Joven promesa de Inglaterra 2018: Marcus Rashford, el "Third Lion" del siglo XXI
Rashford representa la definición de atacante contemporáneo. Fuente: England.

La selección inglesa ha contado a lo largo de la historia con un gran número de futbolistas de alta gama en el panorama mundial, siendo una de las fábricas de talentos más reputada del deporte rey.

En la última década, dos delanteros han asumido el cargo de líderes de los Three Lions en los torneos de selecciones: Wayne Rooney, el máximo goleador histórico de los Pross, y Harry Kane, al que aún le quedan cosas que aportar y goles por marcar con el equipo nacional.

Con el actual delantero del Tottenham como sucesor del ex-jugador de los Red Devils como referencia ofensiva del conjunto inglés, se presenta la duda mirando a los jóvenes acerca de quién asumirá los galones del equipo nacional cuando Hurricane pierda fuelle.

Se viene una estrella

Los aficionados británicos tienen motivos para estar esperanzados de cara al futuro, puesto que desde hace dos años, en el conjunto que viste de rojo en la ciudad de Manchester, viene gestándose un proyecto de estrella del fútbol mundial, que asegura noches de goles, espectáculo y victorias para los Hooligans ingleses.

Rashford será una pieza recurrente para Southgate en el Mundial. Fuente: England.
Rashford será una pieza recurrente para Southgate en el Mundial. Fuente: England.

Se trata, nada más y nada menos que de Marcus Rashford, el espigado delantero del Manchester United, quien viene rompiendo desde que debutara con un doblete frente al Midtjylland, todos los records de precocidad a nivel de clubes y de selección.

Se convirtió en el jugador más joven de Inglaterra en marcar un gol el día de su debut, con tan solo 18 años y 208 días para, desde entonces, abonarse a las convocatorias tanto de Hodgson, Allardyce y del actual seleccionador Gareth Southgate.

El jugador nacido en Wythensawe, se ha erigido como el potencial estilete de la selección inglesa para la próxima década, no solo por su asombrosa madurez futbolística pese a sus escasos 20 años, si no porque ofrece una amplia gama de recursos técnicos que le convierten en el delantero perfecto del siglo XXI.

Análisis de su juego

Marcus Rashford es un jugador atípico, acostumbrado a jugar en punto de ataque como nueve, pero obligado a desplazarse en su club a banda izquierda por el monopolio impuesto por Lukaku en la posición de "9".

Donde más puede hacer daño a las defensas, sería donde ha demostrado explotar unas dotes fuera de lo común, en la punta de ataque, ya que dispone de una definición en el mano a mano inusual para un chico de su corta edad.

Su endiablada velocidad es actualmente su mejor arma, empleada en su rol de extremo izquierdo para medirse a los defensas en carreras largas donde acostumbra a sacar ventaja de su gran zancada.

El Mundial es el escaparate perfecto para los jóvenes. Fuente: England.
El Mundial es el escaparate perfecto para los jóvenes. Fuente: England.

Su potencia en la aceleración es el recurso que mejor explota para realizar su fútbol, destacando la verticalidad que le imprime al juego del equipo, buscando constantemente avanzar hacia la portería rival.

Buena prueba de ello es que ha sido nombrado segundo jugador con el registro más alto de la Champions esta temporada, llegando a alcanzar los 33,5 km por hora.

Cuando Rashford cae al costado izquierdo, acostumbra a ser un puñal para el Manchester United o la selección, tratándose de un jugador que encara al rival constantemente, buscando obtener ventaja en el uno contra uno gracias a su habilidad con el balón y facilidad para el dribbling.

En cuanto a la amenaza que supone en el puesto de delantero centro, destacan sus desmarques al hueco en los que se beneficia de la mencionada velocidad e intensidad que imprime al juego del equipo en el que se encuentra, poniendo en serios aprietos a defensas centrales que acostumbran a ser más lentos.

En la selección inglesa ha jugado en la banda mayoritariamente, debido a que Harry Kane ha acaparado la punta de ataque.

Respecto a los detalles a mejorar de este futbolista, cabría mencionar que, pese a su nada desdeñable estatura, está dotado de un físico que le hace vulnerable al contacto, de modo que podría sufrir en caso de tener que lidiar con rocosos centrales en un futuro.

Rashford buscará aportar frescura a los esquemas ingleses. Fuente: England.
Rashford buscará aportar frescura a los esquemas ingleses. Fuente: England.

Las carencias en las transiciones defensivas debido a su inexperiencia o la aparente frialdad en ocasiones que se le achaca al killer británico, podrían ser otros aspectos a mejorar de cara a su ascenso a la cima del fútbol europeo.

De cara a la selección

Tal y como se menciona anteriormente, el delantero cuenta con reconocimientos que avalan a un jugador que se lleva siguiendo desde categorías inferiores de Inglaterra, donde ha llegado a jugar con los Sub 16, Sub 18, Sub 20 y Sub 21, previamente a dar el salto a la absoluta.

Mimado por la afición inglesa, sorprendió su inclusión en la Eurocopa de Francia en 2016, cuando el seleccionador Roy Hodgson decidió apostar por su desequilibrio para ir construyendo a la que está destinada a ser la figura principal de la Inglaterra del futuro.

Actualmente acumula 18 internacionalidades, en las que ha sido utilizado 11 de ellas saliendo desde el banquillo debido en parte a que, en su club, no goza de las oportunidades suficientes como para ser considerado una referencia si no que es empleado como un agitador de partidos.

Hay aficionados que piden su titularidad desde ya mismo, para que vaya asumiendo galones dentro del césped y demostrando que es capaz de echarse el equipo a las espaldas, debido a que calidad le sobra y respaldo de la hinchada aún más.

Inglaterra está en buenas manos. Fuente: Getty Images.
Inglaterra está en buenas manos. Fuente: Getty Images.

Las comparaciones son odiosas, pero es inevitable que los incondicionales del combinado nacional de mayor edad, sientan nostalgia recordando al que fuera su ídolo, Bobby Charlton, por la similitud en cuanto a posicionamiento en el campo entre el jugador analizado y el que fuera uno de los jugadores que ganase el Mundial en el 1966, siendo la única Copa del Mundo hasta la fecha para Inglaterra.

Evidentemente, la distancia entre ambos futbolistas es abismal actualmente, pero la polivalencia para jugar en banda o en punta, la calidad para asociarse y, por supuesto, la rapidez, son algunos de los sellos de identidad que comparten los dos internacionales.

¿Qué puede aportar en Rusia 2018?

Viendo los esquemas propuestos por Southgate, no sorprendería que Rashford fuera el revulsivo, el "as en la manga" del entrenador para revolucionar los encuentros atascados, debido a que Sterling, Lingard y Kane parten con ventaja para formar el tridente de ataque.

Junto con Vardy, será el elegido para desajustar al contrario, aprovecharse del cansancio del rival cuando entre en segundas partes, encargándose de encontrar los huecos de los defensores y los desajustes atrás con el transcurso del encuentro.

El míster inglés contará con la presión de un país que cuenta con que, su diamante en bruto, tenga relevancia y adquiera experiencia en grandes torneos para asegurar el futuro venidero de los Pross.

Wayne Rooney, Harry Kane... ¿y Marcus Rashford?, el tiempo decidirá si el pupilo de Mourinho se consagra como el tercer león de la década, el capitán que guíe a la manada británica a la obtención de un título internacional que se les resiste desde que ganaran la Eurocopa en 1996.

El futuro de Inglaterra está en buenas manos, una selección acostumbrada a disfrutar de grandes delanteros que han hecho historia.

El joven Rashford debe actuar y comenzar a fraguar su camino, teniendo dos modelos a escoger: ser un delantero que sea leyenda (Kevin Keegan, Alan Shearer, Gary Lineker, Bobby Charlton, Michael Owen, Wayne Rooney o Harry Kane), o caer en el olvido como eterna promesa al que le vino grande la responsabilidad del ataque inglés (Hemile Heskey, Gabriel Agbonlahor, Robbie Fowler).

VAVEL Logo