Estrella de Corea del Sur 2018: Heung-Min Son, el nombre que infunde temor en el Grupo F
Heung-Min Son comandará a la selección de Corea del Sur en el Mundial | Foto: Twitter (@SpursOfficial)

La selección de fútbol de Corea del Sur confía en hacer una buena participación en la Copa del Mundo de 2018. El seleccionado asiático es un recurrente participante de la competición mundialista, la última ausencia de Corea del Sur en una Copa del Mundo fue en España 1982.

Si bien, Corea del Sur suele ser un constante participante de la cita mundialista, también es habitual verlos quedar eliminados en primera ronda. En 2002 fungió como anfitrión y realizó su participación más destacada logrando un cuarto lugar de la mano del estratega holandés Guus Hiddink, con una gran camada de jugadores como Young-Pyo Lee o Ji-Sung Park y en medio de controversias arbitrales. Luego de ello solamente avanzó de ronda en 2010, cayendo eliminados en 8vos de final ante la selección uruguaya.

Heung-Min Son quiere revertir la realidad de los surcoreanos, a pesar de quedar en un grupo bastante complicado. El extremo del Tottenham viene de hacer una magnífica temporada con los Spurs aportando 18 goles y 11 asistencias al conjunto que dirige Pochettino.

En UEFA Champions League, Heung-Min Son logró anotar cuatro goles alineando como titular en cinco ocasiones. Un rendimiento envidiable posee el extremo del Tottenham que puede considerarse hoy como un futbolista de alto nivel.

Heung-Min Son tiene 25 años, es un jugador muy hábil y rápido, creador de peligro constante en el área rival. Su técnica es impresionante y además es muy eficaz a la hora de convertir goles. Opacado por la figura que representa Harry Kane en los Spurs, el extremo surcoreano ha hecho una temporada sobresaliente para que su nombre ande en boca del mundo del fútbol

Buscando evadir el servicio militar

En Corea del Sur es obligatorio para los hombres prestar el servicio militar a la nación, ello consta de 21 meses. Heung-Min Son no cumple esa condición y de no hacerlo enfrentaría una pena de dos años de prisión. El extremo surcoreano está en su mejor momento y de irse a prestar el servicio militar estaría inactivo del fútbol durante dos años, sin contar el tiempo que le tomaría retomar el nivel de competición.

En 2002, el gobierno surcoreano hizo una excepción al plantel de aquella selección que logró el cuarto lugar en el Mundial. Ello sienta un precedente positivo para Heung-Min Son que buscará a toda costa realizar una buena participación en la Copa del Mundo para evadir el servicio militar y poder continuar su carrera como futbolista.

 

VAVEL Logo