Análisis táctico de Brasil 2018: la Canarinha, alegría en su juego

En cada cita mundialista que se celebra cada cuatro años, el nombre de Brasil siempre aparece como una de las candidatas a alzarse con el título. Este año no iba a ser menos, pues tras realizar una gran fase de clasificación en el grupo sudamericano, la selección comandada por Tite se presenta en Rusia como una de las mejores selecciones. Una combinación de talento, juventud y experiencia han construido un equipo que es capaz de todo. Además, el seleccionador cuenta con unas ideas muy claras y un estilo de juego definido que le hace ser temible. 

Brasil es la selección con más Copas del Mundo en la historia, con cinco campeonatos

En el siguiente artículo analizaremos los aspectos tácticos así como el sistema de juego de la selección con más Mundiales en la historia. La Canarinha acumula cinco campeonatos desde que en 2002 lograra su quinto trofeo. 16 años más tarde, en Rusia y en menos de dos semanas para arrancar, pelearán por su sexta corona. 

Análisis táctico Brasil 

Tras unos años de crisis de identidad en los cuales era difícil relacionar a Brasil con un patrón de juego claro, el combinado brasileño vuelve a dominar el fútbol sudamericano con un juego que además de sólido y moderno en defensa, da espectáculo en ataque. Indudablemente, mucha parte de culpa tiene su entrenador Tite, gran artífice del radical cambio que ha experimentado la canarinha. En el camino hacia al Mundial, no sólo ha ganado el grupo de clasificación sudamericano, si no que ha aplastado a sus rivales. 

Tite dando órdenes en uno de los entrenamientos preparatorios para el Mundial / Fuente: Getty Images
Tite dando órdenes en uno de los entrenamientos preparatorios para el Mundial / Fuente: Getty Images

Tite aceptó el cargo de seleccionador de Brasil en junio de 2016 tras entrenar al Corinthians brasileño

Con 41 puntos de 54 posibles, la selección brasileña ha promediado más de dos goles por encuentro y no ha llegado a promediar ni un gol en contra por partido. Y es que así es como juegan los de Tite, con alegría en ataque y con una gran solidez y contundencia en defensa. Sólo hace falta ver los partidos de clasificación que los enfrentó a Argentina (3-0) y Uruguay (1-4), demostrando una superioridad que tendrán que hacerla ver también en el Mundial de cara a lograr algo importante. 

En un año que se tomó como sabático, Tite hizo prácticas con Guardiola en el Bayern de Múnich y con Ancelotti en el Real Madrid

Brasil se caracteriza por un juego vistoso y alegre, intentando a lo largo de todos los encuentros mantener el control de los mismos el mayor tiempo posible. En todas sus líneas, las ideas están claras, lo cual hace que a la hora de verlos se vislumbre un patrón de juego identificable. Inspirado en Ancelotti y Klopp el tiempo que estuvo de "prácticas" con ellos, construyó un sistema de 4-1-4-1 basado en el trabajo colectivo, que pide intensidad, organización y espíritu colectivo. 

Comenzando desde atrás, esta selección cuenta con unos guardametas bien dotados con los pies para comenzar la jugada desde atrás. Alisson Becker, portero de la Roma y previsible portero titular en el Mundial, ha demostrado estar a un nivel altísimo y tener un juego de pies muy bueno. Una de las cualidades por la cual destaca también Ederson, portero del Manchester City y el cual ha demostrado con Guardiola gozar de un juego de pies envidiable. 

En defensa, jugadores como Thiago Silva, Miranda o Marquinhos pueden ayudar en esta labor de la salida de balón, además de ser unos experimentados y curtidos centrales. Cuando el equipo defiende, Tite se cierra con un 4-4-2 y con las líneas muy compactas, lo que permite crear vertiginosas salidas a la contra cuando se recupera el balón, aprovechando la velocidad de sus jugadores de ataque. Otro punto fuerte de la canarinha son sus laterales; jugadores como Marcelo, Filipe Luis o Danilo (tras la ausencia de Dani Alves), cuentan con una buena salida de balón también y sobretodo mucha presencia ofensiva. Ese es un punto fuerte de esta selección, la profundidad de sus laterales. 

Thiago Silva ordena durante un partido con Brasil / Fuente: Getty Images
Thiago Silva ordena durante un partido con Brasil / Fuente: Getty Images

La selección de Tite cuenta con un centro del campo y una delantera temible para el resto de equipos. Jugadores como Casemiro, Paulinho, Coutinho, Willian o Fernandinho hacen de este centro del campo uno de los mejores del mundo y, sobre todo, uno de los más equilibrados. Y es que pueden defender de forma tal y como si pusiesen un candado o pueden salir jugando como si de un rondo se tratase. De esta forma se evidencia una gran mezcla de estilos y de formas de jugar que lo convierten en un mediocampo compensado y de muchas garantías

En la delantera se encuentra la exquisitez, la determinación convertida en futbolistas. Por encima de todos se encuentra una de las estrellas mundiales en el panorama internacional, Neymar Jr. Con un jugador de la talla del "10" brasileño, se puede esperar cualquier cosa. Desborde, desparpajo, talento y responsabilidad a la hora de coger galones al servicio de Tite. Todo esto combinado con el olfato goleador y la entrega y lucha de Gabriel Jesús o Roberto Firmino lo convierten en un ataque más que capacitado para ganar un mundial. 

Neymar celebra el tanto conseguido en el amistoso frente a Croacia / Fuente: Getty Images
Neymar celebra el tanto conseguido en el amistoso frente a Croacia / Fuente: Getty Images

A la hora de atacar, Tite apuesta por la presencia de los laterales y extremos generando mucha profundidad, ocasionando muchos dos contra uno frente al lateral rival. Además, dada la cualidad de la mayoría de la plantilla, apuesta por las combinaciones, por las triangulaciones rápidas y pases cortos con el objetivo de llegar con mucha velocidad al área rival. Utilizan mucho la figura del delantero centro, saliendo este a recibir el balón para sacar a los centrales rivales de su posición y generar espacios que aprovechar con la velocidad y los desmarques de sus extremos. Así, la velocidad en banda de hombres como Neymar, Douglas Costa o Willian y las llegadas en segunda línea de Paulinho (especialista en esta faceta), Coutinho o Renato Augusto son armas muy utilizadas por el técnico brasileño

En el anterior Mundial, Brasil cayó eliminada en semifinales por un doloroso 1-7 frente a Alemania. En esta ocasión, tratarán de resarcirse y hacer un mejor papel todavía

Se trata de un equipo maduro, intenso, organizado y con las ideas muy claras de lo que tienen que hacer en cada momento, sea la situación de partido que sea. Mediante este cambio de actitud y de mentalidad se han situado como una de las favoritas para alzarse con la próxima Copa del Mundo. Tite ha confeccionado una plantilla en la que hay puestas muchas esperanzas y ha engranado todos los ejes para hacerla jugar de una manera alegre, vistosa y que garantiza resultados, como ha demostrado paseándose en la clasificación para el Mundial en el grupo sudamericano. 

En el pasado evento mundialista cayeron eliminados en semifinales tras encajar una dolorosa goleada por uno a siete frente a Alemania. Brasil jugaba en casa y partía como una de las favoritas, pero esa eliminación en general y, más en concreto, ese resultado, provocaron mucho revuelo en el país. Finalmente, cayeron en la pelea por el tercer y cuarto puesto frente a Holanda y acabaron el Mundial en cuarta posición frente a su público. En esta ocasión, mediante ese patrón de juego que los identifica, tratarán de alzarse con su sexta corona mundialista. 

VAVEL Logo