba, y caer hacia abajo, al ostracismo, de un momento a otro. Una experiencia que unida a la enseñanza de Gattuso puede ser un cóctel perfecto para el éxito. Pero, eso sí, esta vez con cautela. Poco a poco, porque Roma no se construyó en un día. Teniendo en cuenta que acaba contrato este mismo curso, habrá que ver que decisión toman en el Milan.

VAVEL Logo